Autor: Pastor Mateos, Enrique. 
 Ante el referéndum. 
 El "sí"     
 
 Ya.    15/12/1976.  Página: 44. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

EL "Sí"

AUN aquellos que propugnan e1 "no" o la abstención dan por descontado que el "sí" prevalecerá y velan las armas para la próxima y más importante batalla: la de las elecciones.

Se trata, pues, de erosionar el "sí", pero sin destruirlo. Por si alguno trata de apropiarse el triunfo.

Aunque el "sí" tiene un múltiple sentido. Por un lado representa un éxito para el Régrimen que lo convoca.

Victoria sobre sus propios partidarios, a los que ha hecho doblegarse ante realidades y exigencias.

Victoria también sobre sus enemigos, a los que ha señalado el cauce de su reintegración a la vida política.

Victoria costosa, en opinión de algunos; demasiado costosa, difícil y arriesgada. Victoria, tal vez pírrica, pero victoria al fin.

Por otro lado, representa el triunfo d« unas determinadas fuerzas políticas, que se han movido dentro o en las proximidades del Régimen. En justicia, corresponden los laureles a todas las que desde un principio trataron de inclinar aj Régimen hacia soluciones más eclécticas, a acuerdos con países democráticos, a medidas de mayor tolerancia y, sobre todo, a una más o menos afortunada y efectiva liberaiización de sus instituciones.

La actividad de estas fuerzas na sido continua; pero su progresión, lenta y con alternativas. Sólo en los últimos tiempos han sido más acusadas las presiones, aunque no hayan faltado tampoco las resistencias.

Los últimos episodios de esta sorda lucha han permitido situar co precisión a. las personalidades y grupos que servían al Régimen.

Decididos los reformistas a lanzarse a la palestra democrática, no hay duda de que en ella podrán esgrimir el "sí" popular en este referéndum como el más brillante de sus méritos.

PERO el "sí" puede ser también anotado en e) haber de la oposición democrática. Puesto que es ¡a aceptación de la principal y básica de sug aspiraciones: la democracia liberada de la compañía del obetivo orgánica.

Las diferentes corrientes de opinión que en los últimos tiempos desde fuera del Régimen han intentado un cambio, pueden observar con complacencia que éste esté en marcha y que sus premisas no impiden llegar hasta las últimas y más atrevidas conclusiones,

Podrán manifestar su disgusto por cuestiones d« procedimiento y participación, pero en el fondo el "sí" no será sino un reconocimiento implícito de sus servicios y una justificación de su existencia y de gus actividades.

No pretendemos agotar los significados del "sí". Pero no debemos ignorar que, en gran medida, el "sí" es el triunfo del pueblo, en aquellos amplios sectores que representan un elemento de continuidad y moderación en la vida, pública. Es decir, de una mayoría conservadora que aspira a renovarse sin poner en peligro el bienestar del que disfruta.

Existen, sin duda, suspicacias respecto al futuro, pero también una gran confianza. Y una gran curiosidad. Mientras preparamos el referéndum tenemos la mirada puesta en las próximas elecciones. Nuestro voto será, sin duda, entonces más difícil y más comprometido.

Enrique PASTOR MATEOS

 

< Volver