Autor: Niveiro, Emilio. 
   Mis razones para votar sí en el referéndum     
 
 Ya.    15/12/1976.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 10. 

Mis razones para votar sí en el referéndum

NO nos engañemos. El mundo de 1976 está dividido en dos grandes opciones: la de los países occidentales y democráticos, más o menos fieles a la herencia de la civilización cristiana, y la de los países totalitarios que están de espaldas a esa herencia y que aherrojan toda clase de libertades en nombre de la "dictadura del proletariado" o, por mejor decir—vamos a dejar a salvo al proletariado, que no tiene la menor culpa, puesto que se limita como siempre a. trabajar—, en nombre de lo que debería llamarse, en rigor, la "dictadura de una determinada clase de burócratas", o del aparato oficial de un partido que no admite réplica alguna.

La alternativa, para nosotros los españoles, no tiene vuelta de hoja. El referéndum nos pregunta si estamos de acuerdo o en desacuerdo con el proyecto de ley para la Reforma elaborado por el Gobierno y sancionado, con determinadas enmiendas, por las Cortes. Asi de claro.

¿CUAL es la opinión del totalitarismo marxista? No se han andado con tapujos, .Ellos van a abstenerse, y por medio de esa auténtica trampa tratar de sumar a sus adeptos a todos aquellos consuetudinarios comodones o imposibilitados de comparecer por causa justa, que no podran estar presentes ante las urnas, De esa burda manera tratarán de aparecer dicieado que son muchos más de los que son. Y esa actitud no me parece limpia.

En cambio, hay limpieza y coherencia en todas aquellas personas que, fieles a una trayectoria lealmente servida, han manifestado que van a votar NO, sencillamente porque no les acaba de gustar el proyecto de ley o poique entienden que va contra sus convicciones. Yo no comparto su posición, pero soy el primero ea respetarla.

Y quedamos los demás. El pueblo que va a votar SI porque está decidido a. Hevar adelante una reforma profunda y sin traumas. El pueblo que, sin renunciar a las conquistas del pasado, aspira a mejorarlas y acrecentarlas. Votar SI, como pienso hacerlo yo a título individual y colectivo, aconsejándoselo a mis amistades, es votar SI al desarrollo, SI a la libertad, SI al orden, SI al progreso, SI a la Corona y Sí al porvenir. A un porvenir que edificaremos entre todos.

ENTONCES pueden peguntarse ustedes: ¿es que ;ne gusta completamente el proyecto de ley o es que quiero dar coba al Gobierno? Ni lo uno ni lo otro. En cuanto a! proyecto de ley me hubiese agradado, quizá, añadirle algo y quitarle algo, aunque sólo sea por aquello de que nunca -Hueve a gusta de todos. Y en cuanto a! Gobierno, mi voto positivo no significa una renuncia a posturas críticas, si hay Lugar a ellas., ni a hipotecas de ninguna especie.

Votaré SI con esperanza porque se nos abre un. camino, y cerrarlo a las pjimeraa de cambio se me antoja una estupidez y un gesto antipatriótico más claro que el agua, amén de abocamos a soluciones catastróficas. Y yo estoy, lo vengo repitiendo desde siempre, por la paz y la concordia entre Ios españoles.

Emilio NIVEIRO

* * *

(Continúa en página sigte.)

Mis razones para votar

(Viene de la pág. anterior)

¿ Qué pasará después ? Ah, eso es harina de otro cantar. Tras del referéndum, si es aprobado como espero y deseo, vendrá e1 periodo electoral, y luego, y ya va siendo hora, la verdadera voz de] pueblo. Y seguidamente, unas Cortes en las que estarán los representantes que libremente ese pueblo designe, y un Gobierno con autoridad popular suficiente para hacer frente sin ninguna clase de temores a los gravísimos e inaplazables problemas socioeconómicos que tenemos pendientes y que son la madre del cordero.

PORQUE si no se arregla la economia, señores, y si no se toman con valor y energia las medidas necesarias, si no se agarra a ese toro marrajo por los cuernos, ya podemos irnos despidiendo de todo.

Democracia incluida.

Esa es otra razón, y ole peso, para votar SI y para pedir n] cielo que las elecciones se lleven a cabo cuanto

antes.

Emilio NIVEIRO

 

< Volver