Autor: Delgado, Alberto. 
 Consejo Nacional: Reforma política. 
 Ultimado el informe  :   
 Se pide la determinación de los preceptos fundamentales afectados por la nueva Ley. 
 Arriba.    03/10/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

ULTIMADO EL INFORME

® Se pide la determinación de los preceptos fundamentales afectados por la nueva Ley

MADRID. (De nuestro informador político, Alberto Deiga-do.)—El informe de la Sección Primera del Consejo Nacional del Movimiento al proyecto de ley de Reforma Política quedó ultimado ayer. El informe se elevará at Pleno xlel Consejo, y aprobado por éste, se remtí^á al Gobierno.

La sesión, presidida por don Jesús Fueyo, se inició poco después de las once de la mañana y duró cuarenta minutos.

Se planteó en primer lugar e) texto de la disposición derogatoria. El ponente don Eduardo Navarro propuso una fórmula que fue aprobada por unanimidad, con .el siguiente texto:

•E! Consejo estima conveniente que se incluya en el proyecto de ley de Reforma Política una disposición derogatoria que determine con suficiente claridad Jos preceptos de las Leyes Fundamentales vigentes que quedan afectados, derogados o modificados por la nueva Ley Fundamental, cuyo proyecto se informa.»

Modificación del preámbulo

A continuación se debatió la modificación del preámbulo del proyecto. El señor Navarro propuso una redacción, matizada por varios Consejeros, y que se aprobó -en el sentido de que, de entenderse la necesidad del preámbulo, éste se modifique con arreglo a los criterios expuestos a lo largo del informe, especialmente en sus tres primeros apartados.

En cuento al párrafo segundo del artículo. quintó, qua - an el texto del Gobierno prevé la posibilidad de disolución de las Cortes cuándo, tras referéndum sometido por el Rey al pueblo, la materia fuera de la competencia de las Cortes, y éstas no tomaran decisión de acuerdo con el resultado, la Ponencia, por mediación del señor Navarro Alva-rez, y a la vista de una sugerencia ´planteada en su momento por el señor López Rodó, propuso un" texto que mereció la aprobación unánime de los Consejeros, con la siguiente redacción:

«El Consejo señala su preocupación respecto de la oportunidad del párrafo segundo del artículo quinto del proyecto de ley, por las anomalías en la lógica del proceso legislativo que podría suponer y las consecuencias políticas que de su ejecución pudieran derivarse.

Refiriéndose dicho párrafo e materia de la competencia de las Cortes, parece lógico que sean éstas las que comiencen por elaborar la correspondiente ley, y que, en su caso, se la someta, posteriormente, a referéndum. No parece conveniente la marginación de las Cortes en este punto. Su disolución sólo debería fundamentarse en la discordancia entre la voluntad de les Cámaras y la voluntad popular..

Posibilidad de disolución de las Cámaras

Por último, se debatid una propuesta del señor Pedresa Latas, sobre Inclusión en el Informe de

Que el preámbulo se ajuste al informe del Consejo Preocupación sobre un párrafo del proyecto, sobre disolución de las tortes la posibilidad de disolución de las Cámaras por el Rey.

Y

El ponente señor Navarro, señaló que el tema no fstá contemplado en el proyecto, y la Ponencia, en su informe, no ha querido ir a más ni a menos que al contenido del proyecto. En consecuencia, aun estimando la -importancia de la cuestión planteada por ej señor Pedresa, consideraba que no debería incluirse en el proyecto.

El !H°ffw-Peérera.-fñ(»fBU*A»n su postura, diciendo que el tema que planteaba es tan grave que no puede quedar en el vacío ni marginarse. La posibilidad de disolución de las Cámaras cuando así lo exija el interés del país figura, por otra parte, en varias Constituciones españolas.

El señor García Ramal, compartiendo la preocupación del señor Pedresa, consideró que el tema es tan delicado que, puesto que el Gobierno no lo ha traído al proyecto, se correría un nes-go si se mencionara en el informe.

El señor López Rodó, en la misma línea, matizó que le ley no realiza la ´ reforma constitucional, sino que abre las puertas para que sean las nuevas Cortes las que elaboren esta reforma.

Por otra parte —añadió—, le facultad de disolución está en función de la facultad de las Cortes para derribar al Gobierno. No puede contemplarse una facultad sin la otra. Es un tema para meditar, pero está fuera de la presente ley.

No erosiona la Corona

El sefior Garicano, que expre so también sus dudas sobre la conveniencia de la propuesta, dijo que, en caso de disolución, debería ser a petición del Gobierno, para no erosionar la Corona.

El señor Fernández Sordo se sumó a las anteriores manifestaciones, diciendo que e¡ tema es insoslayable, pero no es el momento de tratarse, y apoyando la postura de la Ponencia.

El sefior Navarro recogió estos criterios para insistir en que la Ponencia se ha limitado a Informar, en -todos sus extremos, el proyecto del Gobierno. Su posición era, en consecuencia, no incidir en el tema en el informe.

El señor Pedresa dijo que había querido llamar la atención sobre esta cuestión, y que a la »tet» ^ te^ffqgfffn* >¿ >•• GMH^ sejeros se abstenía en este acuerdo.

Finalizado el informe, el señor García Ramal pronunció unas palabras de felicitación a la Ponencia por la brillantez de su informe, y eí Presidente, don Jesús Fueyo, agradeció a todos su colaboración.

El plazo reglamentario para la convocatoria del Pleno es a partir de ocho días, pera puede acortarse por razones de urgencia.

 

< Volver