Autor: Tarín Iglesias, José. 
   El referéndum y la postura política de Jordi Pujol     
 
 ABC.    15/12/1976.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

PAG. 14.

BARCELONA AL DÍA

EL REFERENDUM Y LA POSTURA POLÍTICA DE JORDI PUJOL

PRÁCTICAMENTE, a la hora de redactar estas impresiones, ha terminado la campaña del referéndum. Esta mañana abrirán sus puertas los colegios electorales y por la tarde podremos constatar el éxito o el fracaso de la consulta. Es muy difícil hacer un pronóstico, puesto que existe una serie de condicionamientos que, en algunos momentos, lo hacen imposible. Se ha traba¡ado infatigablemente para crear una conciencia popular en favor del referéndum, pero también debemos reconocer que la oposición se ha gastado sus buenas pesetillas para contrarrestar esos etectos, especialmente en los barrios periféricos, donde han realizado una tenaz campaña en pro de la abstención. El grupo sucursalista de Carrillo se ha lanzado a fondo, creando un clima preocupante de auténtica subversión, al que le han hecho el luego, desgraciadamente, amplios sectores de la oposición, asi como alguna entidad profesional que ha hecho pública una lamentable nota en este sentido.

* Pero, a pesar oe todo, es muy posible que la concurrencia de votantes sea bastante nutrida, pues son muchos los barceloneses conscientes que acudirán a cumplir con tu deber. El porcentaje difícilmente superará el 65 por 100 del censo y ello ya constituiría un verdadero éxito. La realidad es que, en Barcelona, al referéndum le ha faltado un respaldo eminentemente popular. Quizá en esta ocasión es donde se ha notado la carencia de una cohesión en las tuerzas más o menos conservadoras frente a la actitud desafiante de la izquierda. En Cataluña, en contra de lo que suceden en el resto del país; existen dos problemáticas distintas, pero unidas en un determinado momento. Razón tenia hace unos días una alta personalidad .cuando decía que los planteamientos del resto de España escasamente sirven cara esta región.

* Dejando aparte este, Jema, existe otro también de gran relieve, como son las relaciones del fantasmal presidente de la Generalidad en el exilio, y Jordi Pujol. Por lo visto, en estas últimas horas el líder de la Convergencia Democrática viajó a París para darle cuenta a aquél de todas sus gestiones. Las conversaciones —según cuentan— han sido largas y tensas y, al final, aunque se quiera disimular, no hubo acuerdo, puesto que */ "honorable» se ha mostrado en todo momento contrario a la presencia de Cataluña en la famosa comisión de los "nueve». Ello, naturalmente, no lo comparte Jordi Pujol. Proyecta continuar en la tunta que negociará con el Gobierno.

• En este caso, la actitud üe Jordi Pu¡ol es mucho más realista y política. En definitiva, su presencia en la citada comisión depende, primordialmente, del criterio de su partido y de las tuerzas sindicales que le designaron. A pesar de que en estos últimos tiempos Terradellas actuó con cierta cautela en este aspecto concreto, la actitud de Pujol es mucho más efectiva, pues prefiere el diálogo antes de convertirse en un francotirador. Como se ve, las aguas políticas continúan revueltas, mientras el horizonte se ensombrece por momentos. De momento, vamos a ver lo que ocurre hoy para poder luego ir pensando tn algo mucho más trascendental y positivo, como van a ser las elecciones generales, punto efe arranque de toda futura actuación.—José TARÍN IGLESIAS.

 

< Volver