Autor: VARELA. 
   Un producto fraudulento antidemocrático     
 
 El Alcázar.    18/11/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

tabotaiM

UN PRODUCTO FRAUDULENTO ANTIDEMOCRÁTICO

Si todo marcha como está previsto, hoy, 18 de noviembre, será un día histórico que habrán de repasar en las escuelas, en los institutos y en la universidad nuestros hijos. A partir de hoy al pueblo español le queda todo por hacer. Por lo pronto tiene ante sí el Referéndum que ha de sancionar el proyecto de Ley, aprobado por las Cortes. Perú los refere´ndums, según cuentan los especialistas se hacen para pallar no para perder. Así que desde esa fecha —el diecinueve de diciembre— hasta que el Gobierno convoque las elecciones generales en España se prorrogará la interinidad del poder ejecutivo. Podría preguntarse sí una nación que tiene una economía amparada por papeles de fumar puede permitirse el lujo de la larga interinidad —unos dieciocho meses— sin grave sacrificio de su estructura económica y social. Pero este es otro asunto.

QUEDA TODO POR HACER

La única realidad de hoy mismo es la sanción del Proyecto de Reforma Política que no perfecciona, no nos engañemos, el sistema anterior, sino que lo transmuta. Efectivamente, los procuradores que presentaron enmiendas a la totalidad observaciones generales a la misma, ofrecieron un puro pragmatismo más argumentos jurídicos que los miembros de la ponencia. También fue cierta, aunque sea impopular, la expresión del procurador Díaz Llanos, al indicar que los medios de comunicación, desde la muerte de Franco, han volcado definitivamente la balanza, para que este Proyecto de Reforma Política no fuera debatido en medio de una atmósfera de tranquilidad o de sosiego. Pero las cosas son como son y no como uno quiera que fuera, aunque que sean como son no quiere decir que son realmente la verdad o lo mejor. Efectivamente, la suerte estaba echada desde hace algunos meses y yo estoy convencido que si la "reforma"—por llamarla de algún modo— se hubiera retrasado también hubiera sido peor.

Decía que al pueblo español fe queda todo por hacer, porque si la imagen del cambio ha sido vendida —muy bien vendida— como producto, por los medios de comunicación, ahora al pueblo le queda experimentar el producto.

¿Y cómo es el producto?. El producto es fraudulento, antidemocrático, poco consistente. (Cuando se serenen los ánimos de los comentaristas políticos o baje la fiebre de algunos, embobados todavía por el cambio, empezará a saber de verdad el pueblo español cual es la alternativa que se le ha ofrecido con una campaña sabiamente llevada a través del binomio pre-democracia y democracia plena). ¿Qué ofrece el Proyecto de Ley de Reforma Política aprobado por las Cortes?,- sólo una cosa: sufragio universal, es decir, cambia en el plano operativo la elección orgánica por la inorgánica. Y cambia en el plano jurídicofilosófico todo el contenido de la constitución anterior. Y por el contrario, aumenta desde el primer artículo hasta el último, incluidas las tres disposiciones finales, medidas correctivas de la más pura antidemocracia o antiparticipación que van a hacer de difícil viabilidad la única alternativa que se concede a los amantes del sufragio universal.

Decía que al pueblo español le queda todo por hacer, porque después de la interinidad de dieciocho meses del Gobierno, va a enfrentarse con unas Cortes constituyentes y con otro Gobierno interino, porque es indudable que al no ganar ningún grupo político una mayoría cualificada, y mucho menos por el sistema de elección proporcional, tendrá que debatirse entre las Cortes y los problemas económicos que están a punto de abortar el brutal esfuerzo de todo el pueblo español durante los últimos años.

Pero ¿no estamos en la democracia?. Pues si es asi, yo felicito, sinceramente, al Gobierno Suárez, porque si la política es el arte de lo posible, el Gobierno Suárez, como el prestidigitador, ha sacado de un sombrero de copa un conejo. Sin trampa ni cartón.

VÁRELA

EL ALCÁZAR

 

< Volver