El último Pleno de las Cortes franquistas: El búnker se quedó solo. 
 Alianza Popular votó a favor de la reforma previo pacto con el Gobierno     
 
 Diario 16.    19/11/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 21. 

Viernes 19-nov5embre 76

/DIARIO16

El último Pleno de las Cortes franquistas: El bunker se quedó solo

Alianza Popular votó en favor de la reforma previo pacto con el Gobierno

MADRID, 19 (D16) .—Las ultimas Cortes franquistas, forzadas a la "concordia" por la propia ley de la supervivencia, aprobaron ayer la reconversión en un parlamento inorgánico y el paso a un proceso constituyente que podría concretarse en la próxima primavera.

Después de un debate de más de dos días, la última etapa de un proceso que comenzó hace cuatro décadas, enfiló la recta final ayer, no sin antes dejar tras de sí una "componenda" con el ala derechista del último perido de la dictadura salida de la guerra civil de 1936-39.

Poco antes de las nueve y media de la noche de ayer, el presidente de las Cortes, Torcuato Fernandez-Miranda, daba oficialmente por aprobado el proyecto de ley sobre la Reforma Política, al anunciar que 425 procuradores habían votado a favor, votos que superaban la mayoría absoluta del total de señorías, cifrada en 267, y los dos tercios de los votantes, que eran 330 para 497 procuradores presentes.

De los 531 diputados de las Cortes, sólo 59 votaron en contra, 13 se abstuvieron y 34 faltaron a la sesión.

El presidente Suárez, emocionado, casi al borde de las lágrimas, recibió anoche en las Cortes las felicitaciones efusivas y ostensibles del primer militar del Reino, después del Rey, su vicepresidente y teniente general Manuel Gutiérrez Mellado, y los tres ministros militares, ante 497 procuradores que aplaudían con fuerza, a pesar de que acababan de perder treinta y siete años de democracia orgánica.

Cerca de un centenar de personas que esperaban en la carrera de San Jerónimo el final de la sesión, aplaudieron a Suárez, cuando acompañado de sus guardaespaldas se introducía en su automóvil oficial.

A la misma hora, los cuatro grandes de la oposición democrática concluían una reunión de cuatro horas en la que se apreciaron serias divergencias sobre la táctica a seguir frente al próximo referéndum.

Sin una idea clara, todavía en ese momento, del compromiso salido de la votación de las Cortes, los representantes del PSOE, PSP, PCE, 10 y PPD, estas dos últimas del equipo democristiano, se enfrentan a una nueva etapa, la negociación con el Gobierno con vistas & aclarar tes pastelones.

Unos trece millones de españoles siguieron por teleVúión sobre las nueve de la noche la votación que en directo les ofreció Prado del Rey del debate que estaba concluyendo en el hemiciclo de las Cortes. Sin embargo, un número muy inferior a esa cifra se fue a dormir con una idea clara de lo que se había aprobado.

MADRID, 19 (D16). — El presidente del Gobierno, Adolfo Suárea, ordenó ayer mismo, al término del Pleno de las Cortes, que las secretarias generales técnicas de Presidencia, Justicia y Gobernación revisarán sus anteproyectos de normas electorales conforme a las correcciones aprobadas dentro del proyecto de reforma y pactadas con Alianza Popular (AP).

. El compromiso del Gobierno con AP se produjo a media mañana y se concretó en dos cuestiones: una propuesta de correcciones al sistema proporcional de elección del Congreso y la votación de esta propuesta previa a la definitiva sobre el proyecto.

El Gobierno rebajaba notablemente las pretensiones de AP, formuladas en la sesión plenaria por su portavoz en las Cortes, Cruz Martínez Esteruelas, negándose a ceder a la Cámara la regulación de las elecciones y la adopción del sistema ma-yoritario para la elección del Congreso.

Alardes

Martínez Esteruelas había amenazado con la abstención de todos los procuradores de AP en caso de que no se sometieran a votación sus sugerencias. Los miembros más conspicuos de la Alianza practicaron durante el Pleno, por los pasillos, el rumor de que contaban con 200 votos comprometidos y la especie, para demostrar esta fuerza, de que 250 procuradores habían firmado un escrito a la Presidencia de las

Cortes en petición de la votación separada.

Este terrorismo dialéctico consiguió impresionar a numerosos procuradores indecisos que temían quedarse en minoría en la .defensa del proyecto de reforma Junto al Gobierno.

Fuentes bien informadas aseguraron a D16 que el Gobierno conocía puntualmente, en todo momento, el número real de voíos comprometidos con AP, que en los momentos más favorables no superaba la cota de los cien votos.

El Gobierno se arruga

Sin embargo, el Gobierno calculaba también que si AP conseguía mantener la disciplina de este centenar de procuradores, la votación correría el riesgo de no alcanzar los dos tercios de los votos al sumárseles los 75 que, aproximadamente, votarían en contra (o se abstendrían, lo que era equivalente en esta fórmula de votación), con independencia de la decisión a que arrastrasen los líderes de AP.

Estos cálculos, que colocaban a la reforma en el umbral de la derrota, llevaron al ánimo del Gobierno la conveniencia de negociar, pero desde una posición de fuerza, frente a AP, que en realidad no contaba con tantos procuradores como parecía.

La impresión de que la fortaleza de.AP era menor de la prevista, se vio confirmada en la noche del miércoles, cuando después de la sesión

de ese día, los Grupos Parlamentarios Regionalista, presidido por López Rodó, y Laboral Democrático, presidido por Arteaga Padrón, integrados en la Coordinadora de Grupos Parlamentarios, promovida por AP, se despegaban, por votación democrática, de la decisión de abstenerse propuesta por sus líderes.

Según algunas fuentes, la derrota de la propuesta de López Rodó en el seno de su propio GP Regionalista fue abrumadora.

Temores mutuos

El Gobierno conocía los resultados de estas consultas "a la base" casi al mismo tiempo que los demás líderes de AP, quienes ayer Jueves, a primera hora de la mañana, consultaban con Praga, en conversación telefónica con Nueva.York —según fuentes fiables—, si a la vista de este panorama AP podía arriesgarse a perder una votación en las Cortes, donde presumiblemente gozan de una posición preponderante. Praga debió opinar que era mejor confundir las propias fuerzas con las de los votantes a favor.

Los procuradores r e f o r mistas, sobre la base de algunos de estos datos, consideraban un error del Gobierno titubear ante las presiones de AP y creían, por el contrario, que si el equipo ministerial mostraba una actitud firme en defensa del proyecto la reforma sería aprobada sin duda.

Algunos procuradores estimaban, después de la votación, que el Gobierno había flaqueado demasiado y, llevado de un cierto nerviosismo, prefirió entrar en la negociación con AP para asegurarse una victoria sin dudas, cuando habría sido incluso conveniente para la reforma un mayor número íe votos en contra de tos que ha recibido.

Proceso

La fórmula correctiva del sistema proporcional para la elección del Congreso que propuso el Gobierno a AP, aceptó ésta y fue finalmente aprobada, fue redactada a las nueve y media de la mañana de ayer, antes de comenzar la última sesión del Pleno, entre el ponente Fernando Suárez y un representante del GP Independiente, que en este Pleno se ha comportado como cabeza de puente de la reforma dentro de los demás grupos parlamentarios, con la plena confianza del Gobierno, cuyo ministro de la Gobernación, Martín Villa, consejero nacional por León, es miembro de ese GP.

Ambos procuradores consultaron con Martín Villa la fórmula, que, a su vez, la discutió luego con el presidente del Gobierno, y recibió de éste luz verde para negociarla. Después se produjo una entrevista entre Martín Villa —qne ya conocía por informas de oíros procuradores la fuerza aproximada de votos de AP— y Cruz Martínez Esteruelas.

Martín Villa adoptó una posición de fuerza ante Martínez Esteruelas, según fuentes próximas al Gobierno, que aguó las pretensiones del líder de AP. Según fuentes próximas a la Alianza, en cambio, Martínez Esteruelas hizo ver al ministro la conveniencia de no crear una di-

sensión grave en las Cortes que podría llevar al planteamiento de un problema constitucional si la reforma —y con ella, el Gobierno— era derrotada.

Fórmula

En cualquier caso, la fórmula de compromiso se concretó luego en una reunión entre ponentes y los líderes de AP que son procuradores, durante el descanso en la sesión de la mañana concedido por el presidente de las Cortes, de once y media a doce y media, cuando ya el presidente del Gobierno y Martines? Estenrelas habían contactado para sellar el pacto.

Según todos los indicios, este compromiso se refería sólo a la votación de la reforma en las Cortes y no prejuzga el desarrollo de las normas que regularán las próximas elecciones generales a las nuevas Cortes, tema que es de la exclusiva competencia y responsabilidad del Gobierno.

Puentes bien informadas aseguraron a D16 que el Gobierno consultará estas normas electorales a los partidos políticos, y, entre ellos, a Alianza Popular, en el mismo plano que a los demás.

Riesgos del sistema

Las mismas fuentes insisten en la grave responsabilidad del Gobierno, que si ha mantenido el sistema proporcional puede caer en el extremo de aplicarle los correctivos con tal severidad que se transforme, de decho, en un sistema mayoritario, lo que vendría a dar la razón a AP, que ha considerado éxito propio esta modificación del proyecto.

Todo der>eride de la aplicación concreta por el Gobierno Suárez de la fórmula aprobada ayer en las Cortes, en la oue se habla de porcentales mínimos de sufragio pa.ra la nroDorcionalidad y del establecimiento de un mínimo inicial de diputados para cada provincia.

Con e«ta eventual anlicación la ^snaña rural votaría en la nrácri"a con un sistema "aiíivoritiTio". sobre todo en la*! provincias donde no SP p1i!?!p´ian más de dos o tr«s Minutados.

Puentes eofflinetentes recordaron aue en Grecia, con un sistema nroroTciona/1 fuertemente corregido. *>l primer ministro Oara.ma.nlis logró, con el 45 oor 100 de los sufragios, cerca de! 60 por 100 de los enanos.

 

< Volver