Ciudad Real: Se cantó el "cara al sol" ante el feretroa de don Josçe María Lozano     
 
 Informaciones.    31/01/1977.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

CIUDAD REAL: SE CANTO EL «CARA AL SOL» ANTE EL FÉRETRO DE DON JOSÉ MARÍA

LOZANO

CIUDAD REAL, 31 (Resumen de CIFRA). —Varice millares de personas asistieron el sábado por la

tarde al sepelio de los restos mortales de don José María Lozano Sainz, guardia civil asesinado el viernes

en uno de loe dos atentados perpetrados en Madrid por grupos terroristas.

El difunto, aunque nacido en Almería, había pasado 2a niñea y la juventud en Ciudad Real, donde

residían BUS padres, hasta su ingreso en la Benemérita.

ES sepelio constituyó una impresionante manifestacion de pesar, a la que se sumaron representaciones de

algunos pueblos próximos que quisieron testimoniar así su adhesión a las fuerzas del orden y su repulsa e

estos asesinatos.

La parroquia de San Juan de Avila, donde había de tener lugar el funeral, se hallaba abarrotada desde Jas

cinco de la tarde. Igualmente, en las calles adyacentes esperaban la llegada del cadáver gran unmero de

personas, asi como guardias civiles y policías armados francos de .servicio, que acudieron e testimoniar

su último homenaje al compañero caído en cumplimiento de su deber.

Momentos después de las cinco y media de la tarde llegaron a las inmediaciones del templo el director

general de la Guardia Civil, teniente general don Antonio I b á ñez Freiré; el subdirector general del

Cuerpo, general don Salvador Bujanda, y otras personalidades, que fueron recibidas por el gobernador -

civil, don Eduardo Ameijide.

Sobre las seis menos veinte llegó el furgón con ios restos mortales de don José María Lozano Saina, al

que seguía un «jeep» cargado de coronas de flores, y en aos vehículos, los familiares de la víctima. El

féretro iba envuelto en la bandera nacional y sobre ella se habían colocado las postumas condecoraciones

que le ¡han sido otorgadas al guardia civil. Ofició el funeral el párroco de San Juan de Avila, Que

pronunció una emocionada homilía.

Terminada la misa se rezó un responso, siendo sacado el féretro de; templo a hombros de guardias civiles

y policías armados y siendo colocado nuevamente en el coche fúnebre para su traslado al cementerio

municipal. En ese momento los familiares y autoridades recibieron el testimonio de pésame de la

muchedumbre que había llenado la iglesia y se hallaba concentrada en los alrededores, por no poder tener

acceso al templo.

Llegada la gomitiva al cementerio, una gran muchedumbre esperaba también en el sagrado lugar la

llegada del cadáver y, a¡ ser bajado del furgón, fue entonado el «Cara al Sol, brazo en alto, por la gran

mayoría del público, escuchándose numerosos gritos de «Arriba España», «Vivan las fuerzas del orden»,

«Viva la Guardia Civil».

•Tras rezarse un responso en las puertas del cementerio, el féretro fue llevado hasta el panteón familiar,

donde reposan los restos de la madre del guardia civil asesinado.

INFORMACIONES

 

< Volver