Autor: Gómez, María José. 
   Salamanca: El ayuntamiento cambia el color de la bandera de morado a carmesí     
 
 Informaciones.    18/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Salamanca: El Ayuntamiento cambia el color de la bandera de morado a carmesí

MADRID, 18 (INFORMACIONES, por María José Gómez).

Desde hace unos días la bandera morada de la ciudad de Salamanca ha sido sustituida por otra carmesí. El Ayuntamiento no lia dado razones del cambio, a no ser que consideremos versión oficial la ofrecida en la Prensa por el archivero municipal.

Don José Luis Martín, tie-cano de la Facultad de Letras de la Universidad de Salamanca, catedrático historiador y uno de los más destacados miembros del Instituto Regional Castellano Leonés, señala sobre el tema: «La respuesta no es fácil. Como historiador tendría que pensar en razones de tipo histórico y aceptar las que da el archivero salmantino, quien en una obra editada por el Ayuntamiento hace ya tres años demostraba que el color de ¡a ciudad habla sido el rojo hasta el siglo XIX, pero no es menos cierto que durante el siglo pasado y en todo lo que va de éste, la bandera de Salamanca ha sido morada, y tampoco se puede olvidar que en la capilla de Talavera, de nuestra catedral. se conserva el pendón morado que representó a los comuneros salmantinas y a sus dirigentes, los Maldonados. El color depende, pues, de la época histérica en que nos situemos, y tan lícito es remontarse al siglo XVII como al XIX. Y puesto que hablamos de historia, quizá sea interesante para entender el cambio de color, recordar que también es historia lo ocurrido hace unos días...»

Insinuó el profesor que la» razones del cambio no son ¡históricas sino actuales, y añadió: «Para que creyera en el sentido y respeto histórico del Ayuntamiento, el cambio de bandera tendría que ha berse producido hace tres años, ai hacerse públicas las investigaciones del archivero salmantino.»

Ante la posibilidad de que el Ayuntamiento ignorara los trabajos de su archivero y que al oonocerlos se hubiera apresurado a ponerse á bien con la historia, comentó don José Luis Martín: «Lo creería si la fidelidad histórica se hubiera llevado a otros terrenos, por ejemplo, sí se hubieran devuelta a las calles salmantinas sus antiguos nombres, que no sólo están avalados por la historia, sino que agüen vivos entre la población al igual que en otras m u c has ciudades españolas. La pugna morado-rojo no es exclusiva de Salamanca. Él morado es el símbolo de los regionalistas castellanos-leoneses agrupados en torno al Instituto Regional Castellano líeonés, y el rojo es el color elegido por los dirigentes de Alianza Regional de Castilla y León. El color de la bandera que hace tres años no interesaba más que a los eruditos, es importante ahora porque se ha convertido en un símbolo social que diferencia a los reglonalistas de izquierda (morado) y de derecha (rojo o carmesí), Entre las dos opciones, el Ayuntamiento ha elegido. Sus dirigentes sabrán por qué.»

 

< Volver