Autor: Moneo, Jesús. 
 Con emoción desbordada y en silencio. 
 Entierro de los agentes del orden asesinados     
 
 Pueblo.    31/01/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ENTIERRO DE LOS AGENTES DEL ORDEN ASESINADOS

SALAMANCA. (De nuestra Redacción, por Jesús MONEO.)—Nuevamente en nuestra ciudad volvió la

tensión, el dolor y el silencio, el sábado, con el traslado de los restos mortales y el entierro del policía

armado asesinado el pasado viernes. A las cinco y media de la tarde llegó a Salamanca el féretro que

contenía los restos del policía Fernando Sánchez Hernández.

Desde las cuatro de la tarde habían ido llegando a la sede de la Policía Armada, pues en principio se

pensaba instalar la capilla ardiente en dicho recinto. La nota emotiva estuvo a cargo de la familia del

abogado laboralista Serafín Holgado, enterrado en esta misma ciudad apenas veinticuatro horas antes,

victima también del atentado terrorista, que acudió al cuartel de la Policía Armada para expresar su

condolencia a los familiares y entregarles un ramo de claveles rojos. El sentimiento de solidaridad de

estas dos familias salmantinas fue muy comentado.

El ataúd fue trasladado a hombros de componentes de la Policía Armada, Guardia Civil y Policía

Municipal hasta la iglesia de los padres dominicos, donde veinticuatro sacerdotes concelebraron el

funeral, presididos por Luis Santiago Sánchez, capellán del Regimiento de Caballería número 1, que

pronunció la homilía en la que se refirió al ataque contra la paz perpetrado en ´las personas de los policías

asesinados. Hizo un llamamiento a la calma, «necesaria ahora más que nunca», y a la unidad de los

ciudadanos: «Que no se olviden los españoles de que la convivencia es necesaria a todos.» Finalizó

pidiendo que «la sangre de Fernando sea la última derramada bajo la dialéctica de las pistolas».

Finalizado el funeral, el féretro fue conducido a hombros hasta la puerta de la iglesia, donde fue

introducido en un furgón, entre una fuerte y cerrada ovación de los miles de salmantinos que habían

acudido al acto y que permanecieron inmóviles, a pesar de la fuerte lluvia que cala.

En Salamanca, la familia del abogado laboralista, Serafín Holgado, acudió al cuartel de la Policía Armada

para expresar su condolencia

 

< Volver