Los manchegos exigen el reconocimiento de su región (yIII). 
 "Los parlamentarios incluyen también a la provincia de Guadalajara"     
 
 Informaciones.    20/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

LOS MANCHEGOS EXIGEN EL RECONOCIMIENTO DE SU REGIÓN (y III)

«Los parlamentarios incluyen también a la provincia de Guadalajara»

MADRID, 20 (INFORMACIONES).

EL tema de la región manchega constituye también una auténtica preocupación para ios diputados y senadores de las provincias que se sienten aglutinadas por el denominador común de la Mancha, si bien los parlamentarios, en términos generales, se muestran partidarios de incluir en la restón a la provincia de Guadalajara.

Sobre el tema hemos realizado ana rápida encuesta entre loa parlamentarios de Albacete, Cuenca, ciudad Real y Toledo, planteando como cuestiones básicas su opinión sobre el regionalismo manchego, la propuesta de las comisiones provine] al es de potenciar la «regionalizacióna partiendo del establecimiento de la Universidad y, finalmente, la posibilidad de plantear el terna en el Parlamento.

Las respuestas, agrupadas por cada una de las cuatro provincias consultadas, son las que ofrecemos seguidamente:

«HOY NO EXISTE LA MANCHA COMO TAL REGIÓN»

Por Albacete responden don Antonio Peinado, del Partido Socialista Obrero Español, y don José Luis Moreno, de U.C.D. El primero de ellos comienza por afirmar: «Hoy por hoy no existe la Mancha como tal región; existe una comarca manchega rodeada por otras comarcas, como son la Alcarria, Hellin, Almansa, Talavera y otras, y el problema consiste en encentrar razones suficientes para aglutinar todas estas comarcas en una sola región autónoma, tenga el nombre que tenga.»

En cuanto a la base cultural del regionalismo, señala: «En principio, la cultura de la Mancha existe, aunque ha estado enterrada por haber sufrido el centralismo más que ninguna otra región. Hay que volver a sacar esa cultura y renovarla, de acuerdo con nuestro tiempo; pero el auténtico desarrollo del concepto regional, pienso que está mucho más en el concepto socio-económico, y sobre todo en una verdadera descentralización, que reconozca al grado máximo la autonomía municipal.»

En cuanto a la intervención de los parlamentarios para apoyar la constitución de la reglón, el señar Peinado señala que los socialistas representantes de Albacete, Ciudad Real, Toledo, Cuenca y Guadalajara están trabajando en e] tema para llevarlo al Parlamento antes de que se termine la Constitución, y que e] proyecto es sentarse en discusión con otras fuerzan políticas que piensen también en el tema «para buscar un consenso general que pueda hacer viable el proceso de regionalización».

Para el parlamentario ucedista señor Moreno, no hay duda de que la región manchega existe, aunque añade qiie, a su juicio, «la conciencia regional de la Mancha es menos sentida por el pueblo que en otras regiones, porque el centralismo de Madrid la ha ahogado». Sobre la cultura como base del regionalismo, afirma: «No es la única base, pero sí uno de los puntos de partida, y, a mi juicio, muy importante si pensamos a largo plazo.» Y concluye: «Espero que el tema se plantee pronto y por todos los parlamentarios de la región manchega, tanto el de la Universidad como todos aquellos que afectan a la región.»

"HABRÍA QUE HABLAR MAS BIEN DE UNA SUBREGION»

Por la provincia de Toledo responden don Manuel Díaz Marta y Pinilla y don Jerónimo Campanillo, ambos del Partido Socialista Obrero Español. Para el señor Díaz Marta: «Si miramos en el mapa, hay una serie de regiones que se superponen; por ello, más que de región habría que hablar de una subregión, que ha ido creciendo en interés. Ahora, de lo que se trata es de formar una región que comprenda Guadalajara, Cuenca, Albacete, Ciudad Real y Toledo, y habría que sondear también a la propia capital madrileña, aunque esto es más complejo.»

Sobre el concepto regional, su opinión difiere de los anteriores: «Existe, de hecho, una conciencia de región, y la cultura y su desarrollo no se pueden separar del resto, aunque es un factor prioritario que juega un papel muy importante en la conciencia de las personas,»

Pese a ello, el señor Díaz Marta dice: «Yo no hablaré del tema en el Parlamento, pues hay cuestiones más graves, como es la creación de mía verdadera región manchega, que no se llamaría asi, sino región castellano-manchega o federación.»

Este mismo concepto es el que apoya el otro diputado, don Jerónimo Campánula: «Para mi, la región manchega es más una federación de provincias castellano-manchegas. Es cierto que hay una serie de provincias en la zona con ciertas similitudes, pero no deseamos aparecer ante el resto del país como un soporte del poder central, porque éste nos ha perjudicado a nosotros más que al resto de las provincias.»

El señor Campanillo reafirma el sentido cultural: «Cualquier tipo de desarrollo no puede olvidar el aspecto cultural que por sí mismo ayuda a la creación de una verdadera conciencia regional.» En cuanto a la actuación como parlamentario, hace referencia a los trabajos que en el ámbito regional realiza el P.S.O.E. y la intención de mantener reuniones con otras fuerzas políticas.

Por Cuenca contestan, doña Amalia Miranzo Martínez y don Virgilio Zapatero Gómez, ambos diputados del P.S.O.E.

Doña Amalia Miranzo opina: «Nosotros creemos que existe porque está ahí. Existen esas tierras y esas gentes y existe una clara conciencia regional, en todos los sentidos. Estas personas tienen sus costumbres y su forma de hacer.» Sin embargo, don Virgilio Zapatera Gómez discrepa de esta afirmación títcienáo que, cami modo de ver, no existe una región manchega. El querer meter a las cuatro provincias es de por sí difícil, ya que las cuatro sen netamente manchegas, pero hay otras que no lo son. La zona sai de Albacete no se siente, por ejemplo, manchega. Abogamos por una región con nombres y apellidos».

Sobre el concepto regional, el señor Zapatero reafirma el sentido cultural: «Evidentemente, el desarrollo cultural puede ser el motor de la concienciación de las provincias. Pero yo diría que el verdadero y principal motor que nos lleva a pedir una reglón es el de los problemas económicos de la misma «fesertázación, marginación, índices de migración increíbles, expoliación de los recursos naturales, etcétera)», suscribiendo en parecidos términos su respuesta doña Amalia Miranzo. En cuanto a las gestiones que piensan llevar a cabo como parlamentarios, la señora Miranzo responde que «los socialistas no actuamos en pían francotirador. Nos estamos reuniendo para tratar el tema». Mientras que don Virgilio Zapatero aftade: «Vamos a escuchar también a los alcaldes, aunque les quede poco tiempo de mandato.»

Ambos señalan que la Mancha necesita sus propios centros culturales, y en esíe sentido, doña Amalia Miranzo afirma: «Efectivamente, se necesita la Universidad, pero no debe ser sólo una escuela de Derecho y Filosofia, Haría falta una Escuela de Ingenieros y Peritos Agrónomos.» Señalando, por ultimo, que la universidad no se puede crear por decreto, sino contando con los probls-mas socioeconómicos de la región.

Por Ciudad Real responde don Blas Camacho Zancada, diputado de U.C.D., que entiende existe la región, manchega como algo superior a las artificiosas distribuciones provinciales, pero precisa que «la sensación de serenidad, templanza y moderación de los manchegos ha incidido en. que no se haya planteado de una manera rotunda y clara el reconocimiento legal como tal región sin que por ello haya faltado a lo largo de la Historia ese sentimiento indiscutible».

Tras afirmar que el hecho cultural de la Mancha, existe sólidamente instalado y que «lo único que necesitamos es la configuración jurídica de la región para que dentro de la misma puedan promocionarse y potenciarse los valores culturales que le pertenecen», cita como ejemplos que la Mancha tiene 1a mayor plantilla de pintores de calidad y prestigio universal que existe en España y las mejores firmas de la literatura y d« la poesía, añadiendo que posiblemente no tengan parangón en otra región de España. En su respuesta al cuestionario, don Blas Camacho manifiesta también que es precisamente por el concepto universalista de la cultura de ia Mancha por lo que se ha considerado de todos los españoles, sin que se haya reconocido como justamente corresponde el hacer y la firma de la obra creadora de las gentes manchegas.

En relación a su actuación como diputado manchego, el señor Camacho dice: «Estoy planteando el reconocimiento de la Mancha como región, y, por supuesto, ya hemos conseguido los diputados de estas provincias, junto con los de Guadalajara, el unirnos en el propósito de calificar la región castellano-manchega, en orden a obtener el régimen de preautonomía.»

 

< Volver