Nuestro voto será ¡no!     
 
 El Alcázar.    14/12/1976.  Páginas: 1. Párrafos: 66. 

NUESTRO VOTO SERA ¡NO!

DE entre los numerosos testimonios de todo tipo —desde la llamada telefónica constante hasta la carta y la colaboración— que estamos recibiendo con motivo del Referéndum, ofrecemos hoy un mínimo panorama en el que se resume la coincidencia con que el NO avanza entre quienes se han planteado seriamente los peligros que envuelve una Ley de Reforma Politica que da paso al sistema inorgánico de representación y, sin embargo, mantiene designaciones digitales incompatibles con ese sistema, tales como los nombramientos de Presidente del Gobierno o de Las Cortes. Tal inconsecuencia y la mucho mayor que supone sustituir un sistema que durante 40 años ha dado paz a España, por otro de cuyos frutos negativos y catastróficos tenemos triste experiencia, permite a nuestros comunicantes mantener el NO desde ángulos y matices diversos.

¿POR QUE VOTO NO?

Mucho le agradecerla publicara en su Diario esta carta. La razón de la misma se basa en el hecho de que en estos días, ante el Referéndum, por los diferentes medios de información pública, se interpreta mal la intención del voto NO. Por lo menos mi decisión de votar así, responde a las siguientes consideraciones:

1__ Voto NO, por defender la Monarquía Española, Tradicional, Social y Representativa, encarnada, hoy, en el Rey Juan Carlos I; frente al régimen partidocrático y afrancesado, tan trágico para la Patria.

2.»— Voto NO, por considerar invalidado este Referéndum; ya que se basa en el voto SI de procuradores descalificados, en el mismo momento de la votación de las Cortes, por faltar al juramento que implicaba a su cargo.

3."— Voto NO, porque después de vivir durante 14 meses de la Guerra, en los Batallones 106, CNT-FAI y Brigada Disciplinaria del Ejército Rojo de Santander, y por haber presenciado el asesinato de Soldados, Sargentos y Suboficiales por parte de los Oficiales de Milicias, con la aprobación o pasividad de las autoridades "Socialistas"; me repugna votar SI, asociado a tales partidos políticos, que con los mismos nombres y algunos con las mismas personas, surgen estos días.

A este recuerdo se añade como es lógico, cientos de miles de Mártires anónimos muertos en similares circunstancias y por la misma causa.

4.— Voto NO, en memoria de los héroes que murieron por España y con más personal recuerdo por los cantaradas del Tercio Ortiz de Zarate (del Requeté de Vizcaya, 6." Brigada de Navarra) y del 8. ° Batallón de Zapadores-Minadores de La toruna, Unidades donde permanecí desde agosto del 37 hasta el fin de la Contienda.

-Estas consideraciones, comprendo que son de una lógica dura y descarnada, lo cual siento de todo corazón, pero no por ello deja de ser justa, por lo cual en estas circunstancias tan singulares, me decido a su publicación.

Muy agradecido.

Francisco CABRERO TORRES-QUEVEDO

NO AL REFERENDUM

CARTA ABIERTA A D. TORCUATO LUCA DE TENA

Muy Sr. mío:

Con todo el respeto y máximas consideraciones personales, me creo en el deber —como antiguo combatiente Requeté, y más aún, como Secretario General de la HERMANDAD NACIONAL DE ANTIGUOS COMBATIENTES DE TERCIOS DE REQUETES DE LA

CRUZADA— de manifestarle, con toda franqueza, la total disconformidad con su alocución, en la emisión de sobremesa de Televisión Española del día 10, reproducida en "ABC" del día 11, en la que expresó su opinión con respecto al Referéndum. (Por cierto, ha tenido más suerte que nosotros, a los que no se nos ha concedido esa oportunidad, pese a haberlo solicitado).

Se basa la misma, en una clara cqntradición. Así, por un lado, afirma que "nadie tiene derecho a escudarse en nombre del Rey", y por otra parte, sin embargo, que —como él proclamó que quiere ser el Rey de todos los españoles— "tanto el centro, como la izquierda y la derecha deben responder con un SI rotundo a la consulta popular que se nos hace para que el día 15 de Diciembre de 1976, en el calendario político español, sea —gracias a la iniciativa del Rey— el gran día de la reconciliación nacional".

La contradición no puede ser más evidente. Se dice por un lado que no se debe invocar al Rey, pero se invoca de manera contundente, para que los españoles votemos SI a los principios liberales —que no es una modificación sin importancia, sino sustantiva— adjurando los de la MONARQUÍA TRADICIONAL, CATÓLICA, SOCIAL y REPRESENTATIVA y del 18 de JULIO, por los que los tradicionalistas hemos ofrecido en la Cruzada, miles y miles de vidas por salvar a España, y no digamos ya en las Cruzadas carlistas.

Creo que tal postura le hace un flaco servicio al Rey, que además ha jurado solemnemente esos Principios--Fundamentales, que nosotros y otros patriotas —con lealtad inconmovible a nuestros juramentos, a nuestras conciencias, a nuestros mártires y a nuestro deber de ´españoles— vamos, por estimarlos esenciales, a votar NO a su reforma, que además conlleva, con la misma, su modificación sustancial.

Tenemos no sólo legítimo derecho, sino deber de hacerlo, sin que se coaccione la voluntad popular, a la que por oierto, no se le ha dado igualdad de medios y oportunidades para expresarse.

Tan legítimo es el SI, como el NO, o el voto en blanco. Mejor dicho, creemos que a tenor de la normativa legal vigente, lo más legítimo es el NO, por razones —varias de ellas jurídicas— que han sido expuestas, entre otros, por esta Hermandad.

El Liberalismo, en su largo historia —que preferimos no analizar— está cuajada de esas contradiciones.

Una cosa es, Sr. Luca de Tena, como ya decía en Junio de 1869, el gran Rey Carlista Carlos Vil: "YO NO DEBO NI QUIERO SER REY, SINO DE TODOS LOS ESPAÑOLES" y otra que se aconseje que no emita libremente su opinión en el Referéndum, el pueblo español.

Y así decía el mencionado Rey en tal documento: "Mi pensamiento fijo, mi deseo constante, es dar a España lo que no tiene... la amada libertad, que sólo conoce de nombre; la libertad que es hija del Evangelio, no el liberalismo que es hijo de la protesta; la libertad, que es al fin el reinado de las leyes, cuando las leyes son justas, esto es, conforme al derecho de naturaleza, al derecho de Dios".

"Nosotros, hijos de Reyes, reconocemos que no es el pueblo para el Rey, sino el Rey para el pueblo".

Cuando íbamos escribiendo estas líneas nos enteramos del secuestro de Antonio María de Oriol, Presidente del Consejo de Estado y excombatiente Requeté, aparte de la estancia de Carrillo en España.

¿Es que vamos a decir a todo esto que sí?.

Creemos, Sr. Luca de Tena, que después de las experiencias sufridas debe poner con nosotros, la mano sobre el corazón, y pedir a Dios que ilumine a los que puedan salvarnos del caos, que tememos pueda volver a dominar nuestra Patria, si escogemos, caminos equivocados, abriendo las puertas al enemigo.

Atentamente le saluda

Manuet Ángel VIETEZ PÉREZ

YO HE VOTADO NO

Yo he votado ya porque mi empatronamiento exigía el voto por correo.

Y he votado no, porque han olvidado hablarnos de PATRIA cuando está demostrado que no existe un pueblo libre si no hay una Patria grande.

Yo he votado no, con la misma seguridad que en el año 67 vine de París para votar personalmente sí, porque entonces tenía confianza ciega en lo que nos pedía un hombre al que nunca lloraremos bastante, que tenía sobradamente acreditada su lucha por la prosperidad de España mientras ahora sólo

veo personajillos ansiosos de asir el poder pretendiendo satisfacer su propia ambición aunque la encubran con la representación del correspondiente partido.

Yo he votado no, porque sólo veo competencia de partidos donde sólo debiera haber esfuerzo común de españoles.

Yo he votado no, porque desconfío de una democracia que está al alcance del mayor esfuerzo propa

gandístico, una democracia que puede comprar el partido mejor financiado.

Yo he votado no, precisamente porque amando la libertad y la democracia, considero ultrajante la imagen que nos pretenden dar de ambas.

Yo he votado no, porque si Europa nos impone sus exigencias, sin detenerme a explicar ahora lo que tal arbitrariedad me parece por atentatoria a la libertad ajena, no hemos exigido a la recíproca que si luego no le gusta el resultado, no pretenda nuevas imposiciones o exigirnos el comunismo.

Yo he votado no en garantía de mi propia supervivencia, ya que otros son incapaces de hacerlo y algunos sectores policiacos permanecen ya sordos a determinados avisos.

Yo he votado no, porque nadie puede invocar una democracia cuando se es incapaz de conseguir la simple convivencia o cuando se pretende garantizar la inviolabilidad de domicilio mientras se atenta contra la del señor Oriol Urquijo, aunque él sí había votado sí.

Yo he votado no, no porque desconfíe de la libertad sino de los medios de alcanzarla.

Yo he votado no, porque desconfío de quienes hablan de democracia y coaccionan a nuestros hijos en las aulas haciendo en ellas propaganda hasta del terrorismo. (Puedo precisar referencias).

Yo he votado no, pensando en las amenazas que reciben muchos obreros y trabajadores honrados por negarse a secundar los manejos de los perturbadores, (también podría dar referencias), pues esa no es la mejor garantía de sus libertades.

Yo he votado no, pensando que será precisamente el pueblo quien pague con un mayor esfuerzo, su parte en los miles de millones que según el Partido Comunista financian éste y otros partidillos.

Yo he votado no, para recordar al pueblo que ahora pretenden contentarle con palabras cuando se le daban hechos.

Yo he votado no, porque crecí entre gigantes y no me resigno a vivir entre pigmeos.

Yo he votado no, porque me rio de los fantoches a los que molesta la huella del Franquismo y sólo pueden patalear sabiendo que mañana nadie hablará de "ismos" asociados a sus apellidos.

Yo he votado no, porque estaba de acuerdo cuando hace un año el Rey nos dijo que no habría privilegios, pero creo que se ofende al Rey manipulando su justicia al permitir en cambio que esos privilegios beneficien a quienes le atacan.

Yo he votado no porque pienso en cuantos han luchado por devolver el trono a él y sus descendientes.

Yo he votado no, pensando en cuantos han tenido que votar sí, sin otra causa que la necesidad de apretar filas para evitar que lleguen otros a sustituirles.

Yo he votado no, porque los 12 meses de este extraño aperturismo no me parecen la mejor garantía para el porvenir de España ni de los españoles.

Por eso yo, que soy monárquica de herencia y propia convicción y no de circunstancias, he votado que no porque como alguien ha dicho, es el mejor servicio que podemos rendir al Rey, a la democracia y sobre todo a España.

Victoria MARCO LINARES

VOTAR SI EN EL REFERENDUM NACIONAL DEL 15 DE DICIEMBRE SIGNIFICA:

1.—Que el Presidente de las Cortes (bicamerales o no), pueda.ser alguien como Don Claudio Sánchez Albornoz, Don Salvador de Mada-riaga o Don Joaquín Ruiz Jiménez, por citar algunos nombres.

2.—Que los diferentes escaños, estén cubiertos por hombres tan conocidos como Tamanies, Felipe González, Marcelino Camacho (Don), etc., en el mejor de los casos, pues en el peor, no descartable, podrían ser La Pasionaria o Santiago Carrillo.

3.—Que la Internacional Socialista, intervenga, si no dirige, los destinos de España.

4.—Que caigamos en la misma ingenuidad que en la que el 12 de abril de 1931, cayeron nuestros mayores, facilitando con nuestro voto la acción de conocidísimas organizaciones políticas tales como elPCE, la UGT, la CNT, la UHP o la FAI.

5.—Que si con unas Cortes que la oposición de izquierdas califica de bunkeríanas y con un Gobierno al que dicha oposición tacha de fascista se consiguen cosas como "el pacto con la oposición" representada entre otros por los partidos comunistas, separatista catalán y separatista vasco ¿Qué no se conseguirá

cuando el Gobierno y los Estamentos sean de

6.—Que "no sea posible la faz" ante las lamentaciones del repetidamente fracasado Don José María Gil Robles, pero cuarenta años más • viejo que en el día de su primer sintonía de impotencia.

7.—Que Su Majestad el Rey, en un vuelo charter, tengar que reemprender el camino que en su día emprendiera su augusto abuelo Don Alfonso XIII.

8.—Que las democráticas huelgas, los piquetes, las manifestaciones acaben con la maltrecha economía nacional.

9.—Que la "iglesia marxista", de al traste con la verdadera, con la única Iglesia y destierre de España para siempre la moral y las buenas costumbres.

10.—Que los valores básicos de la familia sean corroídos por el divorcio, el aborto y el adulterio.

11..—Que los valores supremos de Dios y Patria sean sustituidos por el materialismo y la convivencia social.

12.—Que en resumen, el Pueblo, todo el pueblo español, ese sufrido pueblo al que se le pide que hable y al que constantemente se coacciona y se engaña, se muera de hambre con el paro, la inflación y el vacio interior.

¡¡EXISTEN RAZONES PARA EL NO!!

Por lealtad a Dios, a la Patria y al Rey y por convicción en los Principios del 18 de Julio, votaré que

Y no soy huérfano, gracias a Dios, ni excombatiente, porque tengo 41 años.

S. M.

 

< Volver