Autor: J. R. S.. 
 Pleno de las Cortes. 
 Mañana, día D para la reforma     
 
 Pueblo.    17/11/1976.  Página: 10. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

M AÑANA DIA D PARA LA REFORMA

L

4 p/e*«»cia Qel agf* ´sitíente Suárez al frente ds su Gabinete, ayef. en el Banco Azul, apoya, de alguna manera, ¡a aprobación de la reforma. El Ejecutivo, a lo largo de las dos últimas semanas, se . aproximó a los sectores ´más representados en las Cortes y nigó su baza, que es, sencillamente ganar la batalla de la reforma, contra ochenta o cien voíos en contra -que son inapelables.

Mañana, día 18, ^puede ser el verdadero día «D» para la reforma. P er o no seria difícil, porque todo es posible en el juego parlamentario, y que intentos obs-Ejecutivo lo tiene, al parecer, todo listo, pr«Da-rado.

a punió, y en cualquier momento el presidente Suárez, o a través de algunos de sus ministras, puede disponer una intervención o p órtuna de apoyo a la reforma. Hay más: la hasta ahora feliz dirección del debate por parte de Fernández - Miranda resultará también decisiva para culminar con éxito la operación reformista.

• LAS OTRAS COSAS QUE PASAN

EL país, que mira a las Cortes, sigue consciente de qué el momento político está al ro¡o vivo. Tenemos una semana por delante intensa, y la actividad, la máquina de los partidos políticos, no para. Alva-rez de Miranda, el hombre que tiene tendidas las manos a los demo-cristianos de la derecha y de la izquierda, ha-blará,hoy en un Colegio Mayor; Garrigues Walker acudirá a una cena en el club político Ciudadanía, y alguien, maliciosamente, .ha hecho saltar la noticia de., que Ignacio Camuñas, líder del Partido Demócrata Popular, ha perdido el «fichero» de los afiliados, y en estos días en la secretaría del partido tratan de poner en orden la base de su grupo li-heral O. ñor ejemplo, otra noticia que se comenta es que los socialistas democráticos, de García López desean el sistema mixto para las elecciones del Congreso, mientras afinan sus diferencias con los históricos, los. de Pallach y los socialistas gallegos, para ofrecer al país una alternativa de «Gobierno de izquierdas», que o juicio de Martínez de la Pedraia —nos ío comentaba en una reciente entrevista en PUEBLO— podría gobernar dentro de no menos veinte años; una fecha tal voz un poco tardía para que los socialistas históricos (ellos que conocieron la terrible experiencia comunista de la República.) ouedan seguir ofreciendo una alternativa de gobierno.

LISBOA:

íüEVü GCLPE DE EFECTO

VUELVO a insistir que, a pesar de que la atención política está centrada en las Cortea, la máquina política sigue en marcha. Ahí está el golpe de efecto del oresidente Suárez ante su anunciada visita a Lisboa, dónde oronto estrechará las manos de Soares, en el mismísimo palacio de Belem. siendo el primer jefe de Gobierno europeo que reciba bajo su mandato el Jefe del Estado portugués, Ramátho Eanes.

En - algunos círculos se comenta que no sólo los temas normales que corresponden a un encu/éntro de dos jefes de Gobierno van a ser los tratados; al parecer, unos minutos de la conversación podrían estar centrados en el P. S. O. E., al que el ejecutivo está dispuesto, ahora y más tarde, a seguir ganando nuevas batallas. El aplazamiento de su primer congreso en España después del 36 no está aún lejos.

A este respecto (y totalmente confide n-cial), algunas fuentes aseguran que en el último congreso del Partido Socialista Portugués, celebrado hace varias semanas, Felipe González mostró en todo momento una actitud aislante con el secretario general del P. S. P., y.otros observadores aseguran qut fueron contados los aplausos que González le dedico a Soares, Además, el líder de los s o c.ia listas renovados abandonó dos días antes las tareas del congreso a diferencia cíe Brandt. Palme, Miterrand y K reísfey ou» permanecieron hasta ej .ftncti.

y -fs que. diéén; va •>lo sé es tdn socialista jcuíX´ndo una. fef&tura de Gobierno.

• «CUMBRE» SUÁREZ. EQUIPO D. C.

PERO hay algo más. El presidente Suárez. antes de salir en el Mystére vía Lisboa, con la reforiña aprobada y superada la transición primera, con regreso oara presidir el Conseio de Ministros del 26, del que tiene que salir una normativa sobre el referéndum, se entrevistará con el Equipo Democristiano, que. junto a socialde-mócratas y liberales, no se opondrán, en principio, a la consulta.

Para cuando se celebre dicha «cumbre» (Suárez-D CJ. tal vez, y si el sistema electoral —oroporcional con ciertos correctivos o mixtos-— satisface a la oposición, o, al menos, a la más moderada, podría confirmarse la verdadera ruptura en la oposición. Y es que un documento válido, como puede ser el texto definitivo de la reforma política, así como los oróximos acontecimientos políticos, puede significar el rompimiento total de la oposición en el mismo momento en que todos los partidos se pongan a jugar cara a las elecciones.

f) LA ACTÚALIDAD. COMO SIOUE

EN el fondo de >io« aconte Cimientos, unas lineas más Radio-Telévisión Española s-•gue ensayando los anunció» del referéndum; «Democracia, un bwen motivo para votar "si"" y «Convivencia, un buen motivo para votar ´"sí"- son algunos de los «slogans* que según parece están preparados. Al mismo tiempo; la Embalada chilena nos desmiente, telefónicamente, su rumoreada participación en el 20 de noviembre, aniversario de ZaViuerfe de Franco, que Gobierno y oposición de derechas se disponen a recordar en el Valle de los Caídos y. en la plaza de Oriente, respectivamente.

Mientras, la B. B. C., al. compás de las libertades en España, estudia la realización de programas en catalán y la Bolsa —esa sufrida Bolsa de nuestros inversores— se dispone a celebrar con una subida el éxito de la reforma. a la espera del referéndum, con más subidas en el ambiente bursátil.

* UN RUMOR SOBRE EL PLFNO DE LAS CORTES

*

Ü\TA enmienda —dicen— que podría ser bien recibida aor el ejecutivo es la oue propone un aumento del número de diputados en el Congreso Según el proyecto, sólo 350 tendrán asiento en las futuras Cortes. En Francia, Alemania, Ita-* lia e Inglaterra sur>e~ ran con mucho esta cifra, incluso en" Alemania, son más de 000 ios representantes del Par´JnmeiitQ.

¿Triunfará esta oportuna enmienda? Al parecer depende del Go-bierno.

J. R. S.

17 de noviembre de 1976 PUEBLO

 

< Volver