Castilla y León. 
 Incidentes en una manifestación autonómica en Salamanca  :   
 47 parlamentarios de estas regiones asisten en Valladolid a una asamblea general. 
 Arriba.    01/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

REGIONES

Castilla y León

INCIDENTES EN UNA MANIFESTACIÓN AUTONÓMICA EN SALAMANCA

47 parlamentarios de estas regiones asisten en Valladolid a una asamblea general

SALAMANCA. (Europa Press.)—Entre 3.000 y 4.000 personas se concentraron, el domingo, en una manifestación con la que terminaba los actos pro autonomía de Castilla y León, que han venido celebrándose en Salamanca, organizados por el PSOE, PSP, PCE, PTE, ORT e Instituto Regional Castellano Leonés.

A la una de la tarde partió de la plaza Mayor la manifestación, encabezada por el diputado del PSOE por Salamanca, José Luis González, y el senador independiente Ángel Zamanillo, y por los representantes de los partidos promotores. Durante su recorrido por las calles de la ciudad, los manifestantes, que portaban numerosas pancartas y banderas regionalistas, coreaban gritos a favor de la autonomía, tales como «Castilla y León por su liberación», «Castilla entera, se siente comunera» y otros contra la instalación de centrales nucleares en la región.

Hacia la 1.45 llegó la manifestación delante del Gobierno Civil, en donde se leyó, por parte del señor Zamanillo, un manifiesto conjunto en pro de le autonomía castellano-leonesa, que difícilmente fue escuchado por el grueso de. la manifestación, que continuaba con sus gritos y ondear de banderas y pancartas. Gran parte de los manifestantes exigió entonces a coro la colocación del pendón morado de Castilla en uno de los balcones del edificio del Gobierno Civil, A este fin algunos de los promotores de la manifestación se acercaron a la entrada del edificio para solicitar el acceso al mismo, siéndoles denegado en tanlo no se retirasen tres banderas republicanas, una de ellas con las siglas del FRAP, existentes en la manifestación.

Incidentes

Entretanto, uno de los manifestantes logró encaramarse por l-a parte exterior del edificio al balcón principal del Gobierno con un pendón morado que intentó izar en el mástil, siendo introducido al interior por un funcionario del Gobierno. El hecho provocó tensiones. Un grupo de manifestantes se abalanzó sobre la puerta de entrada del Gobierno Civil, protegida por números de la Guardia Civil, que ante la avalancha, que los servicios del orden de los partidos políticos organizadores no lograron contener resultando heridos algunos de ellos, se vieron obligados a cerrar las puertas. Se produjo entonces un momento de confusión anunciándose por los altavoces, por los promotores, que el detenido había sido puesto en libertad y quedaba desconvonada la manifestación.

Los reunidos junto a la puerta del Gobierno Civil continuaron, no obstante, con sus exigencias de entrar en el edificio, bordeando la puerta de acceso y ocasionando desperfectos en alguna farola existente en los soportales. Al romperse la puerta del Gobierno Civil hizo acto de presencia la Guardia Civil portando sus armas, lo que motivó que se dispersara el grupo que permanecía en las inmediaciones, grupo que censuró la actitud de algunos partidos organizadores concretamente del PCE— y reiterando su petición de libertad para el detenido, que seguía en el interior del Gobierno Civil. Poco a poco comenzó a disolverse la manifestación, aunque el grupo en cuestión continuaba en el centro de la gran Vía obstaculizando el tráfico, hasta la llegada de fuerzas de la Policía Armada, que restablecieron el mismo sin que se produjesen incidentes.

 

< Volver