Autor: R. G.. 
 Elecciones, el 22 de junio. 
 Carrillo, optimista con la financiación de Unidad Comunista     
 
 El País.    28/05/1986.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

EL PAÍS, miércoles 28 de mayo

Carrillo, optimista con la financiación de Unidad Comunista

R. G., Madrid

"Si Izquierda Unida hubiera aceptado nuestra propuesta de unidad comunista sí habríamos podido quitar

al PSOE los votos nuestros que se llevó en 1982", dijo ayer el líder de Unidad Comunista, Santiago

Carrillo, en en un coloquio en el Club Siglo XXI, de Madrid, donde, después de exponer distintos puntos

de su programa electoral, volvió a reiterar su deseo de la unidad de la familia comunista. Carrillo se

mostró optimista con la financiación de Unidad Comunista. Carrillo señaló que "si una condición fuera

que yo desapareciese, aunque no así mi política, yo desaparecería". Sobre las supuestas ayudas del PSOE

a Unidad Comunista en detrimento de la plataforma electoral Izquierda Unida, donde está integrado el

PCE, Carrillo señaló: "El diputado comunista que más ha criticado al PSOE en la última legislatura he

sido yo". Se mostró optimista en relación a las cuestiones financieras de su partido de cara a la campaña

electoral, por las que dijo no estar preocupado, y señaló que esperan conseguir 300 millones de pesetas,

100 del pull que reparte la banca y el resto de otras entidades bancarias. En opinión del líder de la Mesa

para la Unidad de los Comunistas, quien estuvo acompañado en el coloquio por Antonio Rodrigo

Torrijos, candidato número 1 por Sevilla a las autonómicas de Andalucía, el conseguir un grupo

parlamentario de Unidad Comunista en la próxima legislatura crearía condiciones favorables para la

reunificación, reunificación "que puede alejarse por mucho tiempo en el caso contrario".

35 horas semanales

Ante el problema del paro, aspecto sobre el que Unidad Comunista centrará gran parte de su campaña,

Santiago Carrillo afirmó que hay que luchar por el reparto del trabajo real existente. "El gran eslogan será

la petición de las 35 horas semanales". En su opinión, es posible hacer una política contra el paro, ya que

la política del Gobierno socialista no ha sido la adecuada para crear empleo. Carrillo abogó por una

inversión pública mayor y distintas obras de infraestructura como los dos aspectos principales que

crearían una cantidad considerable de puestos de trabajo.

 

< Volver