Sesión de la mañana. 
 Intervenciones para modificar el proyecto de ley de reforma política     
 
 Ya.    18/11/1976.  Página: 12. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

INFORMACIÓN NACIONAL

18-XI-Z6

ya-Pag.12

SESIÓN DE IA MAÑANA

INTERVENCIONES PARA MODIFICAR EL PROYECTO DE LEY DE REFORMA POLÍTICA

El proyecto de ley, según se dijo en la sesión, plantea graves problemas de conciencia a algunos procuradores

La reforma política no debe convertirse en cambio radical del régimen vigente (señor Fernández-Cuesta)

La sesión de la mañana comenzó a las diez y cinco con la defensa de enmiendas al articulado del proyecto de ley de reforma política. Asiste el Gobierno. En las tribunas públicas, menor concurrencia que •n el día anterior.

Don Jesús Esperabé de Arteaga

Intervino en primer lugar don Jesús Esperabé de Arteaga. La reforma política que demanda nuestro tiempo, dijo, puede sintetizar-» •e en tres palabras: convocar al pueblo. Que no es intrínsecamente malo políticamente; sobre todo en estas ocasiones es bueno. En el terreno de las hipótesis cabe hacerse desde dentro y desde fuera. El proyectó sigue una línea intermedia, pues si bien parte de la legalidad, no utiliza esa legalidad para conformar la nueva constitución. Traspasa el e n c a rgo a quienes nos sucedan, que por acceder a "estos escaños a través de los partidos y del sufragio universal representarán en su día otra legalidad. Instrumenta un proceso reformista en «ios fases. Por una convoca Cortes para decidir. Por otra abre un procesd para reformar o sustituir nuestras Leyes Fundamentales, según sea la voluntad de nueetro pueblo, titular de la soberanía libremente expresada en las urnas.

Tras manifestar que las elecciones han de ser libres_y. se Uéven a cabo por procedimientos electorales qua no desfiguren la imagen de las fuerzas sociales que imperan en la nación y que no se condicione demasiado la apertura de la Segunda fase del proceso, renuncia a defender _sus enmiendas, reservándose el" derecho del turno de réplica en el caso de que la ponencia modifique su informe.

Don Carlos Iglesias Selgas

Tras afirmar q´ue apoyará la reforma por c o n s i d erarla de todo punto necesaria, puntúa lizó que resultaría más lógico formar ahora una sola Cámara constituyente, elegida por sufragio u n 1 v e rsal, igual, directo y secreto; que debe-na aumentarse el número de diputados y que sería conveniente establecer un sistema mixto en las elecciones.

Concluyó el señor Iglesias Selgas su breve intervención con estas palabras: "Comprendo que esta ley plantea graves problemas de conciencia a algunos. Respeto estas actitudes, expresión de adhesión a valores, a instituciones que nos son a muchos muy caras; a pesar de todo, pienso votar el proyecto, y de

searía que la gran mayoría lo hiciera también. A la altura que hemos llegado, esta ley es la única salida. No se puede emprender de nuevo, sin grave riesgo, el camino proceloso de la reforma. Por una ´curiosa paradoja vamos a ser los hombres de origen franquista los que vamos a dar el paso más importante para que ee instaure en España la democracia."

Don Rafael Arteaga PaaYSff

Don Rafael Arteaga Padrón defendió que en la composición del Congreso deberá haber una representación del mundo del trabajo de un diputado por provincia perteneciente, a las asociaciones profesionales obreras legalmente constituidas. El Senado deberá constituirse orgánicamente, y en su composición estará representado el mundo del trabajo con al menos un senador por provincia perteneciente a las asociaciones profesionales obreras.

Don Eugenio Lostau Román

Don Eugenio Lostau Román de

fendió, entre otras cuestiones, que el periodo de mandato de los diputados y senadores «e eleve a seis años, con renovación al cincuenta por ciento cada tres años; que la presidencia dte las Cortes y del Consejo del Reino, en orden a una mayor democratización, debe ser elegida por el pleno del Congreso y del Senado conjuntamente.

Con vastas a garantizar una justa representación en el Congreso a cada una de las provincias,, se estima que debe aplicarse un número fijo, que puede ser el de dos diputados, calculándose el restó en orden al número de habitantes proporcionalmente, hasta llegar á los 350.

Las elecciones para el Congreso deben inspirarse en criterios de escrutinio mayoritario y no proporcional.

Doña Montserrat Tey

Doña Montserrat Tey dijo que según la propuesta del e i stema bHiflir"»"°l—p+ Senado- «é^jMeaefrta como una Cámara ineficaz e inoperante y se mostró partidaria de la exigencia de doa tercioa para la aprobación de una ley constitucional. También expuso- su tesis a favor de un sistema electoral mayoritario, y que éste sea aprobado por las Cortes y no a espaldas de las mismas, ya qué es una ley plenamente vinculada a la de la reforma.

Don José María Lamo de Espinosa

El señor Lamo de Espinosa fue atacando en su intervención todos los artículos del proyecto y se mostró partidario de una participación efectiva de empresarios y trabajadores en las Cortes sin confinarles en un Consejo Económico Social.

No es admisible—dijo—que so pretexto de crear un instrumento útil para la reforma se haga de paso reforma. Lo que pedimos es única y exclusivamente que se haga lo que se dice se quiere hacer. Dejemos que la historia haga historia y nosotros, con auténtico een-tido de responsabilidad y servicio, en este momento lleno de dificultades, pero también de esperanzas, hagamos posible un mañana de fe, de entendimiento y de justicia para este pueblo español que tanto lo merece.

Don Rafael Díaz-Llanos

No aceptar un quorum específico para las futuras reformas constitucionales constituye un grave error.

Significa mantener la constitución abierta y la necesidad de ganar no sólo las próximas elecciones, sino todas las que se lleven a efecto, pues bastará que en una de ellas gane la extrema izquierda para alterar principios que para la mayoría de los españoles son inalterables. Esta- fue una de las conclusiones a las que llegó el señor Díaz-Llanos en su intervención.

Solicitó que se asigne a cada una de las islas menores canarias un senador, igual que se le asigr nan a Ceuta y Melilla. Añadió que en este proceso, debemos respetar la unidad nacional, que no es uniformidad; la justicia social y la dignidad nacional. "No creo en la urgencia de esta ley, pero espero que esa reforma tenga para España la misma eficacia que tuvo el régimen de Franco."

Don David Pérez Puga

Por designación del Grupo Parlamentario Independiente habló don David Pérez Puga, y afirmó:

"Propiciamos la reforma, queremos enterarnos del momento que vivimos y repensar, en vista de eJJo, lo que podemos y tenemos que hacer." Explicó que para el Grupo Paria mentarlo Independiente la reforma significa aplicación directa de los derechos fundamentales del ciudadano, elección de. las Cámaras "trne "componen" íá´s Gorfes" por sufragio universal, tribunal de garantías constitucionales como garantía jurisdiccional de la Constitución y del proceso electoral, revisión constitucional más definida y menos rígida.

Pidió también el reconocimiento del derecho de voto activo a los mayores de dieciocho años, el reconocimiento del derecho de sufragio activo y pasivo para los emigrantes, garantía para el proceso electoral, sistema electoral proporcional. "El proyecto de reforma política—concluyó—deberá instalar en nuestro pueblo una auténtica democracia que será para la vida pública un permanente debate y una competición. Hay que ayudar a construir el futuro dando vía libre. & la reforma política."

Don Raimundo Fernández-Cuesta

Don Raimundo Fernández-Cuesta dijo, entre otras cosae: Soy el primero en reconocer que después de muerto nuestro Caudillo Francisco Franco, dada la indiscutible autoridad personal que legítimamente tenía sobre el sistema político por él creado, éste no podía permanecer inalterable, algo había que hacer.

Iras analizar «1 contenido del proyecto, añadió: No negamos la necesidad de la reforma política, pues nadie que tenga un mínimo de sensibilidad polítjca puede oponerse a ella. Lo que sí negamos es que para conseguir todos los propósitos que el proyecto señala, haya que olvidar un sistema que ha hecho posible la paz española; y dudamos que ello lo quiera la mayoría del pueblo español, o sólo una irfinoría, manipulada por la propaganda, la ambición o el resentimiento. Y ya que se invoca tanto la realidad social, no debemos ignorar . otras exigencias de esa misma realidad, que apoyan o pueden apoyar mis puntos de vista.

Si el sistema de sufragio universal inorgánico y de partidos no ha permitido´ las infraestructuras sociales y económicas necesarias para que pueda funcionar la democracia en España, y >en cambio el sistema de la democracia orgánica sí las ha creado, habrá -que admitir que no parece lógico abandonar ésta, en "premio precisamente a haber creado esas infraestructuras.

Mi observación va encaminada a poner de manifiesto la fatta de concordancia entre algunos preceptos del proyecto de ley y los Principios Constitucionales y a sugerir que aquéllos sean sustituidos por otros, con los que quedará a salvo la concordancia, de manera que la reforma política no se convierta ;en cambio radical del régimen vigente, ni sea contraria a las verdaderas exigencias de la realidad social:

representación sindical y profesional. Representación en el Parlamento que ha sido petición constante y tradicional del sindicalismo obrero y que fue defendida, en España por don Julián Besteiro . en las discusiones del proyecto de ley de Constitución de 1931, sin que esa representación pueda entenderse sustituida por la creación de organizaciones económicas y sociales de carácter asesor o de mera iniciativa.

Lo que no queremos son reformas que, lejos de garantizar la concordia entre los españoles, vayan aromperla y puedan aferir p»»rtofc.qu^.Ji^i^kr^Mdft en España del comunismo, que, se diga o se calle, es el verdadero, peligro que se cierne sobre ella v sobre el mundo libre y que avanza a pasos agigantados.

A pesar de todo lo aleño, mucho me alegraría que los hechos demostrasen que mis ideas estaban equivocadas y, por tanto, que Ja reforma política que vais a votar trajera al pueblo español la paz, la justicia y la libertad, porque mis ideas políticas, por arraigadas que sean,, quedan siempre pospuestas al interés de la Patria.

Don José María Morrondo García

El señor Morrondo se mostró conforme con las líneas maestras del proyecto de reforma, pero se declaró contrario a los criterios de composición del Congreso, ya que, a su juicio, no se determina el ámbito territorial de elección de los diputados ni se establecen los criterios que se han de seguir para la distribución de estos diputados. Se mostró partidario de que se dé a la población un valor ponderado y también al territorio pro^ vincial. Si se hace la distribución de diputados t e n i e ji d o sólo en cuenta la población. Guadalajara y Soria sólo tendrán un diputado, mientras que Barcelona tendrá 43.

Propuso una m|eva redacción para la disposición transitoria primera, en la que debería decirse que el Gobierno regulará las primeras elecciones para constituir un Congreso de 350 diputados, y 204 senadores, elegir cuatro diputadoe por cada provincia y el resto en proporción a la población de derecho de cada una; loe -senadoras serán elegidos por sufragio universal directo y secreto.

Seguidamente se levantó la sesión—eran las dos menos veinte—. para reanudarla por la tarde.

 

< Volver