Congreso del Movimiento Europeo en Madrid. 
 La transición española, un ejemplo para Europa     
 
 Diario 16.    27/10/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Diario 16/27-octubre-79

NACIONAL

Congreso del Movimiento Europeo en Madrid

La transición española, un ejemplo para Europa

El Rey Don Juan Carlos recibió ayer al comité ejecutivo del Movimiento Europeo, que celebra ayer y hoy una Conferencia bajo el título de «España en Europa». Todos los oradores resaltaron la necesidad de estrechar los vínculos entre el viejo continente y nuestro país.

Madrid — El presidente del Movimiento Europeo, Georges Berthoin, afirmó ayer, en el acto de inauguración de la Conferencia de este organismo internacional, que «la transición política que se está dando en España constituye un ejemplo para Europa, por conseguir pasar de un régimen dictatorial a otro democrático con orden y dignidad».

Al acto asistieron delegados de toda Europa y personalidades políticas españolas. El comité ejecutivo del Movimiento Europeo fue recibido por el Rey Don Juan Carlos en el palacio de La Zarzuela.

El espíritu de Munich

Entre los asistentes a la Conferencia • figuran Carlos Hugo de Borbón, Marcelino Camacho, Fernando Moran y Joaquín Satrústegui, entre otros, así como miembros del Cuerpo Diplomático acreditados. La reunión será clausurada hoy por el ministro de Asuntos Exteriores español, Marcelino Oreja.

La sesión inaugural estuvo presidida por Fernando Alvarez de Miranda, presidente del Consejo Federal español del Movimiento Europeo. Tras saludar a los representantes de otros pueblos europeos, recordó que fue en el Congreso de La Haya, del que se cumplen ahora treinta años de su celebración, donde se expuso por primera vez la necesidad de la unión de Europa.

En este congreso participaron de forma destacada españoles como Salvador de Madariaga, José Antonio Aguirre e Indalecio Prieto. Fue en este año cuando se creó el Consejo Federal español del Movimiento Europeo, que «tuvo que hacerse en el exilio, por razones obvias», dijo.

Después recordó la reunión de Munich de 1962, en la que por primera vez las «dos iríédias naranjas españolas se aproximaron», en expresión de Salvador de Madariaga. «Allí se superaron recelos de la pasada guerra civil, con el único deseo de alcanzar la democratización de España,»

«En Munich no hubo ni pactos secretos, ni contubernios, sino unidad para pedir la democratización de nuestro país», señaló.

Respecto al momento actual, Alvarez de Miranda dijo que «la raíz común del humanismo es lo que nos une a Europa y ésta será la plataforma para conseguir la unión de los países que componen el continente».

La unidad de Europa

A continuación intervino Georges Berthoin, presidente del Movimiento Europeo, que comenzó diciendo que el Rey de España, durante la recepción de ayer, había rendido homenaje a los que luchan por una Europa unida y por la democracia. «Yo le dije que quería colocar la Conferencia bajo su autoridad y hablamos después de que Europa existe de siempre y vive su unidad desde hace dos mil años.»

Georges Berthoin reconoció que la universalidad de Europa está llamada a jugar un primer papel en el mundo. «Tras las elecciones para el Parlamento Europeo —dijo- y después de la ampliación de la Comunidad Europea, de nueve a doce miembros, esta organización va a representar a 300 millones de habitantes, lo que la convierte en una gran potencia industrial que 116 ofrecerá recelos a otros países.»

«El papel- preponderante que ejerce ahora en Europa la economía sobre las ideologías hace difíciles las negociaciones entre la Comunidad Económica Europea y España, por esta merma de los valores espirituales, pero se llegará a un acuerdo final que solidificará las relaciones entre las dos partes.»

 

< Volver