Tras las primeras nueve horas del pleno de las cortes. 
 Todavía no hay partidos     
 
 ABC.    09/06/1976.  Página: 1,96. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

TRAS LAS PRIMERAS NUEVE HORAS DEL PLENO DE LAS CORTES TODAVÍA NO HAY PARTIDOS

La jornada de ayer se dedicó a la defensa del proyecto de ley de Asociación Política, enmiendas a la totalidad y algunas observaciones

LA SESIÓN FUE ASI

Abrió el debate el ponente don Pío Cabanillas.

Intervinieron a continuación los enmendantes a la totalidad señores Fernández-Cuesta, Gías Jové y Fernández de la Vega.

les replicó por la Ponencia el señor Meilán Gil.

Hicieron uso del derecho de réplica los señores Fernández-Cuesta y Fernández de la Vega.

Segunda contestación del ponente señor Meilán.

Finalizó la sesión de la mañana.

Abrió la sesión de la tarde, dedicada a las observaciones a la generalidad, don Emilio Lamo de Espinosa.

Intervinieron luego doña Ménica Plaza de Prado, don Marcelo Fernández Nieto, doña Pilar Primo de Rivera y don Cruz Martínez Esteruelas.

Les contestó por la Ponencia el señor Sánchez de León.

Intervinieron en turno de réplica los señores Lamo de Espinosa y Fernández Nieto. Les respondió nuevamente el mismo ponente.

Defendieron también sus observaciones generales don Carlos Iglesias Selgas y don Ramiro Cercos.

Este último, con dos de sus frases, motivó un fuerte incidente dialéctico.

Don José Antonio Girón de Velas-co, seguido por un numeroso grupo de procuradores, abandonó el hemiciclo en actitud de desagrado y protesta.

MADRID. (De nuestra Sección Política.) Segundo Pleno de «urgencia» ayer en las Cortes. Mucho más vivo, más animado,, más tenso que e! anterior. El proyecto de ley que regula el derecho de Asociación política —que da carta d9 naturaleza a los partidos poiiíicos para que se entienda mejor— ha encontrado en el hemiciclo, como se esperaba, una fuerte oposición y una resistencia inicialmente amplia. Nada se ha resuelto en la doble sesión de ayer. Las espadas siguen en alto. El debate continuará hoy, acaso durante la mañana y la tarde.

TRES ENMIENDAS A LA TOTALIDAD.

os tres enmendantes a la totalidad, seño-;s Fernández-Cuesta, Gías Jové y Fernán:z de la Vega, defendieron con energía sus «Is, resumidas en estas pocas palabras: ay que devolver el proyecto al Gobierno, arque conculca leyes y Principios Fundatentales. Los tres enmendantes están de :uerdo en que sea eso lo que se ponga a >tación. en su momento. Los tres fueron Interrumpidos con aplausos, en varios pasajes de sus discursos y al finaJ, especialmente. Sobre todo don Raimundo Fernán-dez-Cuesta —que estuvo brillante en sus argumentaciones, seguro y lleno de vigor—• recibió un clamoroso homenaje de amplios sectores del hemiciclo, cuando regresaba a ocupar su escaño. Algunos procuradores se pusieron en pie para aplaudirle. Algunos miembros del Gobierno, le aplaudieron también. El ponente, señor Meilán Gil, le rendiría, asimismo, el testimonio de su admiración «por la coherencia de su trayectoria pública, que culmina, lógicamente —dijo—, en la defensa de su tesis».

TRES PONENTES.—Pero la ley no tuvo sólo oponentes. También contó con defensores eficaces.

Fueron, esíncialmente, los ponentes señores Cabanillas Gallas, Meilán Gil y Sánchez de León. El primero abrió la sesión con una, exposición, minuciosa, sobre las modificaciones Introducidas por la Ponencia en el proyecto de lev del Gobierno, que calificó de paso Importante en la evolución y la reforma. El segundo contestó a los enmendantes a la totalidad, por dos veces, y defendió la constítuclonalldad del proyecto de ley. «que trata de servir

 

< Volver