Frente al silencio de la mayoría, intentos de politización     
 
 Diario 16.    31/01/1977.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Frente al silencio de la mayoría, intentos de politización

MADRID. 31 D16 y agencias).—En medio (de un solemne. profundo y sobrecogecior silencio fie celebró

ayer en Fregcnal de la Sierra, de donde era natural, el entierro del policía armado José María Martines

Morales, asesinado el viernes 28, e» Madrid.

El sábado 29 se había procedido ya ai entirrro del guardia civil José María Lo-zano, en Ciudad Real, en

una ceremonia en la que se mezclaron el canto del "Cara al sol"´, con vítores a la Guardia Civil, y gritos

de ¿muera el comunismo", y al del policía armado Fernando Sáuchez Hernández, en Salamanca,

asesinados ambos el mismo día que su compañero.

Sobre el silencio con que funerales y ¿sepelio transcurrieron ea Salamanca, sobre los intentas de

miembros de Fuerza Nueva´ llegados de Valladolid. Palencia y Burgos, por politizar oí acto, el encuentro

entre el padre del abogado comunista Serafín Holgado, asesinado el lunes 24, en el acontado de la calle

Atocha, y tambien salmantino, y el padre del policía armado, impresionó profundamente a !os asistentes a

los actos fúnebres.

El padre y el hermano del abogado laborista entregaron al padre de) policía una corona de flores. "Ni

usted ni yo somos culpables —dijo el primero—, pero los dos acabamos de perder un hijo por las balas

asesinas. Tal vea algunos digan que su hijo estaba en un bando y el mío en otro. Yo no pienso así. Usted y

yo hemos sido victimaa, tal vez, de los mismos francotiradores."

En numerosas capitales españolas se celebrarou el pasado fin de semana funerales por Jos estudiantes,

abogados, trabajadores y policías, victimas de los recientes sucesos ocurridos en Madrid.

EJI el celebrado en la basílica barcelonesa de Santa María del Mar, Que fue organizado por la Comisión

de Defensa del Colegio de Abogados y al que asistieron unas 2.500 personas pertenecientes a distintos

partidos politicos, un nutrido grupo de militantes de éstos establecieron un efectivo servicio de orden,

que, como medida áe precaución, procedió a registrar a cuantos asistieron al acto.

 

< Volver