Se inició a las diez de la mañana. 
 Pleno del Consejo Nacional del Movimiento  :   
 Se aborda la reforma política por el Gobierno Suárez. 
 El Alcázar.    06/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

o • • • ´

oe inicio a las diez de la mañana.

PLENO DEL CONSEJO NACIONAL DEL MOVIMIENTO

Se aborda la reforma política propuesta por el Gobierno Suárez

A las diez de la mañana se ha iniciado el Pleno del Consejo Nacional, que puede ser el último que celebre esta Cámara política antes de su desaparición, al ser sustituida por el Senado si prospera la reforma política que va a ser informada por el propio Pleno del Consejo. El Pleno, en efecto, se pronunciará hoy sobre el informe preparado por la sección primera acerca del proyecto de ley de reforma política propuesto por el Gobierno Suárez.

El Pleno ha sido abierto por el presidente del Gobierno y del Consejo, don Adolfo Suárez González con asistencia del Gobierno que después de la inauguración se trasladaría a la sede de la Presidencia para iniciar el Consejo de Ministros.

Intervienen ante el Pleno del Consejo, para oponerse a diversos aspectos del informe preparado por la Sección primera los consejeros nacionales, don Gonzalo Fernández de la Mora, don José Luis Zamanillo, ambos de la Asociación Política Unión Nacional Española, y don José Martínez Emperador, de la Sección Política Unión del Pueblo Español. Defienden el informe por parte de la ponencia los consejeros nacionales, señores A bella y Gutiérrez Rubio.

El Presidente del Gobierno y del Consejo intervino ante el Pleno con un discurso en el que explicó el alcance de la reforma política.

DISCURSO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

"Nunca nos han intimidado las actuaciones terroristas y el Gobierno de España no está dispuesto en que en este tiempo de renovada esperanza para todos los españoles tengan la menor repercusión los intentos de unos grupos minoritarios claramente enfrentados con los deseos y los intereses del pueblo al que servimos", ha dicho «1 presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, en su intervención ante el Pleno del Consejo Nacional.

El presidente dijo que los trabajadores desarrolladas y el debate que hoy tendrá el Pleno del Consejo quedan enmarcados por el firme propósito del Gobierno de Su Majestad de conseguir en. el más breve plazo posible que la modificación de las leyes fundamentales que el proyecto de ley implica alcance su objetivo de consolidar nuestro sistema político encarnado en la monarquía en un marco institucional democrático.

Añadió que se conseguirá mediante el mantenimiento de la autoridad legítima que el Gobierno representa, sin la cual nada es factible. "Únicamente —dijo— desde la paz social y desde una convivencia solidaria entre todos los españoles es posible la democratización que instrumenta este proyecto de ley".

Siguió diciendo el presidente Suárez que el Gobierno cumple la tarea de conducir el proceso político de forma que aune el mayor número posible de voluntades consciente como está de que la mayoría del pueblo español apoya estos esfuerzos.

Dijo que el Gobierno actúa desde la legitimidad para acelerar la evolución democrática, Evolución que exige que el Gobierno garantice el ejercicio de las libertades ciudadanas, garantía que sólo puede venir dada desde el más profundo sentido del Estado como orden estable de convivencia, y desde el principio de autoridad que evite el abuso de las libertades por parte de miñonas extremistas interesadas en que no se alcance el supremo objetivo de conseguir que el pueblo español diga su palabra definitiva.

El presidente señaló que el proyecto de ley para la reforma se plantea desde la legitimidad del Estado y con el mayor respeto a la legalidad fundamental vigente. Siguió diciendo que la reforma propuesta desde la legalidad que representa el Gobierno es coherente sin perjuicio de las profundas y necesarias transformaciones que introduce en esa legalidad.

En otro momento de su discurso el presidente expresó la condena más enérgica y el dolor por el asesinato del consejero del reino Juan María Araluce y los funcionarios que le aconpañaban y pidió que este sentimiento quedase reflejado en acta.

Afirmó que el terrorismo no impedirá la marcha de España ni romperá sus valores. La responsabilidad política verdaderamente impresionante que en estos momentos está demostrando el pueblo español exige y garantiza que nuestros esfuerzos alcancen el objetivo propuesto".

El presidente subrayó que el Gobierno está firmemente decidido a proseguir su gestión consciente de que le respalda la inmensa mayoría de los españoles que piden moderación y no extremismo. Orden y no anarquía, libertad y justicia y no violencia.

Por último, tras excusarse a sí mismo y a los miembros del gobierno por abandonar la sesión para reunirse en Consejo de Ministros que debe tratar asuntos cuyo aplazamiento no resulta conveniente, señaló a los consejeros que el pueblo español espera su opinión rigurosa y responsable sobre algo que es de la mayor trascendencia para el futuro de España: La reforma política de nuestro sistema para ponerla en consonancia con las necesidades y deseos del pueblo español.

Al termino de la intervención del presidente se suspendió la sesión por unos minutos.

(CIFRA).

 

< Volver