Bien hecho, general     
 
 Diario 16.    31/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Bien hecho, general

La enérgica actitud del general Gutiérrez-Mellado para implantar el orden y la disciplina que trató de

quebrantar el sábado un grupo de histéricos o de provocadores, se merece el aplauso del país. Desde hace

ya muchos años, los tristes funerales por los funcionarios de orden público caidos en el cumplimiento de

su deber estaban siendo aprovechados por grupos minoritarios para convertirlos en indignas ceremonias

de ataque a las autoridades y al Gobierno. Dada la solemnidad del momento, los jefes no sabían

reaccionar ante la histeria desatada, pero el general Gutiérrez Mellado no se arredró e) sábado pasado,

sino que se opuso enérgicamente al bullanguero quebrantamiento del respeto a Ja autoridad y del respeto

a los muertos.

Empieza a ser intolerable la utilización de símbolos y canciones patrióticas para desencadenar

movimientos de histeria cuando compañeros y autoridades despiden tristemente a sus muertos. No es

tolerable que algunos traten de potenciar sus propias guerras con la sangre ajena. Los funcionarios de

orden público abatidos la semana pasada en Madrid no murieron para defender a unos españoles contra

otros españoles. Murieron para defender a todos los españoles frente a una andanada del terror que quiere

destrozar al país. Son muertos que a todos pertenecen, y ningún grupito de es altados puede alzarse con su

muerte para atacar con ella a las autoridades del pais.

Si para algo tiene que servir este martirio a que las fuerzas del terror nos tienen sometidos es para que

abandonemos las guerras de cábilas y reconozcamos serenamente que todos pertenecemos al mismo país

y que el terror va contra todos a le vez.

 

< Volver