TVE estimulante de abstenciones     
 
 Diario 16.    15/12/1976.  Página: 1. Páginas: 1. Párrafos: 22. 

LINIA DIRECTA

TVE estimulante de abstenciones

A juicio de las numerosas cartas recibidas en los días previos al referéndum, "LD" está en posesión de decir que la campaña que se ha hecho a través de Televisión Española es la que habrá logrado crear más número de excépticos y posiblemente de abstencionistas para la causa del Gobierno.

Porque ha sido en la pequeña pantalla donde el español no político, pero consciente de sus derechos y deberes ciudadanos, y sobre todo consciente de que ya no se dejará engañar más en su historia, se ha dado cuenta de que el Gobierno no ha actuado con imparcialidad y con libertad en el uso de sus poderes como administrador del Estado y de los fondos de todos los españoles.

Don Daniel Aznar Duque, del comité de Madrid de Reforma Social Española, sintetiza esta opinión en las siguientes palabras:

Ante la machacona insistencia con que TVE nos bombardea diariamente con el tema del referéndum, quiero unir mi protesta a la´ de miles de compañeros de empresa y millones de televidentes, que por falta de recursos económicos para irse a un espectáculo público tienen que tragarse los bochornosos pro^ gramas de TVE sin poder protestar, o marchándose a la cama para "ahorrar energía", y a los que ahora se ha unido la antidemocrática campaña del referéndum, que dejó de ser una invitación para votar, para convertirse en coacción mental, protagoniza por TVE con la ayuda de unas cuantas personas que no son, ni mucho menos, la representación de toda la oposición, y que por lo general hablaban a nivel personal y en defensa de intereses personales, demostrándose, una vez más que TVE no está al servicio del pueblo, sino del grupo que gobierna.

La manipulación informativa de TVE continúa como en los mejores tiempos del franquismo, nos dice don Maximiliano Acha, y cita como ejemplo el espacio del domingo pasado "Crónica de 7 días", donde no se consideró como noticia importante de la semana política el Congreso del PSOE y la presencia en Madrid de setenta líderes y personalidades de la democracia mundial.

La "objetividad" de RTVE es denunciada también por don Mariano Blanco, un ciudadano sin adscripción política alguna, pero que movido por una serie de consideraciones que expone a continuación, ha decidido abstenerse de participar en el referéndum de hoy:

"Veo absurdo participar en un referéndum sin libertades, cosa que se demuestra todos los días leyendo el número de detenidos, aunque después sean puestos en libertad, por hacer propaganda "pro abstención en el referéndum", ver las prohibiciones de asambleas de vecinos, aunque se halla invitado a un representante del Gobierno para que defienda su postura, ¿o es que tampoco fundamento tiene que no es capaz de encararse con un elemento de la oposición?, la prohibición de insertar anuncios de algunos partidos en la Prensa o incluso la "objetividad" con que trata la información el portavoz del Gobierno, RTVE, y no tomo en consideración la noticia leída ayer en D16 de las amenazas a funcionarios porque creo al Gobierno más inteligente que todo eso, y por tanto, considero al igual que D16 sea excesivo celo de "mandos intermedios". Igualmente me abstendré por ver muy peligroso el que se apruebe una ley para que haya elecciones y no haya garantías para las libertades políticas y sindicales, así como que el Gobierno no sólo no haya reconocido a todos los partidos, sino que a unos los haya condenado a la ilegalidad con su clasificación de "legales, lega-lizables e ilegales".

Por último, la "famosa" canción HABLA PUEBLO ha sugerido a un lector anónimo la ocasión de soltarse un poco la lengua, y he aquí su conversación:

"Estamos hartos de promesas, de palabras, de escritos, de discursos, de propaganda, de radio, de Prensa, de televisión, de libros, de partidos políticos, etcétera.

Que el trabajo de cada español no represente un derecho, sino un deber obligatorio.

Que cada español tenga un solo puesto de trabajo, para que otros puedan ocupar los que queden libres.

Que la jornada de trabajo sea de cuarenta y dos horas, para que haya lugar a crear nuevos puestos de trabajo.

Que la Enseñanza General Básica sea completamente gratuita para todos los niños españoles, incluidos lápices, libros, cuadernos, etc.

Que el costo de la enseñanza en Universidades sea sufragado, "a posteriori", por los propios estudiantes cuando terminan la carrera o el doctorado, mediante cantidades periódicas, de acuerdo con sus posibilidades.

Que los sueldos máximos se encuentren relacionados con el mínimo, de tal forma que el máximo no pueda superar tres veces el mínimo.

Que el Estado vigile las fronteras y las "valijas diplomáticas" para evitar la fuga de capitales al extranjero.

Que el Estado proteja las inteligencias y evite la emigración de cerebros al extranjero.

Que todos los puestos de trabajo sean ocupados mediante concursos, oposiciones o concursos-oposiciones, para que tengan acceso a ellos todos los españoles sin discriminación.

Que no vuelvan a producirse casos como el de Consorcio de la Panadería, el de Matesa, el de Sofico, el del Aceite, S. A., y otros muchos "affaires" apoyados por el Estado.

Que los pensionistas perciban, como mínimo, el jornal base inferior que el Estado proponga para el personal en activo.

Que se hagan residencias de ancianos con los mayores adelantos, pues dejaron su juventud al servicio de España y deben ser recompensados de sus méritos laborales.

Que cada familia española tenga una vivienda digna y humana en propiedad."

 

< Volver