Enhorabuena, español     
 
 Diario 16.    19/11/1976.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Enhorabuena, español

El Gobierno Suárez, montado en la omnipotente i histórica que está demoliendo la dictadura, no ayer en las Cortes una resonante victoria que s abre a los españoles el camino de la libertad. i ganó Suárez, ganó el país. No fueron derrota3 las Cortes, perdió el fascismo residual que cante cuarenta años nos mantuvo en la opren. Y por ello, alegría, alegría, se acerca el monto en que el español pueda decidir su propio ;tino como si fuera ya mayor de edad, ^as Cortes del franquismo, esa dedocracia insig-que nunca creyó en sus propios principios y por j jamás aplicó ni siquiera la democracia orgánituvieron al menos la grandeza histórica sufinte para hacerse el haraquiri en paz. Es algo como si el Gran Consejo Fascista de Mussolini ñera traído y sancionado la democracia de Gasperi. Inaudito, pero cierto. Si la operación la reforma sale bien, va a haber que escribir tados de ciencia política para describir´ la inosúnil aventura de una dictadura que se coiv ;ió a si misma en un régimen de libertad.

>1 Gobierno logró un éxito radiante, pero en el dio lo pasó muy mal. Los nervios ministeriales aban a flor de piel al mediodía del jueves, cu.auel neofranquisino militante de los representande Alianza Popular amenazaba con arrastrar a támara a una posición numantina en defensa de principios fascistas que la dieron vida. Tan nersos estaban, que llamaron a D16 repetidas vecas, llorando casi que la palabra ´´bunker" no vol-a a salir en nuestros títulos si queríamos evila grave crisis constitucional que se mascaba. sin embargo, todo salió bien. ´ salió bien porque detrás de la operación de mantelamíento del franquismo está el país eni, con una unanimidad que espanta. Hasta las tes de la dedocracia, hasta esos procuradores nunca eligió nadie, hasta esos líderes sindicales color azul que hablan del mundo obrero como uera propio, pero al .que nunca quisieron conar, basta todo ese variopinto mundo de las Corfranquistas había llegado ensordecedoramente resión de la opinión nacional. E3 pueblo español ;e su derecho a nombrar, revocar y controlar a propio Gobierno. Y esa presión, mucho más que labilidad táctica indudable del Gobierno, es la \ logró la victoria.

,0 importante en esta hora es recordar que, por mera vez en cuarenta años, el pueblo español a ser consultado y va a elegir a sus representanpp r sufragio universal directo y secreto. Evidenlente esta aberración pone los pelos de punta & Girones j Blas Pinares que han hecho del fasTio a la española su credo, su doctrina y su iasmento de poder. Pero el país exige el voto libre, exige machas otras cosas más de las que podes empezar a hablar ahora. í los primeros «pe tienen que hablar son el bienio y-ia oposición democrática. Liberado ya el olio de las Cortes, el Gobierno Suárez debe inir de inmediato una negociación a fondo con la ssición que permita celebrar elecciones signifiivas en pocos meses. De esas elecciones habrán salir unas Cortes constituyentes que deberán de>ler uno a uno los pilares que afin quedan de la •tadura y construir uno a uno los peldaños del togobierno y la libertad. Con un optimismo se10, sabiendo lo mucho que queda aún por hacer, rece que hoy es día para que entre nosotras nos íamos:

Enhorabuena; español.

 

< Volver