Autor: García de Andrés, Paulino. 
   Una Castilla para todos los castellanos     
 
 Informaciones.    27/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

UNA CASTILLA PARA TODOS lOS CASULLAHOS

Es triste que nuestros parlamentarios vayan a ser los descendientes directos del ahora tristemente famoso Javier de Burgos.

Parece ser que Castilla y León —y yo ni lo afirmo ni ´lo niego— tienen los mistóos problemas económicos. Y estos señares, aunque dicen que el pueblo sera quien tenga la última palabra, van a trazar una región nueva o, mejor dicho, novata, al no tener en cuenta otros problemas que a la larga y para el hecho de tener conciencia de nacionalidad son más profundos e importantes, como son los factores históricos, social y cultural, dejando de esta manera las tierras de la hoy Guadalajara, la Serranía de Cuenca y la provincia de la hoy Madrid fuera de su castellanismo, y no digo nuevo ni vieo. núes castellanismo sólo hay uno.

Afirman que no incluven a estas tres últimas tierras en la región castellana porque entonces se haría una macrorregion Seoores, habrá que hacer una región castellana en Ja que quepan, todos los que se sientan castellanos, y ésta será en definitiva la primera y última razón para ser castellana, Y asi si ños sale una gran región, mejor, ¿no es verdad? Por otra´ parte, si fuera una macrorregión incluyendo a estas tierras, podríamos los astíllanos prescindir de León, y asi tendríamos una reglón totalmente castellana, sin perjuicio de unirnos a León y caminar juntos por el difícil camino de nuestro tiempo.

Pienso que es grave trazar unas lineas de región ahora, aunque, como diren, sean provisionales, porque han empezado tantas cosas como provisionales... y es tan difícil luego borrar la tinta preautonómica...

¿Quién asegura a los casUilanos de Guadalajara, a los de la Serranía de Cuenca, a los castellanos de Madrid capital y a los de la provincia de Madrid que después de incluirles en otra región diferente a castilla van a poder libremente acceder a formar parte de la nacionalidad castellana? ¿Los parlamentarios? El hombre de la calle no suele creer en los políticos.

Creo que las nacionalidades deben empwar más seriamente: Debemos ver, prirrero, quiénes somos, y luego decidir núesr-o futuro. Castellanos —e incluyo, por suruestr», a Santander y Logroño—, leoneses y manchegos deben manifestarse en su totalidad por si mismos y no por sus parlamentarios, que en este tema no se pronunciaron en las últimas elecciones. Debemos saber quiénes somos, es decir, cuál es la herencia del pasado, cual es nuestro presente, y así podremos luego m manifestar nuestra identidad con conocimiento de causa. Una vee que nuestros parlamentarios conozcan —en cuanto a castellanía se refiere— el sentir de cada uno de los que les votaron, que se pongan a trabajar sobre autonomía. Les será mucho más fácil y darían en la diana.

De otra forma, nos van a haoer una región, país o nacionalidad en la que «ni están todos los que son, ni son todos los que están».

Paulino GARCÍA DE ANDRÉS Comunidad Castellana en Madrid

 

< Volver