Autor: Urbano, Pilar. 
   Osorio-Arias, a mandoblazos     
 
 ABC.    27/12/1978.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 12. 

B! Hilo directoQ

OSORIO-ARIAS, A MANDOBLAZOS

ENCUENTRO casual y lluvioso en la Plaza de Colón. Osorio iba al teatro a ver «Angelina o el honor de

un brigadier». Yo regresaba cid periódico. En talleres, y aún por componer, su «sabia» nota de réplica a

Rafael Avias Saleado; quien, en plenos efluvios de «¡hosanna in excelsis!» y «¡paz a los hombres de

buena voluntad!», le había sacudido un mandoblazo verbal recriminándole la «piratería política» de

abordar a senadores y diputados de la U. C. D. para engrosar su flamante partido. Así que comentamos la

cuestión... bajo paraguas:

—¡Mujer!, me da pena que estos jóvenes políticos estén mejor preparados para la «inquisición» que para

la convivencia. Y hundiéndome en el túnel del tiempo, me causa gran sorpresa constatar el parecido entre

ese tipo de notas condenatorias y aquellas otras, «oficiosas», que circulaban por España en los años

cuarenta y cincuenta...

Después, con flema irónica, añadió:

—A mis cincuenta y cinco años, que me llamen «pirata»..,, hasta me da alegria. Pasaré estas fiestas

leyendo a Sandokán.

—¿Tú crees que Suárez «respaldó» esa dura nota de su «número dos»?

—Suárez puede haberla conocido oficiosamente y desconocido oficialmente. Yo tengo confianza en que

Adolfo no la «respalda». Por dos indicios: él sabe bien que no ful «ministro de la U. C. D.», y tampoco

hubiese aconsejado ninguna referencia al pasado, qne. en cualquier caso, si yo quisiera sacar cosas a

relucir, le afectaría más a él que a mí.

• CUANDO OSORIO «BARBOTEA»...

Lo que está claro es que en ese estrecho einturon de intimidad que rodea al presidente (estoy señalando al

señor Abril y al señor Arias Salgado), cada vez que Alfonso Osorio inicia un «barboteo» político se

produce una irritación casi tan insoportable como el llamado «herpes zoster». Y el caso es que Osorio

«sólo pretende captar esa derecha que Suárez desatiende». Con candor pasmoso lo dice él. Con

ingenuidad pasmada lo escribo yo.

• AREILZA QUISO SABER...

Almorcé en Aravaea, en la exquisita mesa del conde de Motrico, Le noté vivamente Interesado en tres

puntos palpitantes: el calendario político y los plazos para la liza electoral. La hipótesis de una dimisión

de buarez, interregno para compactar su partido y esparcir la semilla de U. C. D. por Tillas, aldeas y

ciudades... «¿Hay algo de verosimil en ese rumor de "Fontán for President"... con un Gobierno de

gestión?», preguntaba una y otra vez don José María.

Su tercera curiosidad era más descarada: (¿Que se dice, en las cumbres políticas, sobre una posible

mecánica de alianzas pre o poselectorales entre U. C. D. y nuestra Confederación Democrática

Progresista?» Sus invitados hubiésemos preferido escanciar la copa del conde con licor de buenos

augurios, y no con jarras de agua fría, pero... «Desengáñese, señor Areilza; antes de las elecciones, Suárez

no mirará a la derecha. Si acaso, y si ustedes ganan veinticinco o treinta escaños y las Izquierdas se alían

en la próxima legislatura podrían hacer consensos de pasillo con la U. C. D.»

Don José María insinuaba entonces «ciertos contactos, tanteos y puentes aproxímativos entre

personalidades del Gobierno y del partido de Suárez y nosotros.,.». En la sobremesa, un «desliz» que

quizá sea noticia: el «alcaldable» de Madrid, por la tripartita de Fraga-Areilza-Osorio, podría ser

Fernando Suárez, ex ministro de Trabajo.—Pilar URBANO.

 

< Volver