Autor: Apostua, Luis. 
   Ya es historia     
 
 Ya.    15/12/1976.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

YA ES HISTORIA

MAÑANA a estas horas ya estaremos todos más relajados y satisfechos, porque, salvo caso de locura colectiva o de catástrofe terrorista, el referéndum arrojará los suficientes votos favorables. Ello tendrá mayor mérito y dará la medida de la madurez de los españoles, porque los últimos sucesos han Introducido un factor de distorsión y de nerviosismo. Pero remon

El último acto de la propaganda electoral consistió en la alocución televisada y radiada de| presidente Suárez, cuya grabación se pospuso hasta, última hora de la tarde. Su discurso tiene una estructura muy sencilla y un método aún más sencillo: repetir las ideas fundamentales.

Si descomponemos el discurso en sus piezas nos encontramos con esto:

UNO.—La idea central consiste en una apelación al pueblo para que asuma el protagonismo de ahora en adelante. Viene explieítada esa idea directriz en expresiones como "que el pueblo español controle y dirija... los destinos de nuestra Patria"; "nadie sino el pueblo tiene autoridad para dirigir el cambio"; "que esta España sea la tierra de todos cuantos en ella viven"; "mañana comienza una nueva etapa histórica basada en la soberanía popular".

DOS.—Dicha idea viene flanqueada por apoyaturas pragmáticas de seguro efecto electoral. Se aprecia en expresiones como "sólo disfrutaremos de seguridad, de estabilidad política y de horizontes olaros si la reforma se asienta en la voluntad general": "la reforma se basa en la voluntad, gestión y control del pueblo"; acuciante obligación de devolver al pueblo es paño] su soberanía"; "preguntarle al pueblo cómo quiere su porvenir es el único medio de construir un futuro sin riesgos"; "sólo tt partir de las elecciones son posibles los grandes acuerdos nacionales que España necesita",

TRES.—Hay un reconocimiento expreso del pluralismo existente en las bases sotial«s del país y, algo más veladamente, una Invitación a un futuro inmediato en que sea posible la oposición política^ con toda normalidad, Por ejemplo, en frases como "la oposición política es contemplada por el Gobierno con naturalidad y deseo de que se convierta en enriquecimiento de U, vida colectiva"; "es necesario abrir las puertas a nuevos representantes legítimos"; "que nadie se considere marginado de las grandes opciones nacionales".

ADEMAS, don Adolfo Suarez ha dicho el discurso con gran serenidad. Es bien conocido su autocontrol, que ejerce hasta cotas excesivas, según dicen sus amigos; pero en esta ocasión era necesario que el público viese a un presidente del Gobierno con apariertcia tranquilizadora. En una palabra: ha dado un cierre muy eficaz a la campaña del referéndum, que desde el pasado sabado tenía dentro un» enorme carga emocional.

Luis APOSTUA

 

< Volver