Autor: García Moreno, Gaspar. 
 La reclama un grupo portugués. 
 Los habitantes de Olivenza proclaman la españolidad de la villa     
 
 Informaciones.    14/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

LA RECLAMA UN GRUPO PORTUGUÉS

Los habitantes de Olivenza proclaman la españolidad de la villa

BADAJOZ, 14 (INFORMACIONES, por Gaspar García Moreno.)

LA postura de «los amigos de Olivenza», de Lisboa, de reivindicar la ciudad fronteriza pacense de Olivenza para Portugal ha levantado diversas polémicas a lo largo de toda la semana pasada. Tanto las autoridades como los sondeos de opinión que se han hecho en los oliventinos es unánime: «Olivenza es española; que los portugueses nos dejen en paz».

«Olivenza no tiene ninguna gana de ser portuguesa, porque nunca lo ha sido en realidad», ha dicho el alcalde oliventlno, don Manuel Felipe Pérez González, en cuantas manifestaciones ha hecho en Prensa y radio. «Los verdaderos problemas que tenemos —ése no nos preocupa—, ha insistido una y otra vez, son el paro, la falta de industrialización de viviendas y la emigración de nuestra gente joven.»

En el pueblo se considera que la petición a Soares, para que la reivindique ante su colega Suárez, en próxima entrevista, es una «canción» más de la que año tras año se produce, a modo de ritual, cuando tradicionalmente se pagan los «pocos reales» simbólicos, tras la última cesión a España, por la conquista, cuando tras recibir ese dinero «los amigos de Olivenza» entregan un escrito reivindicando lo que fuera plaza fronteriza.

Como nota última tenemos que decir que los grupos políticos también se han apresurado a apoyar la idea cíe la españolidad de Olivenza. «Estamos seguros que si se hace un plebiscito popular, el 99 por 100 de los oliventinos —que a la postre serian los que tendrían que decidir— apoyan el que Olivenza sea española.» Además, incluso se descarta la idea de un plebiscito. El simple hecho de plantearlo, por la ancestral «enemistad» que existe entre el badajocense y el portugués, acrecentada en las ciudades fronterizas, se piensa que enojaría a los oliventinos.

En resumen, la petición se ha tomado como una anécdota más de los «amigos de Olivenza en Lisboa».

 

< Volver