Referéndum sobre la reforma política. Encuesta sobre los resultados del referéndum. 
 La Oposición, satisfecha por la escasez de "noes" y el nivel de abstención     
 
 El País.    16/12/1976.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 38. 

EL PAlS, jueves 16 de diciembre de 1976

POLÍTICA

Referéndum sobre la reforma política

Ante los resultados del referéndum nacional, y a pesar de lo avanzado de la madrugada, la redacción de

EL PAÍS obtuvo opiniones de diferentes personalidades políticas, con mayor facilidad de las procedentes de sectores democráticos y de oposición y con especial dificultad por parte de la derecha franquista. La impresión general recogida es de satisfacción ante la escasez de noes, mientras que la abundancia de síes se vincula con el tipo de propaganda gubernamental realizada y el nivel de abstención se considera suficiente, teniendo en cuenta las condiciones en que se ha realizado la consulta.

Encuesta sobre los resultados del referéndum

La Oposición, satisfecha por la escasez de "noes" y el nivel de abstención

COMISIÓN EJECUTIVA DELPSOE

«El Gobierno ha utilizado el aparato propagandístico de la dictadura franquista para falsear las opciones que auténticamente existían. Ha hecho elegir a los españoles entre el franquismo y el reformismo Conservador. Interpretamos la inmensa mayoría de los síes como el deseo de acabar con las instituciones franquistas. El Gobierno se ha conducido durante la campaña con prohibiciones de actos, detenciones, uso abusivo de los medios de comunicación de masas, etcétera Las elecciones que promete no pueden desarrollarse en condiciones semejantes, pues de otro modo serían también una farsa. Pese a todos los obstáculos gubernamentales, se ha demostrado que donde los partidos democráticos han podido hacerse oír con alguna eficacia, el rechazo al referéndum ha sido muy significativo.

Por lo mismo que repudiamos la alternativa planteada y las condiciones en que se ha verificado la consulta,negamos que los reformistas hayan obtenido legitimidad democrática alguna.»

JOAQUÍN RUIZ-GIMENEZ

(Izquierda Democrática)

«Los resultados obtenidos hasta el momento me parecen importantes y coinciden sustancialmente con los cálculos sociológicos hechos antes de la consulta. Deben ser un estímulo para todos.

El pueblo español quiere votar y a partir de ahora habrá que propiciar las condiciones que hagan que

nadie tenga la tentación de abstenerse. Opino que está bien que se hayan pedido garantías para esta consulta; habrá que pedir más a partir de ahora. Esperemos que en lo sucesivo no se atosigue a los ciudadanos con determinadas formas de propaganda y que se allanen los caminos para una futura convivencia democrática.»

PIÓ CABANILLAS (Partido Popular)

«En estos momentos no se puede hacer ninguna afirmación definitiva, pero resulta inequívoca la voluntad popular de progreso en la linea democrática.»

AMANCIO CABRERO

(ORT)

«Los resultados que se presentan carecen de Habilidad, porque el Gobierno no ha cumplido los requisitos de una consulta democrática. El Gobierno debe saber que, por haber monopolizado los medios de comunicación y haber presentado el voto afirmativo como sí a la democracia, tergiversando las posiciones de la Plataforma de Organismos Democráticos (POD), todos los votos afirmativos se le volverán en contra, como un boomerang, cuando aparezca la contradicción de sus hechos con sus actuales promesas.»

JOSÉ MARÍA DE AREILZA

(Partido Popular)

«El voto favorable, masivo, a la ley para la Reforma Política, cierra un período y abre una nueva era en España. Las elecciones generales que convocará el Gobierno para dentro de unos meses normalizarán nuestra convivencia futura, devolviendo la soberanía al pueblo. La escasa proporción de votos negativos supone asimismo una. clarificación de la fuerza real que tienen esos sectores. La significativa abstención de grandes núcleos del País Vasco llama asimismo la atención sobre la gravedad de los irresueltos problemas que allí existen.»

ENRIQUE TIERNO GALVAN

(Partido Socialista Popular)

«Yo creo que la Oposición en general esperaba estos resultados. En nuestros cálculos admitíamos un máximo del 25 % de abstención, porque no nos hemos lanzado a una campaña absoluta, sino a sostener la evidencia de un hecho: éste no es un referéndum democrático y el Gobierno no iba a ser capaz de mantener su neutralidad.

La situación española no es normal y eso significa que la Oposición no ha dispuesto a satisfacción de los medios de comunicación. Por otra parte, el pueblo español está perplejo y esta perplejidad es orientable en un sentido o en otro. Y así ha ocurrido.

Por otra parte, el secuestro del señor Oriol ha favorecido el sí, como una cierta garantía ante el peligro para el proceso democrático. En los no no se ha notado.

Yo me siento optimista, porque dadas las condiciones y sin habernos propuesto de un modo decidido la abstención, hemos obtenido estos resultados. Son una baza importante y, si hay elecciones limpias, la izquierda puede concurrir a ellas, en la seguridad de que va a conseguir mucho más.»

SIMÓN SÁNCHEZ MONTERO

(Partido Comunista de España)

«Me parece, a través de los datos todavía incompletos que yo conozco, que pueden establecerse tres conclusiones principales. Primera y me parece la más característica, un insignificante número de noes, que dicen bien a las claras que la ultraderccha no representa nada políticamente. Segunda, un elevado numero de abstenciones, teniendo en cuenta las condiciones de falta de libertad para la propaganda abstencionista en que se ha realizado el referéndum, número que cobra mayor importancia si se tiene en cuenta que se ha expresado en las zonas fundamentales del país. Y la tercera, que por el mismo planteamiento de la colosal campaña propagandística del Gobierno, la gran mayoría de los votos por el si son votos por la democracia, más que por la reforma.

En conclusión, absteniéndose o votando sí, la abrumadora mayoría del pueblo se ha pronunciado por la libertad y la democracia, sin exclusiones, para todos los españoles.

Entiendo que el resultado del referéndum comporta un mandato para el Gobierno: establecimiento de las libertades para todos tos partidos y organizaciones sindicales; disolución de las instituciones del Movimiento y de las Cortes; iniciación de la negociación Go-bierno-Oposición, para la formación pactada de un Gobierno de amplio consenso, la elaboración de la ley electoral, la extensión de la amnistía a todos los detenidos y exiliados, el reconocimiento de los derechos de las nacionalidades y de las regiones. Sólo sobre esas bases puede abrirse el período electoral que permita al pueblo expresarse libremente.»

JOAQUÍN SATRUSTEGUI

(Liberal)

«El resultado del referéndum ha sido el previsto. Demuestra que los franquistas han sido siempre pocos. Franco impuso unas leyes que los españoles en general no han querido conservar. Aunque el instrurhento del referéndum, con la masiva propaganda oficial que hemos tenido que soportar, no es el más revelador de la voluntad nacional, es evidente que el pueblo —en su inmensa mayoría— desea la democracia y repudia la dictadura. Me he abstenido de votar porque el referéndum se ha celebrado sin las siete condiciones que la Oposición democrática recordó que son necesarias para que una consulta popular tenga legitimidad democrática, con arreglo a los cánones de las democracias occidentales. Pertenezco a la comisión de nueve miembros designada para negociar acerca de este tema con el Gobierno y habría sido un contrasentido que votara sin que se hayan cumplido esas condiciones.

Ya está aprobada la reforma con todos los requisitos de la legislación franquista. Estamos de enhorabuena, pues podemos haber entrado en una nueva era. Lo que ahora demanda el interés de España es que las elecciones generales que la reforma presupone se celebren con aquellas condiciones de libertad e igualdad de oportunidades que los organizadores del referéndum no han respetado.

Si se pretendiera controiar o tergiversar esas elecciones se producirían males sin cuento que nuestro país no se merece.»

RAFAEL DÍAZ LLANOS

(Grupo parlamentario Acción Institucional)

«El resultado que hay hasta ahora del referéndum es superior a los cálculos que se hacían sobre el particular. Significa que hay una gran cantidad de españoles que, aunque sea siguiendo estímulos oficiales o particulares, quieren un estado de paz y orden. Esperaba menos síes y más noes y no cabe duda de que los que han votado sí han estado influidos por el secuestro. El Gobierno podrá desarrollar una política que lleve al entendimiento de todos los españoles y ponga fin a la situación de desorden y anarquía que últimamente estamos viviendo.»

Algunos políticos no contestaron

En la elaboración de esta encuesta, la redacción de EL PAÍS intentó obtener la opinión de Blas Piñar, José Antonio Girón, Raimundo Fernández-Cuesta, Julio Rodríguez, Cruz Martínez Esteruelas, Gonzalo Fernández de la Mora, Manuel Fraga Iribarne, Vicente Enrique y Tarancón, José María Gil Robles, Antonio García López, Nazario Aguado y Javier Alvarez Dorronsoro. Por diferentes causas —ausencia de sus domicilios o por encontrarse descansando— ninguno de estos políticos respondió a las preguntas de nuestra redacción en torno a, las opiniones sobre los resultados del referéndum.

 

< Volver