Autor: Saiz, José Ramón. 
 Pleno de las Cortes. 
 Turno para la oposición     
 
 Pueblo.    19/11/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

TURNO PARA U OPOSICIÓN

AYER, por fin, salió la reforma. Con pacto, semi-pacto, negociaciones o solamente conversaciones entre el Ejecutivo y las fuerzas más potentes de los procuradores de la última legislatura de Franco, 10 cierto es que la reforma está ahí. Pero ahora habrá que esperar las reacciones, las respectivas posturas que tomará la oposición. Si tenemos que el proyecto definitivo ha perdido para la oposición algún pilar básico de su credibilidad-democrática, la situación puede abocar en una profunda ambigüedad e incluso en un cierre de filas de esta misma oposición para solicitar ai país la abstención ante el previsto referéndum. Si, por el contrario, el documento es democrático, como así parece, se confirmará la división de la oposición ante los grandes temas que se avecinan.

• EL SISTEMA ELECTORAL: DEBATE NACIONAL

Tengo la impresión de que todavía ha quedado abierto un gran debate nacional sobre el sistema electoral.

Las Cortes, al parecer, se han inclinado por un método electoral —no sistema— que no sea el proporcional ni el mayorita-rio. Es lógico que tan importante tema sea debatido, por cuanto unos quieren seguir en las Cortes y otros quieren llegar a ocupar esos escaños.

Ayer, a la par que finalizaba el Pleno de la Historia, finalizaba también el I Congrego sobre Ley Electoral y Consecuencias Políticas,

Pero vayamos con alguna conclusión. Si recogí bien la intervención de Ollero, parece que hay otro borrador de pacto entre Gobierno y oposición. El profesor no es partidario de boicotear el referéndum; alentando a la participación en las elecciones si el Ejecutivo accede a pactar una serie de garantías. Claro, todo depende del texto definitivo que ha salido de las Cortes.

* LAS OPCIONES DE LA OPOSICIÓN

Si la información es cierta, Ollero, cercano a don Juan, tendría prepa r a d o este borrador cuyo acuerdo iría en la misma línea de los anteriores documentos En el nuevo texto Ollero, repito, si la credibilidad democrática del proyecto de reforma se mantiene, se viene a decir que no se puede negar la envergadura política de • la opera c i ó n montada por el Gobierno y ante la cual a la oposición la quedan tres opciones:

* Admitir totalmente la operación pol í t i c a y mendigar sin garantías «m puesto en ella.

* Rechazar totalmente la reforma.

* Y. por último, explicar que se .aceptaría la operación de la reforma si el Gobierno adepta un pacto con la oposición donde se contemplen las condiciones para la participación electoral.

DEMOCRACIA, PERO PLURALISTA

Ha acertado Can e 11 a s, líder de los democristianos catalanes, al señalar que «ante las elecciones pedimos (fue sea el pueblo quien decida». Y reconoce que el problema es de valoración: si dimitiese Suárez —¿pero quién lo pide?—, creemos que le sustituiría otro menos demócrata. Este Gobierno es lo máximo que permite el Rég i m é n. Es cierto —señala— que estemos lejos de Suárez, pero, en cierto modo, propone unas Constituyentes y no una reforma como Fraga. Ante este desafío lo tomamos. Estas lineas, en general, podría ser el pensamiento de la oposición moderada, que ea consciente de que vivimos momentos predemocráticos, pero pluralistas, y que puede traer el rompimiento total con los radicales de la oposición.

También esta atmósfera la ha detectado Alvarez de Miranda, de quien me cuentan su maratón i a n a intervención, hace dos días, en un colegio mayor de Madrid.

El líder del Partido Popular Demócrata Cristiano lanzó un aviso general, como un ultimátum, al Gobierno que defendía, en esos momentos su proyecto en las Cortes: si la reforma no es democrática y las garantías electorales no se pactan, podría abrirse nuevamente un grave deterioro Gobierno-oposición y se volvería, en definitiva, a las contradicciones del anterior Gabinete. Hay que escuchar, pues, tras la aprobación de´ la reforma, la voz de la «posición.

José Ramón SAIZ

 

< Volver