Opinión de los partidos. 
 Sin reforma, nada puede hacerse     
 
 Diario 16.    17/01/1977.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Lunes 17-enero 77/DIARIO 16

ECONOMlA/11

Opinión de los partidos

Sin reforma, nada puede hacerse

Todos los partidos coinciden. Las diferencias se sitúan en cuanto » la profundidad de la reforma y en cuanto al momento oportuno de su realización. Hay notables diferencias a la hora de contestar a la pregunta: ¿La reforma debe iniciarse desde ya o hay que esperar a que la lleve a cabo un Parlamento democrático?

Entre los que parecen inclinarse por la última posición se encuentra el propio ministro de Hacienda, Eduardo Carriles, con lo que parece claro que la reforma fiscal no será un tema de la fase de reforma política. No es, por tanto, éste, un tema a añadir a la transformación sindical, a la amnistía, a la unidad de Jurisdicciones o a la posible introducción del divorcio.

La reforma fiscal, a pesar de las múltiples declaraciones más o menos ambiguas al respecto, no ha sido considerada hasta el momento como una de las acciones de "humanización del franquismo" y paso previo para todo intento democrático.

No obstante, en medios económicos se lia declarado a, D16 que a la vista de la penuria del sector público para hacer frente a las necesidades inmediatas el Gobierno se vería obligado a tomar medidas que podrían encuadrarse dentro de lo que se ha venido denominando "reforma fiscal".

El tema no por gastado » VVVE´-J "Dí^o deja de tener una vigencia acuciante. D16 ha interrogado a laa personalidades y partidos que tienen algo que decir sobre el tema. Todos han coincidido en que nada puede hacerse sin una reforma tributaria profunda. Entre estas personalidades hay que destacar la de Fuentes Quintana y Fernández Ordóñez, quienes, durante los últimos años, han conseguido sensibilizar a los españoles sobre el tema y han llamado la atención contra posibles trucos y defraudaciones.

Fernández Ordóñez: ¡Eficacia administrativa!

Francisco Fernández Ordóñez, presidente de la Federación Socialdemócrata, preguntado por D16 sobre si la reforma fiscal debe emprenderse ya, di]o: "La reforma del sistema tributario en cuanto a sus opciones políticas no puede hacerse ahora, pero siompre es posible actuar en el campo de la eficacia administrativa, de las mejoras técnicas, de la adaptación a la coyuntura, del esfuerzo fiscal, de la corrección de contradiciones e injusticias."

Fernández Ordófiez mencionó muchos ejemplos prácticos, como la doble imposición, el descontrol de los "holding", etc., pero puso el acento fundamentalmente en la necesidad de fortalecer la Administración central y, muy concretamente, el Ministerio de Hacienda.

Ruiz-Giménez: Primero, reformar el sistema

Joaquín Ruiz- Giménez opina, como presidente de Izquierda Democrática (ID), que no es posible una reforma fiscal de la envergadura que propugna su partido sin una reforma Jurídieo-política global del sistema. ¿Cómo es concebible —afirma—.que si los mandos fundamenta les del Estado hoy están fuertemente condicionados por los sectores más acomodados, los mismos que a su vez controlan la economía nació nal, puedan realizar espontánea o autónomamente esa reforma de amplio alcance?

Izquierda Democrática no se conforma con correcciones técnicas, ni con la lucha contra el fraude, ni con el desplazamiento del centro de gravedad de los impuestos indirectos a los directos. Propugna la reforma de las estructuras de la propiedad agraria, de la propiedad del suelo urbano y la de ciertos servicios públicos.

Cantarero. "No hace falla cambiar t>l capitalismo"

Manuel Canta rero del Castillo, presidente de Re-fonma Social Española (RSE>, no cree necesari» cambiar los esquemas básicos del derecho capitalista. De entre los puntos prograunátiMs más significativos de su partido, destacan los siguientes: Impuesto directo progresivo, d e a g r avadan descendente de los indirectos, en relación con la perentoriedad de los bienes; intensificaciones y desgravaciones. ca rasen a la capitalización o desoapitalización d-e los distintos sectores; así como a los desarrollados o subdesarrollados; a los productores de cultura o a Ice d? consumo frivolo; castigo a 5a especulación y al capital inactivo; gravación drástica de las transmisiones hereditarias: de las plusvalías de! suelo, etcétera.

PraAw Airarte: Legislación fascista

El profesor Prados Arr arte, del Partido Socialdemócrata Español opina que en España la reforma fiscal ha de sea- más profunda que en otras naciones, ya que en nuestro j>ats la legislación en vigor ee hizo con principios ideológicos que podríamos calificar de fascistas.

Prados Arcarte cree que el Ministerio de Hacienda no tiene posibilidades suficientes de inspeación en las empresas .para realizar una efectiva reforma fiscal. "Entonces —añade—, o u a ndo ahora se habla de reforma fiscal, podemos confesar que nos reímos, porque es todo una pura fantasía que no va a ninguna parte."

Pablo Cantó (coonunista): "Diferenciar «] trabajo"

Pablo Cantó tampoco cree que este Gobierno pueda hacer una reíonm» fiscal en profundidad. Todo lo mas: simples retoques.

Cantó, de] Partido Comunista do España, considera que lo fundamental en una verdadera reforma fiscal sería fijar dos objetivos fundamentales: impulsar el desarrollo económico y contribuir a transformar la estructura social.

Sobre e] sisttsna tributario, habría que idear, en su opinión, un impuesto sobre el capital con escalas progresivas: un impuesto progresivo también sobre loa ingresos y las rentas, estableciendo una clara diferencia entre los Ingresos procedentea de] trabajo y los resultantes de la explotación del

trabajo ajeno y posesión de capitales.

Miguel Boyes-: "El sueño de los Justos"

Miguel Boyer, del Partido Socialista O b r ero Español (PSOÉ), llama la atención sobre los numerosos estudios realizados sobre el tema que hoy duermen el sueño de los justos. "Hay que introducir tonipuetos sobre el patrimonio que corrijan los escapes actuales del impuesto ¡sobre la renta y sucesiones. Hay que hacer más progresivo el impuesto sobre sucesiones; abolir el actual sistema sobre el lujo, porque grava, también los consumos que no son de lujo. La elevación de la presión fiscal permitirá forzar el gasto en educación, Seguridad Social y vivienda, que son los problemas más preocupantes del momento."

Joaquín Ruiz - Giménez, Isla democracia

Para Joaquín G a r rigu&s Walker, del Partido Demócrata, la reforma fiscal ao

se podrá llevar a cabo hasta que no se cuente con un Parlamento r e p regenta tivo de las tendencias ideológicas del país.

"La financiación de ía infraestructura física y cultural del país —añade Ga-rriguas— debe llevarse & efecto por la vía de los impuestos directos progresivos y crecientes para las rentas más altas, que son la-s

 

< Volver