Autor: Portillo, Joaquín. 
   La Comunidad Económica Europea se propone reducir las aguas de pesca a España     
 
 Ya.    05/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La Comunidad Económica Europea se propone reducir las aguas de pesca a España

LJI próxima extensión a 200 orillas de Jas aguas jurisdiccionales de ios «nueve» puede plantear a la ilota pesquera española gravísimos problemas • Los intereses de los países comunitarios están encontrados con los de España, por no pertenecer al Mercado Comun, tanto en los mares del Norte como en el Mediterráneo • La Comisión Europea propone a los «nueve» la apertura Inmediata de negociaciones con Madrid para establecer plazos y modalidades de una retirada de los barcos españoles que faenan en dichas aguas de países miembros de la CEE

4. (Por télex, de nuestro corresponsal, Joaquín Portillo.)

Todos los problemas que desde hace años viene causando •> los pesqueros españoles la extensión unilateral de las aguas Jurisdiccionales por parte de Marruecos po-drfan quedar reducidos a nada comparados con lo» que v» a plantear a nuestra flota la próxima extensión a 200 millas de las aguas Jurisdiccionales de los "nueve" de las Comunidades Europeas.

En una comunicación que acaba de transmitir al Consejo d« Ministros de la OEE. la Comisión Europea propone a los "nueve" la apertura inmediata de negociaciones con España para establecer plazos y modalidades de una retirada de los barcos españoles, que deberán abandonar las aguas jurisdiccionales de los "nueve" en el Atlántico Norte. Alemania, Bélgica, Francia, Inglaterra, Holanda y Dinamarca ampliarían eug aguas a 200 millas en 1 de enero próximo. En el Mediterráneo, la extensión, afectaría a Francia • Italia.

ACUERDO »E VECINDAD CON ESPAÑA

He aquí el texto Integro de la propuesta comunitaria: "La Comunidad no tiene interés sustancial de pesca en la zona de este pata : (España) y el desequilibrio de las actividades recíprocas es, particularmente, acentuado. Los Intereses de los pescadores de la Comunidad están esencialmente concentrados en las zonas fronterizas, donde «1 ejercido de la pesca costera, reglamentado por acuerdos de vecindad, constituye un elemento importante de la ac-jHvidad económica local.

En estas condicione»—dice la Comisión Europea—, 1» Comunidad podra proyectar la conclusión de un acuerdo de reciprocidad de un alcance forzosamente limitado por la naturaleza, de los intereses específicos de loa pescadores de la Comunidad, que volverla a tomar las características de un acuerdo de vecindad. Semejante acuerdo tendría un carácter permanente, pero serla sometido a un reexamen periódico. Por otra parte—

Igualmente una solución negocia* da 7 de carácter transitorio que asegurase la retirada, progresiva de la flotilla de pesca concernida fuera de la zona comunitaria.

LA EXTENSIÓN A DOSCIENTAS BOLLAS

Sobre esta base—concluye «I do-eumento—, la Comunidad deberá poder prestarse a la negociación de un arreglo sobre la pesca con este país." En la introducción « estas propuestas, que el Consejo d» Ministros de loa "nueve" ha de aprobar, la Comisión Europea dice que desd« que sea efectiva la extensión de las aguas de pesca a 200 millas marinas, "los países terceros no podrán ser autorizados a pescar en el interior de esta zona, salvo después de haber entrado en negociación con la Comunidad para concluir un arreglo".

En la misma "comunicación", la comisión Ortoll pide a loa "nueve" autorización y mandato para abrir, por las mismas razones, negociaciones con Estados Unidos, Canadá, tlnlón Soviética, Polonia, República Democrática Alemana, islas Feroe, Noruega, Islandia, Sueoia y Finlandia.

 

< Volver