Autor: ;Cantalapiedra, F.. 
 Villalar de los Comuneros: Diez mil personas, en el día de Castilla y León. 
 Ni un solo incidente  :   
 Mas de cuatrocientos años de centralismo han sido capaces de adormecer la conciencia regional (el alcalde). Cientos de banderas de todas las tendencias y partidos ondearon durante la jornada. 
 Pueblo.    25/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

NI UN SOLO INCIDENTE

VILALLAR DE LOS COMUNEROS:

Diez mil personas, en el Día de Castilla y León "Más de cuatrocientos años de centralismo han sido capaces de adormecer la conciencia regional" (el alcalde)

Cientos de banderas de todas las tendencias y partidos ondearon durante la jornada VILLALAR DE LOS COMUNEROS, 25. (PUEBLO, de nuestros enviados especia/es, Juan MUERTAS y Francisco CANTALAPIEDRA.)

Tras la convocatoria lanzada por Alianza Regional y el Instituto Castellano-Leonés, secundada por todos los partidos políticos y el resto de las regiones españolas, ViliaJar de los Comuneros, lugar donde las tropas comuneras fueron derrotadas hace cuatrocientos cincuenta y seis años por las imperiales, la sido escenario enfervorizado del Primer Día de Castilla y León, que, aunque autorizado a última hora con muchas prohibiciones y demasiadas precauciones, se ha convertido en la primera gran, manifestación de afirmación regionalista permitida en España en los últimos cuarenta años.

Villalar de los Comuneros fue ayer una fiesta auténtica que ha hecho teñirse de rojo carmesí —recuerdo de la sangre vertida por los esforzados castellanos y leoneses tras la sangrienta represión imperial— los llanos y los tesos que la circundan. Hermanados de forma poco común todos los partidos, todas las regiones, todos los hombres, en suma, de bueña voluntad, el acto conmemorativo ha sido un

éxito auténtico que pregona a todos los vientos el ancestral carácter solidario de castellanos y leoneses y de todas las provincias hermanas que forman ía comunidad castellano-leonesa.

Este Primer Día de Castilla y León ha de considerarse, sin romanticismos trasnochados, como la llave que puede abrir el camino de la recuperación de las libertades castellano-leonesas, perdidas hizo

ayer cuatrocientos cincuenta y seis años. Uno de los gritos que más se repitió a lo largo de todo el acto, «Castilla entera se siente comunera», habla bien claramente del espíritu de unión que ayer se manifestó en Villalar de los Comuneros. Este grito, junto al de «Vivan las libertades castellano - leonesas», puede ser el auténtico resumen de lo que fue el Primer Dia de Castilla y León.

AFIRMACION-REGIONAL

La primera parte del acto de afirmación regional comenzó, pasadas las doce de la mañana, con unas palabras de bienvenida pronunciadas por el alcalde de Villalar, quien, visiblemente emociorfado dio la bienvenida a todos y dijo: «Con estos actos se quiere hacer patente a todos los vientos que nt el transcurso de más de cuatrocientos años de medidas centralizadoras en todos los tiempos han sido capaces de adormecer la conciencia regional de aquellas autonomías y libertades silenciadas aquí, en este lugar, el 23 de abril de 1521.»

A continuación intervino el presidente de Alianza Regional, don Alfonso Prieto Prieto, quien inició su discurso hablando de la necesidad de ocuparse del presente y no del pasado. Como el mismo señor Prieto indicó, «sin ninguna concesión a la demagogia», fue desgranando a continuación una serie de conceptos sobre el regionalismo, aclarando que el mismo no lo resolvía todo y que no niega la unidad de España. Finaliza su discurso con las siguientes palabras: «Pero la vocación de la meseta por la unidad no puede servir para que el ooder central instrumentalice esta vocación por la unidad para, apoyándose en ella, perpetuar los desequilibrios y desertizar nuestras tierras, complaciendo las exigencias infustas de otras regiones menos sensibles al valor de la unidad. Todo es relativo, y lo único que lo es menos es el hombre. No tañemos derecha a sacrificar el dolor de nuestros hombres en aras de unos pretendidos valores que, en realidad, no pasan de ser una pura estafa. Castellanos y leoneses, leoneses y castellanos, pues tanto monta y monta tanto León como Castilla, y, en definitiva, como cualquier región de España: luchamos por una Castilla y un León prósperos y libres, hermanados con todas las regiones de España. ¡Viva Castilla y León, vivan todas las regiones españolas y viva España!»

Después intervino don José Luis Martín, recordando el intento llevado a cabo el pasado año, que no fue un fracaso pese a la escasa asistencia —medio millar aproximadamente—, «porque ha permitido celebrar este Primer Día

de Cástilla y Leon con muchos miles de personas y la presencia de todos los partidos políticos». A continuación, el orador se extendió en una consideración del significado de todo el movimiento comunero, destacando claramente cómo había sido un alzamiento popular de cara al poder central, ionde sólo se conjugaban los intereses de la alta nobleza O sea, un auténtico movimiento social desde la base. «Pese a todo —continuó—, cuatrocientos cincuenta y seis años después, nada ha cambiado prácticamente, pues continúa la sangría de Castilla para el favorecimiento de cuatro que nada tienen que Ver con la región castellano-leonesa.»

SUELTA DE PALOMAS

A continuación se hizo una suelta de palomas «como primer acto de la recuperación de las libertades castellano-leonesas» siendo depositada una corona ante el monumento a los héroes comuneros por el poeta José Luis Atvarez.

Terminados estos actos, comenzó una serie encadenada de actuaciones tendentes a exaltar el folklore castellano-leonés, Grupos de baile, conjuntos como La Fanega. Jívaro. Thau Niño Sánchez, Tlaloc y un largo etcétera, pusieron muy alto el pabellon del folklore careliano y leonés.

Fuertes contingentes policiales mantuvieron una estrecha vigilancia durandde todo el dia, sin que en ningun momento fuera necesaria su intervención.

 

< Volver