Seguridad ante el naufragio  :   
 Balsas neumáticas con el 220 por 100 de seguridad. 
 La Actualidad Española.     Página: 20-21. Páginas: 2. Párrafos: 14. 

SEGURIDAD ANTE EL

Quince años son los suficientes para contrastar la calidad en el mercado mundial de elementos tan vitales para la navegación como son las balsas de salvamento.

Por ello hemos ido a la zaga de la industria nacional más representativa del sector, trasladándonos a los astilleros neumáticos que las fabrican en Barcelona, a fin de constatar de manera directa los avances logrados hasta el momento en el campo del salvamento del hombre en la mar.

Hemos podido observar, a lo largo de nuestra visita, todo el proceso de fabricación de las balsas para salvamento de náufragos y comprobado con toda satisfacción el alto grado tecnológico alcanzado, con tecnología propia amparada por diversas patentes de alcance internacional, emancipándose así de toda servidumbre extranjera.

220 por 100 de seguridad

Observamos que todos los componentes que integran la balsa de salvamento son meticulosamente comprobados con distintas pruebas, que vienen a representar un 220 por 100 de seguridad respecto a su cota normal de utilización. Por ejemplo, las pruebas a que son sometidas las balsas amables de capacidad para 21 personas excede de una carga de cuatro toneladas métricas, y esta misma balsa, con su equipo completo de supervivencia y debidamente situada dentro de su container, ha sido lanzada a la mar desde una altura de 18 metros sin que haya sufrido desperfecto alguno para poder pasar las exigentes pruebas de homologación y funcionar perfectamente acto seguido.

El personal dedicado a su fabricación está altamente cualificado y el equipo de investigación no ceja en buscar sistemas y procedimientos que aumenten los coeficientes de seguridad.

La mayor estanqueidad

Las balsas están fabricadas con. telas de nylon recubiertas en sus dos caras de neopreno (caucho sintético resistente a la acción de los hidrocarburos, intemperie, etc.), y los flotadores con ellas confeccionados, por un sistema patentado de cosido, impregnados de látex, formando una doble cámara con la que se logra un incremento notable de garantía de estanqueidad.

El fondo de las balsas está construido a base de dos planos de tela de gran resistencia, igualmente de nylon y neopreno, y entre ambos, unos elementos de espuma de poliuretano de célula cerrada, cubriendo toda su superficie, lo cual confiere un perfecto aislamiento al frió del mar, así como una flotabilidad propia a la balsa, aun totalmente deshinchada.

Desprendimiento automático

Nos fue mostrado y explicado el dispositivo de desprendimiento

NAUFRAGIO

Balsas neumáticas con el 220 por 100 de seguridad.

hidrostático. Se trata de un dispositivo cuya misión es liberar la cincha de acero inoxidable que sujeta el container de la balsa al soporte del mismo, en el caso de una emergencia en que el personal de a bordo no haya podido lanzar la misma a la mar y que el buque se hunda. Al llegar a una profundidad de 1,5 a 2,5 metros, la presión del agua actúa sobre el dispositivo que libera la cincha que indicamos ´y por flotabilidad propia inicia su ascensión. Como sea que la driza de disparo de la botella de C02 debe ir siempre sujeta a un lugar fijo del buque, al encontrar resistencia actúa sobre el disparo, insuflándose la balsa automáticamente, y, previa rotura de la driza, por propio esfuerzo en su movimiento ascensional aflora a la superficie, apta para su utilización. Son muchas las ocasiones, según nos informan, que gracias al mismo se han salvado numerosas personas de una muerte cierta.

Los containers en donde van acondicionadas las balsas son de poliester reforzado con fibra de vidrio, resistentes a los impactos normales y a la intemperie.

Intervenciones.—Desde su salida a la luz, las balsas Duarry han sido utilizadas en 269 siniestros de buques nacionales (datos homologados por las Comandancias de Marina hasta finales del pasado año 1974) con particular eficacia. De las, aproximadamente, 3.000 personas que las han utilizado, buena parte de ellas habrían representado un tributo humano que se habría cobrado la mar, con un sinfín de familias mutiladas.

Proyección al exterior.—En un afán constante de abrir nuevos mercados y dar a conocer la alta calidad del producto, son muchos los buques que, con variados pabellones (como los de Méjico, Chile, Perú, Colombia, Argentina, Cuba, Brasil, Grecia, Turquía, Arabia Saudita, Persia, Singapur, Unión Sudafricana, Egipto, Túnez, Portugal, etcétera), cruzan todos los mares con nuestras balsas españolas.

Responsabilidad

Al llevar a cabo la realización de este reportaje, en aguas sudafricanas, saharianas y terranovenses, nos percatamos que no todos los buques cumplen de una manera total con todos los requisitos que la seguridad en la mar impone.

No se cumple, en algunos casos, con el simple requisito que da la firma fabricante de las balsas, de accionar y engrasar, de vez en cuando, los dispositivos de desprendimiento hidrostático de las balsas o de que éstas permanezcan en condiciones de ser lanzadas inmediatamente al agua, sin redes ni pertrechos que las cubran.

Nosotros, al visitar los Astilleros Neumáticos Duarry, pudimos comprobar cómo el índice de seguridad en el funcionamiento y distribución de las balsas era del 100 por 100. Pero contando con que, posteriormente, en los buques se cumplan las más mínimas exigencias de atención que el más alto grado de responsabilidad requiere.

 

< Volver