Autor: ;Cuesta, Pedro. 
 Don Adolfo Suárez. 
 No me deis la enhorabuena; dádsela al país  :   
 El presidente agradeció a muchos procuradores sus votos negativos. 
 Informaciones.    19/11/1976.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DON ADOLFO SUAREZ

NO ME DEIS LA ENHORABUENA; DÁDSELA AL PAÍS"

EL PRESIDENTE AGRADECIÓ

A MUCHOS PROCURADORES SUS VOTOS

NEGATIVOS

MADRID, 19 (INFORMACIONES, por Joaquín Jiménez y Pedro Cuesta).

GRACIAS, muchas gracias a todos. Pero no me deis la enhorabuena a mí. Dádsela al país: sobre todo, al país», declaró el presidente Suárez al término de la histórica sesión de Cortes en la que había resultado aprobada la Reforma Política. Proclamados los resultados, la Cámara entera —con pocas excepciones— prorrumpió en una esplendorosa ovación. Desde la muerte de Franco, y con la única excepción de la proclamación del Rey, las Cortes no habían aplaudido así. Se ganó la ovación desde el primer momento el presidente Suárez, que aplaudió también con ganas a los procuradores que habían intervenido en la votación: a torins Zn.5 wrncurarlores.

"Muchas gracias por haber votado ´no´: has hecho lo que tenias que hacer", le dijo el presidente a don Diego Salas Pombo, fundidos en un cordial abrazo, pocos minutos después de producirse la abultada victoria gubernamental. Al término de la" sesión, y fuera ya del hemiciclo, muchos de los procuradores que se habían opuesto a la reforma acudieron a felicitar al señor Suárez. Otros, por el contrario —como el general don Carlos Iniesta—, pasaron Junto al presidente del Gobierno, evitando discretamente el encuentro. Don Adolfo Suárez no tuvo una sola palabra de reproche para sus adversarios políticos. En todos los casos, eran los procuradores quienes recibían los parabienes del p r e s i dente: "Muchas gracias por tu voto. Has votado no, y has hecho lo v que tenías que hacer. De verdad: muchas gracias." Y el abrazo sellado en la cordialidad lo que horas antes dejaba entrever una evidente tensión.

El presidente Suárez estaba viviendo, en los minutos posteriores al desenlace del Pleno, la victoria política mas Importante de su mandato. Fueron unos minutos de emotividad intensa. Don Adolfo Suárez controlaba perfectamente su alegría, pero en ningún momento quiso monopolizar el éxito. Los abrazos con sus ministros —especialmente, con los militares— eran elocuentes. Las felicitaciones 7 los parabienes se sucedían. En olor de multitud, frenado a cada paso por oleadas excesivas de procuradores, el presidente invirtió cerca de un cuarto de hora en acceder hasta un despacho inmediato al hemiciclo. En la antesala se encontraban ya los miembros de la ponencia, visiblemente emocionados. Doña Belén Landáburu fue, durante algunos minutos, el blanco predilecto de las felicitaciones mfalsferiales. El ministro de Marina le preguntó a su colegia del Aire si había dado un beso a la señora Landáburu. "Dos", replicó el general Franco Iribarnegaray, trazando gráficamente con sus dedos corazón e índice el símbolo de la victoria.

AUTÓGRAFOS EN

UNA EDICIÓN ESPECIAL DE INFORMACIONES

Entre los hechos anecdóticos, relacionados con la aprobación por las Cortes del proyecto de ley de Reforma Política, destaca el protagonizado por don Eugenio López Yáñez, de treinta y ocho años de edad, domiciliado en la madrileña barriada de Usera. El señor López Yáñez caminaba anoche, ai filo de las nueve y media, por la Carrera de San Jerónimo, en las cercanías de la plaza de las Cortes, cuando se distribuía la edición extraordinaria de INFORMACIONES, que daba cuenta de que el proyecto de ley de la Reforma Política ha nía sido aprobado. Con un ejemplar de nuestro periódico en le mano, se quedó ante el edificio de las Cortes, a la espera de ver el ambiente que se creaba a la salida de los procuradores.

Hacia las diez salió del edificio el presidente d e 1 Gobierno.

El señor .López Yáñez se acercó al presidente y le felicitó por el éxito político que acababa de obtener. Don Adolfo Suárez le respondió que todo el mérito era del pueblo español y, a petición del señor López Yáñez, le firmó un autógrafo sobre el ejemplar de INFORMACIONES, que daba cuenta de la

noticia que se acababa de producir en la sede de la Cámara legislativa.

El señor López Yáñez llamó posteriormente a la redacción de nuestro periódico para hacernos saber que ese ejemplar de INFORMACIONES, firmado por el presidente del Gobierno, lo guardará en su domicilio, enmarcado, como recuerdo de la jornada histórica que fue el día de ayer.

INFORMACIONES

19 de noviembre de 1976

 

< Volver