Autor: Fernández del Campo, José Luis. 
   Veintiuna páginas de un periódico inglés, dedicadas a España     
 
 Ya.    01/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

l-IV-77

VEINTIUNA PAGINAS DE UN PERIÓDICO INGLES, DEDICADAS A ESPAÑA

En su nvmut de Noy/ "The Economist" analiza la situación política y económica española • Sólo en fepaña—afirma—se puede saltar de una dictadura al enigma de una democracia sin salpicarse las vestimentas de sangre • El Rey de España ha impresionado a la mayoría por su sensibilidad » imparcialidad

LONDRES

(Del corresponsal de YA y Logos, Fernández del Campo)

En el número de hoy, "The Economist" analiza la situación política y económica española en 21 páginas, en las que pone dé relieve la gran catapulta que estamos utilizando los españoles para convertir la era franquista en un simple mausoleo y pasar a la democracia a la española sin revolución.

"Hispana es diferente." El cambio no es sólo cuestión de autopistas y partidos políticos innumerables. Las estereotipias morales y religiosas se han desintegrado. La mayor parte de los conceptos institucionales y sociales han salido del congelador donde Franco los colocó para ser ahora volatilizados. La arquitectura y decoración interior del triunfalismo de loa años cincuenta han sido superados por un trabajo de tipo internacional. Se dice que hoy hay menos pobreza en España que hace quince años, pero aún existe demasiada desigualdad social y económica. Tenemos que hacer cara a problema» que jamás ge noa habían presentado antes, pero que existían en Europa, tales como la delincuencia juvenil, el trafico de drogas y el alcoholismo. Pero "Th» Economist" sentencia que, pese a estos males, en España hay menos criminales de todo orden que en. cualquiera de los países industrializados.

Los empleados gubernamentales españoles se sienten más temerosos de la responsabilidad que BUS equivalentes anglo-sajones, y es porque se consideran instrumento» de la autoridad más bien que servidores públicos.

LA IGLESIA, NI ESTÁTICA NI MONOLÍTICA

La -Iglesia no «s ni estática ni monolítica. Algunos grupos católicos discuten hoy sus problemas eclesiásticos. En política—se Inquiere—, la cuestión básica con la que se enfrentan algunos demócratas es ésta: ¿apoyaría usted otra nueva dictadura? La respuesta es un contundente "no",

Sólo en España se puede saltar sobre el foso de una dictadura de cuarenta años de profundidad al enigma de una democracia sin salpicarse las vestimentas de sangre. La conversión de lo rígido a lo flexible y transparente iioy está apoyada por una gran mayoría. Se pregunta si los sindicatos y los sectores socialistas y liberales cooperarán con el Gobierno y trabajarán juntos por el mejoramiento del clima socioeconómico que la mayoría del país considera esencial.

Apoyado por la oposición, incluyendo el Partido Comunista, el ministro de Asuntos Exteriores quiere que el tratado comercial español de 1970 con los originales seis países que integraban el Mercado Común sea extendido a los nueve.Cuando eso se verifique, España podrá pedir con toda confianza su incorporación a la Comunidad Económica Europea.

"The Economist" opina que el Rey de España ha impresionad» a la mayoría por «u sensibilidad e imparcialidad.

 

< Volver