Comisión permanente del Consejo Nacional. 
 Rechazados dos recursos de Contrafuero     
 
 Arriba.    28/12/1976.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

EN EL CONSEJO NACIONAL

NUEVO OBSTÁCULO A LA REFORMA POLÍTICA

Rechazado el informe de la Ponencia sobre la reforma de la ley de Cortes y otras Leyes Fundamentales

EL Consejo Nacional dei Movimiento echó ayer otro freno a la reforma política emprendida por el Gobierno. La Sección Primera, que preside el señor Fueyo Al-varez, aprobó, a mediodía, e! informe sobre el proyecto de ley de Sucesión. En la sesión de la tarde, sin embargo, el texto que había informado la misma Ponencia sobre el proyecto de ley de reforma de la ley Constitutiva de las Cortes y otras JLeyes Fundamentales no pudo salir adelante.

A última hora de la tarde la Secretaria del Consejo Nacional facilitaba a los medios informativos !a siguiente nota:

"En el día de hoy, la Sección Primera del Consejo Nacional del Movimiento, que preside Jesús Fueyo Alvarez, ha dictaminado el proyecto de ley da Cucasión en la Corona para su posterior elevación al Pleno de la Cámara.

Asimismo, ta Sección ha rechazado el informe de la Ponencia constituida por Fernando Benzo IHestre, Liciirto de la Fuente, Eduardo Navarro Alvarez, Me I ¡ti no García Carrero, Baldomcro Palomares Dí*z, Emilio Romero Gómez y José Miguel Ortí Bordas, sobre el proyecto de ley de Reforma to »a l«y Corrstftutíva de las Corteé y otras Leyes Fundamentales, y en su consecuencia, de acuerdo con lo preceptuado en el apartado tercero del artículo 39 del Reglamento del Consejo Nacional, se procederá a designar nueva Ponencia para que redacte un nuevo informe."

Los debates comenzaron a mediodía con la intervención del señor Gías Jové, quien, entre otras cosas, afirmó que de aprobarse este proyecto tendría un decisivo efecto demoledor sobre los valores que han constituido las esencias del Estado nacional, nacido el 18 de julio de 1936. Puso como ejemplo que demuestra esta afirmación la desaparición del Consejo Nacional y del Movimiento, lo que, de por sí, debiera ser causa del rechazo de estos proyectos. Por último di.io que hay dos formas de suicidarse, la triste y oscura de abrir una espita de gas en cualquier cocina y la que creía mucho más digna de hacerse el harakiri en la plaza oúhli>-a

EL MOVIMIENTO, ALGO CONSUSTANCIAL

La señorita Plaza de Prado señaló que con esta ley desaparecía expresamente el Movimiento Nacional, que es algo consustancial con nuestro país y con el Estado. Afirmó que no veía ana razón de -orden superior o en interés del país para justificar el sacrificio del Movimiento y señaló que se iba a disolver la herencia de Franco.

En una larga intervención el señor Adán García se mostró perplejo por el texto del proyecto, al que acusó de querer suplantar un Estado nacional por un Estado liberal. Insistió en que el camino auténtico para la reforma debería enfocarse atendiendo a las características del Estado nacional y rechazó las pretensiones de homologación con otros países.

El señor Oriol y ürquijo criticó la urgencia y apremio con que se quiere hacer la reforma que es contraria a una reforma bien hecha. El señor Salas Pombo afirmó que no podemos seguir con nuestras viejas consignad "de unidad porque ya tenemos partidos políticos y nos van a fragmentar. Pidió que se mantenga la dinámica creadora de los cuarenta años de Franco y que el Senado se parezca lo más posible, incluso en los hombres, a este Consejo Nacional.

El señor Pedrosa Latas, entre otras cosas, afirmó que pretendía que la reforma se hiciera lo mejor posible y que no quería que la historia de cuarenta años se terminase en línea y media de una disposición derogatoria sin más explicaciones. Pidió que el Consejo Nacional pida al Gobierno la explicación de por qué de un plumazo se omite la más leve referencia al Movimiento y se deroga el título cuarto de la Ley Orgánica del Estado.

«LOS 40», RESIDUO HISTÓRICO

El señor Primo de_ Rivera y ürquijo se refirió al mantenimiento o supresión del «grupo de los 40» y dijo que le parecía Un poco excesivo que el propio Consejo sea el que suprima a estos hombres, que son el residuo histórico de la continuidad de los valores e ideales del 18 de Julio. Finalmente expresó su horror porque el Consejo Nacional del Movimiento pueda ser su propio verdugo.

La última intervención de la sesión matutina fue la del señor Garicano Goñi, quien fijó unos puntos generales en cuanto » ciertos aspectos de la ley. Dijo que estaba conforme coi> el bicameralismo, pero na con la función colegisladora de ambas Cámaras, porque el Senado no puede compararse a un Congreso elegido por suírasi» universal que debe tener precedencia legislativa. Igualmente señaló que el Gobierno debe ser, de alguna forma, responsable ante el Congreso.

Añadió que sin la participación de las fuerzas políticas que hasta ahora no han intervenidlo, el sistema quedará cojo. Por último afirmó que en política nadie puede tener la seguridad de estar totalmente en lo cierto.

En la sesión de la tarde abrió el turno de oradores el señor Martínez Esteruelas. quien dijo que creía que el prestigio de la Cámara estaba en juego y que su informe debía asumir todas las responsabilidades del momento histórico. Dijo que el procedimiento de reforma tiene un aire de ruptura que se aviene poco con la serenidad utilizada hasta ahora en lo referente a la legislación fundamental.

VOZ AUTORIZADA

El señor Pinilla Touriño se mostró contrario a la desaparición de «los 40». E] señor Rodríguez de Valcárcel se adhirió a las manifestaciones del señor Martínez Esteruelas y pidió que se emita el informe que de conjunto merezca el proyecto, ya que acaso sea ésta la última vez que se oye la voz del Consejo Nacional. Pidió qu« una voz autorizada y cualificada diga a loa consejeros qué va a ser dej Movimiento y de sus hombres.

También pidió una visión de conjunto e£ señor López Bravo, que afirmó que per-

(PASA A LA PAG. 7)

 

< Volver