Autor: Urbano, Pilar. 
   Socialistas: importante fisura     
 
 ABC.    08/03/1978.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

SOCIALISTAS: IMPORTANTE FISURA

¿Han intentado ustedes levantar la capa eufórica de la unidad socialista? ¡Háganlo! Encontrarán un

extraño «collage» de instantáneas que «no casan»: allá, el viejo profesor inspirando y redactando, él

solito, un manifiesto «conjunto» que destila marxismo revolucionario de la más fina esencia; enfrente, los

«gonzaleros» social-demócratas, que dicen que «así no»; en otro rincón, los reaccionarios «pesepistas»

rechazando el invento de la fusión: «Claro que son pocos, recién llegados, sin peso en la ejecutiva... y si

estorban la unión se les dejará caer» -me confiesa en el despacho de Raúl Morodo un entusiasta del

«casorio» Tierno-Felipe-. Y aún un detalle humano: la mal disimulada vejación que afectan ciertos

«encéfalos» del Partido Socialista Obrero Español: «Si ahora resulta que tiene que venir el P.S.P. a darnos

suministro ideológico ¡estamos listos!» Y eso si, cara a fuera, mascarón de euforia.

TRAS LA CALMA CHICHA

Estos días pasan cosas, quisicosas, pero «lo importante» está aún por pasar. Hay un ritmo de espera

contenida. Como en las horas mansas de la calma chicha. El acontecimiento está a la vuelta de la esquina.

Eso se percibe. Las Cámaras demandan explicaciones al Gobierno. Suárez decide no hablar en el Pleno de

hoy. Fuentes Quintana, entre «desenfrioles» y antigripales prepara su discurso para contar a los senadores,

el jueves, las razones de su portazo.

OREJA: «EXPLICARE CE POR BE»

Marcelino Oreja madruga y se encierra en su despacho de Santa Cruz: «Pienso explicar ce por be, en el

Senado, cómo hemos trabajado haciendo casi de "nueva planta" un tendido de líneas de política exterior,

pero los frutos no se hacen en un día. España no puede, como pretenden algunos, cambiar su política

exterior en 180 grados; pero, oiga, señor mío, que España sigue estando donde estaba geográfica-

histórica-cultural y económicamente...! Ahora bien, aquí, y durante muchos años, se ha jugado a la

defensiva: ¿que nos atacaban en tal periódico británico?, las mejores plumas se afilaban al instante en

defensa de la nación! Pero una política "agresiva", eficaz, con relaciones de peso, con respaldo económico

sólido, con servicios exteriores adecuados... eso no se improvisa de la mañana a la noche.» Hablábamos

ayer, a la hora de comer, atravesando Madrid desde la Universitaria hasta el palacio de Viana. Me

encontré con el ministro en el Centro de Cooperación Iberoamericana. «Venimos -me dijo- de sentar

las bases de trabajo en equipo. Esto va a funcionar bien.» Y como yo quería hablarle, y él no tenía

tiempo... le acompañé en su coche. Por cierto, tampoco usa el Dodge, sino un "1.430" discreto.

CONSUELO DE DIMITIDOS

Los diplomáticos se sienten maltratados. Las guindas del pastel de Legaciones y Embajadas van

recayendo, hoy sí y mañana también, en manos de ilustres políticos «que no son de la carrera». En

cambio, veteranía y méritos en el escalafón le envían a uno,., a Zambia. «El nombramiento de Calvo-

Sotelo como ministro de Europa no nos ha disgustado. ¡Ojalá hubiese muchos Leopoldos representando a

España!» -me comentan en la órbita inmediata al ministro Oreja-; pero Jiménez de Parga, a París;

Oliart, a Washington; Lasnen, embajador para misiones extraordinarias... Eso ya se encajaría peor. Porque

las Embajadas no deben ser consuelo de dimitidos.-Pilar URBANO.

 

< Volver