Autor: García de Frutos, Manuel. 
 Las madres tienen que trasladarse a Tudela para dar a luz. 
 En Tarazona quieren hijos aragoneses     
 
 Pueblo.    07/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Las madres tienen que trasladarse a Tudela para dar a luz

EN TARAZONA (HIEREN HIJOS ARAGONESES ZARAGOZA, 7. ÍPITEBLO, por M. GARCÍA DE FRUTOS.)

Los padres de familia de Tarazona (Zaragoza) quieren que sus hijos sean aragoneses. Esto, que dicho así de escueto puede parecer una perogrullada, responde, sin embargo, a una penosa realidad y al sentir más profundo de una de las localidades mas importantes de esta provincia.

Resulta que Tarazona se encuentra, aproximadamente, a 50 kilómetros de la capital, pero con una carretera angosta que no permite una comunicación rápida: resulta también que Tudela se encuentra mas cerca y mejor comunicada, y que los responsables de la Seguridad Social —sacando conclusiones primarias— pensaron que era más fácil y más cómodo enviar a las futuras madres turiasonenses a Tudela para que diesen a luz, en lugar de enviarlas a Zaragoza.

Pero la lógica falla muchas veces cuando no se conoce o no se tiene en cuenta la idiosincrasia del pueblo. Los habitantes de Tarazona se sienten —porque lo son— profundamente zaragozanos y aragoneses, y no quieren que sus hijos nazcan en tierras navarras, sino en su propia región, por lo que desde hace tiempo vienen entablando una tenaz polémica con la Seguridad Social, sin que hasta el momento hayan conseguido resultados positivos.

Pero quizá, en el fondo, lo que late es una desazón por las deficiencias que la Seguridad Social tiene" en sus redes comarcales, principalmente en lo que a especialidades médicas se refiere. No se trata ya de tener oue recorrer 50 kilómetros para dar a luz; que en sí ya es importante, y a veces genera situaciones delicadas o cuando menos angustiosas para los protagoriistas. sino aue hasta cara sacarse una simple muela los habitantes de Tarazona y de su comarca tienen que linter no menos de un dia completo para trasladarse a las instalaciones de la Seguridad Social en Zaragoza capital, con el conteniente malhumor de los pacientes asegurados y la perdida de tiempo y salarios que por este motivo se genera.

 

< Volver