Los sucesos que dieron ligar a la interpelación     
 
 El País.    08/11/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Los sucesos que dieron lugar a la interpelación

El día 8 de julio pasado, Germán Rodríguez, hijo de un conocido médico analista de Pamplona, fallecía a

consecuencia de una herida de bala en la cabeza producida durante los enfrentamientos que conmovieron

a la capital navarra y que comenzaron al finalizar la corrida de toros.

Los hechos se iniciaron una vez concluida la lidia, cuando un grupo de mozos desplegó en el centro de la

plaza una pancarta verde en la que se pedía amnistía total y libertad de los presos. La aparición de la

misma produjo reacciones contrapuestas entre el público, y mientras unos gritaban Etxera y Presoak

Kalera, otros prorrumpieron en gritos de San Fermín, San Fermín,

Un grupo de personas dio gritos condenatorios contra los mozos. Estos, en número de un centenar,

subieron al tendido y protagonizaron un enfrentamiento violento con las personas de ideología contraria.

En ese momento hizo su aparición, inesperadamente y por la puerta de salida de las peñas, la Policía

Armada, que desde el mismo momento en que pisó la arena empezó a disparar indiscriminadamente botes

de humo y pelotas de goma. La plaza se convirtió en una batalla campal, con lanzamiento de botellas y

todo tipo de objetos contundentes contra la Policía Armada, y las escenas de histerismo y el

apelotonamiento en las puertas de salida fueron importantes y peligrosos. Los enfrentamientos entre

manifestantes y fuerzas del orden continuaron durante toda la noche.

Tres días después, el i 1 de julio, cayó muerto José Ignacio Barandiarán en los enfrentamientos entre

manifestantes y fuerzas del orden público, en San Sebastián. En torno a este suceso dieron versiones

diferentes el Gobierno Civil y la Consejería del Interior del Consejo General Vasco.

Dos días más tarde, el 13 de julio, fuerzas de la Policía Armada, pertenecientes a una compañía de la

Reserva General con sede en Miranda de Ebro, arrasaron establecimientos públicos y portales de

viviendas en Rentería (Guipúzcoa). Sobre las dos de la tarde, con las calles prácticamente desiertas y la

población atemorizada, piquetes de policías recorrieron a pie las principales calles de la localidad,

destrozando lo que encontraron a su paso. Los objetos sustraídos en varios establecimientos fueron

destrozados más tarde desde vehículos en marcha.

 

< Volver