incoherencias en el último mensaje. 
 Nuevas dudas sobre la identidad del G.R.A.P.O.     
 
 Informaciones.    31/01/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

INCOHERENCIAS EN EL ULTIMO MENSAJE

Nuevas dudas sobre la identidad del G.R.A.P.O.

MADRID, 31 (INFORMACIONES,,

UN análisis, siquiera, somero, del mensaje enviado el sábado a este por el G.R.A.P.O., en el que éste se

atributa tos asesinatos de guardias cometidos la víspera, revela una serie de incoherencias que indican,

como poco, que la persona que lo redactó no mantuvo ningún contacto con los asesinos después de

cometidos ¡os atentados. Esta sorprendente conclusión vuelve a colocar en-tela de duda la identidad del

G.R.A.P.O. y también su verdadera relación con los sucesos de la semana pasada

La nota, escrita, según pa-rece, por la misma persona que redactó las anteriores del G.R.A.P.O. —aunque

hay que recordar que una de aquéllas fue rechazada, por falsa, por «1 propio G.R.A.P.O:—, comienza con

estas aseveraciones: «Por una de nuestras unidades han sido abatidos cinco miembros de los cuerpos

represivos, llegándose en uno de ios combates a una lucha cuerpo a cuerpo en la que perdieron la vida tres

guardias civiles, resultando «tros tres gravemente heridos y un ´jeep" destruido.»

Que los periódicos del viernes por la tarde se equivoca ron al hablar de tres guardias civiles muertos y

otros tres heridos debido a la confusión de los primeros partes oficiales, es comprensible- No es menos el

que los que dicen ser los autores del atentado no sepan que eran cuatro los guardias a los que atacaron y

no seis. También lo es que después de un ataque-relámpago estén en medida de afirmar cuántos de los

seis murieron y cuántos sobrevivieron. 1? también lo e« que se confunda un «dos caballos» con un

«jeep». Finalmente, no parece que se produjera ninguna lucha «cuerpo a cuerpo». Todo ello refuerza la

impresión de que al autor dei mensaje remitido a INFORMACIONES cayó en la trampa de ¿as primeras

informaciones erróneas en la Prensa. y que no obtuvo sus datos, como parecía lógico, de «una de nuestras

unidades», sino de los periódicos. O los autores dea mensaje perdieron todo contacto con los asesinos

después de los atentadas, lo que demuestra un grado de organización muy bajo, en contraste con el alto

nivel de preparación demostrado en toda esta cadena de secuestros y asesinatos, o ese contacte nunca ha

existido.

Otro dato curioso; un mensaje que comienza con las palabras «En el curso de las operaciones llevadas a

cabo en la mañana de hoy, 28 de enero» no fuera entregado a este periódico hasta ei día siguiente 29. Un

mensaje similar fue leído e; día 28 por Ja noche en la emisora separatista canaria de Argel. Existen varias

diferencias entre ambos textos —en Argel se habló de «nuestros coman-dos» y aquí de «nuestras

unidades», por ejemplo— que permitirían alimentar la teoría de que el texto de Madrid se basa en el

difundido a las once de la noche del viernes desde Argel, pero con algunas correcciones. O bien el retraso

en su entrega a es-ce periódico podría provocar otra interrogante: ¿Está el autor del mensaje remitido´a

INFORMACIONES dentro o fuera de Madrid?

 

< Volver