Balance del referéndum. 
 Análisis de las provincias una a una     
 
 ABC.    17/12/1976.  Página: 38-42. Páginas: 5. Párrafos: 114. 

ANÁLISIS DE LAS PROVINCIAS UNA A UNA

Pontevedra: Se notaron los ausentes

En toda Galicia se notaron los ausentes. Si tenemos en cuenta que en esta capital el nivel de abstenciones se aproxima a la tónica general y qne en la provincia el índice está sensiblemente más bajo, cabe suponer que la dificultad de trámites para votar por correo u otros conductos no directos ha tenido una influencia no despreciable en ésta provincia gallega.

La Coruña: Acusado número de abstenciones

El número de votantes fue notablemente Inferior al de la mayoría de las provincias españolas. El porcentaje de participantes no llegó al 70 por 100, aunque los resultados afirmativos fueron muy favorables y los «noes» resultaron escasos. La. conflictividad laboral que viene padeciendo esta provincia gallega., puede explicar en gran parte el importante número de abstenciones.

Lugo: Como las provincias gallegas

Las dificultades comunes a las provincias gallegas se manifestaron también en Lugo, la afluencia de votantes fue bastante inferior a la media nacional En esta ocasión parece aue también fue Ia distancia entre los núcleos de población la que marco la pauta electoral. Sin. embarro, el porcentaje de Lugo fue el segundo entre las provincias gallegas en convertir a las urnas.

ABC. VIERNES 17 DE DICIEMBRE D£ 1976. PAG. 39.

Orense: Las dificultades del voto

Las distancias entre los pueblos y las aldeas de esta provincia gallega han impuesto muchas dificultades para que sus habitantes pudieran acudir normalmente a las urnas. Se argumenta esta razan al contabilizar que Orense ha registrado una de las proporciones de participación mas bajas.

Oviedo: Pocos votos en blanco

Ligeramente más radicalizada en el «no», con un nivel de abstención casi un 13 por 100 superior a la media nacional, Oviedo arrojó también un número pequeño de votos en blanco.

Vizcaya: Se cumplieron los pronósticos

La abstención del 47.31 por 100 Que ha arrojado la provincia de Vizcaya en el pasado referéndum ha sido considerada por observadores políticos que la propugnaron como «esperada», según recoge Logos. Los mismos círculos estiman que dicho porcentaje, la mitad aproximadamente, alrededor de 24 par 100, ha sido la abstención voluntaria o «abstención activa», tal y como la promovieroin numerosos grupos políticos, desde los moderados, como el «Partido Nacionalista Vasco» y la «Democracia Cristiana Vasca" hasta los más radicales de las izquierdas.

La abstención ha sido motivada, prinoipalmente, y pudiera saber hecho cambiar la táctica en favor de la participación si los contactos Gobierno-oposición se hubieran llevado a cabo antes de convedar el referéndum y si la formulación de la preganta hubiera incluido la definición reformista de «apertura ¿le un periodo constituyente» o unas «Cortes constituyentes».

También ha Influido en algunos de los sectores moderados que propugnaban la abstención, la seguridad de que el resultado fina,] Iba a arrojar un «sí» abrumado-ramente mayoritario». La sospecha de un mayor equilibrio entre «síes* y «noes» hubiera llevado a más electores a las urnas. en favor del voto afirmativo.

Guipúzcoa: Escasa participación

Con un 44 9 por 100 de votantes sobre el total del censo, Guipúzcoa ha sido la provincia española con un

menor índice de concurrencia a las urnas. Las especíalas condiciones de tensión que vienen caracterizando la situación sociopolítica de ]as provincias vascas, y en especial a ésta, unido a la masiva propaganda abstencionista de toda la oposición, desde los grupos mas modera ios a los más radicales, más o menos cohesionados en torno a en-fatización de la idea de nacionalismo, explican ante los observadores políticos la amplitud de la inhibición, que, en cualquier caso, puede considerarse dentro de los límites nórmalas y, desde luego, dentro de los márgenes esperados. Cabe señalar que los porcentajes de participación fueron muy dispares en los distintos núcleos provinciales, destacando como casos extremos los de Irun y Ataún. La primera de las ciudades tuvo el mayor índice de participación, con un 71,46 por 100 de votantes. El percentaje inferior correspondió a Ataún, donde votó únicamente el 6,15 por 100.

Álava: Buena afluencia de votantes

Con una participación del 16,3 por 100, esta provincia vasca se separa claramente de las de Vizcaya y Guipúzcoa, aproximándose alíndíee estándar nacional. También en votos negativos e1 resultado -es muy semejante al de otras provincias, incluso las de carácter más rural y tradición alíñente conservador. Las consignas políticas irradiadas desde los núcleos nacionalistas más conflictivos no parece que surtieran mucho efecto en esta provincia, como tampoco los reclamos abstencionistas de las organizaciones obreras ilegales sobre la mayoritarla población trabajadora, que se pronunció claramente por ía democracia desrte la legalidad vigente.

Navarra: Lejos de los porcentajes vascos

A Pesar de que en la, consulta comenzó bajo el signo de ciertas perturbaciones del orden público, con atentados a varios colegios electorales y actuación de piquetes de abstención, y pese, asimismo, a que esta provincia conlleva una problemática regionalísta. acusada, por lo que suele constituir una habito al caía de resonancia a los postulados de las vecinas provincias del País Vasco, las cifras de electores que afluyeron a las urnas (73,6 por 100) se sitúan en la restringida zona de porcentajes que caracterizó la inedia nacional. Es de señalar que la abstención fue más acentuada en la capital que en la provincia. También cabe observar que es ésta una de las provincias en que el porcentaje de «noes» sobrepasa ligeramente la media, lo que quizá podría explicarse por la pervivencia de los núcleos tradicionalistas, proclives a la negativa.

Burgos: Más porcentajes de "noes"

Los votos negativos sobre la ley de Reforma Política emitidos en Burgos han totalizado cna cifra bastante sttperior a la de la mayoría de las provincias, por lo que e) porcentaje de ratos afirmativos es menor en esta provincia al considerado como media nacional.

Soria: La capital con menos "no"

Soria arquetipo de la España económicamente deprimida, oon un alto Índice de emigración y escaso desaorollo índustrial. bordeó con sus votos afirmativos la media nacional, superando en participación de forma notable la media del país. Fue la capital de provincia con memos «nov. 352.

Segovía: Excelente participación

Con más de un 86 por 100 de votante se sitúa entre las diez provincias de mayor índice da participación. La pequeña provincia castellana fue también rotunda en su apoyo afirmativo a la reforma, con un 94,5 por 100 de votos a favor de la ley. Por otra lado, también los «noes» estuvieron por debajo del nivel general.

Logroño: Provincia "reformista"

Ha sido una de las provincias en las que se han producido menos abstenciones de España. El porcentaje de votos negativos está por debajo de la media nacional de forma sensible.

Se trata de una provincia que podríamos definir como «reformista»; participa de1 Interés por la política común a la zona norte sin la conflictividad del País Vasco. Logroño na siúo históricamente feudo de liberales y progresistas

Santander: El no "más rotundo"

El porcentaje más alto de votos negativos a la reforma se ha producido en la provincia montañesa. La proporción de «noes» ha sido superior a la considerada como media nacional en casi un 4 por 100 Se registró también un elevado número de votos en blanco.

Avila: Rotunda mayoría del "sí"

Con una mayoría afirmativa sensiblemente superior a la media del país, escasez de negativos, también muy por debajo del índice medio, y una participación extraordinaria, esta provincia castellana se colocó «n tes primeros puestos de la lista de apoyo a la democracia del país.

Zamora: Alta participación

Zamora supera con creces el porcentaje de participación media del país. Su comportamiento electoral es el típico de una provincia conservadora y agraria. Los vota en blanco superan los «no», que alcanzar proporciones muy bajas.

Salamanca: El campo y Ia Universidad votan sí

Con un censo electoral no muy alto, Salamanca. universitaria y campesina, ha tenido una actuación puntera en la consulta electoral, una cifra de votantes superior a la media, lo mismo que los votos afirmativos. Con unas condiciones economicas no muy envidiables y una Universidad que cabe suponer critica, la ciudad del Tormes ha sido rotunda en su espaldarazo a la democracia.

León: Más abstención en la provincia

Con un índice provincial de participacion que coincide casi con exactitud comedia nacional, es da señalar que er

ABC. VIERNES 17 DE DICIEMBRE DE 1976. PAG. 40.

provincia el nivel de afluencia a las urnas fue notablemente Inferior que en la capital.

El número de abstenciones se sitúa fuera de la ciudad por encima ´de la media. Acaso la confllctividad en los centras mineros y la existencia de núcleos rurales más o menos desconectados explique de alguna manera el mayor nivel de Inhibición en la provincia.

Valladolid: El voto de Castilla

Valladolld, como el resto de las provincias castellanas, reflejó altos índices de votación y gran cantidad de votos afirmativos. En esta España tendrán sa principal apoyo ios partidos más conservadores. A pesar de aue Valladolld ha sido tradicional feudo falangista —aquí tuvo tugar el «gironazo»—, el «no», si bien ha superado la media nacional, ni siquiera ha llegado ai 4 por 100.

Palencia: Algo menos reformista

Esta provincia se inclinó levemente hacia el «no», con respecto al porcentaje medio nacional de votos negativos. Se registró una elevada afluencia de votantes. Y los «síes», con ser mayoritarlos, fueroil menos.

Toledo: Controversia

El índice de participación resultó sensiblemente alto y anorde con la tónica nacional el elevadísimo número úe votos afirmativos. Es de Indicar, sin embargo, el 6 por 100 de votos negativos arrojado por la provincia, en la que, sin embargo, se ha producido la impugnación de los vecinos de Consuegra.

Ciudad Real: Conservadora

El índice de «noes» sensiblemente superior a la tónica general podría ser poce explicable, habida cuenta de las características rurales de Ciudad Real. Pero en esta provincia de la baja meseta, existe una población especialmente conservadora. Por lo demás, el nivel de concurrencia a las urnas está, en la línea mayoritaria que cabría esperar en este región.

Cuenca: Pocos votos nulos y en blanco

En esta provincia ej porcentaje de votos negativos ha sido casi un 1 por 100 superior ai porcentaje medio nacional.

Sin embargo, también los «síes» han sido más acusados en Cuenca con respecto a la media, lo que da idea de un bajo número de votos nulos y en blanco.

Guadalajara: Muy pocos votos nulos

Esta provincia ha sido la segunda de España por menor cantidad de votos nulos en el referéndum. A la vez ha sido la tercera en toda la nación por mayor número de votos negativos. El porcentaje de los «síes» es muy ligeramente Inferior a la media nacional.

Madrid: Por encima de la propaganda

Por muchas razones, todas ellas obvias, Madrid se presenta como el epicentro de la consulta, del mismo modo que ha capitalizado la marcha de ia reforma a través de los grupos políticos, oue tienen aquí la mayor parte de su influencia.

Las jornadas preelectoralec ae carácteri-

zaron por un bombardero propagandístico para todas las opciones. El triunfo de la propuesta del Gobierno fue casi absoluto. La jornada transcurrió sin incidentes de mención, en medio de un alto espíritu ci-vico y de normalidad general. Las abstenciones no llegaron a alcanzar un Índice que permita diferenciar claramente la postura política de la mera comodidad o falta de Interés ciudadano.

Y los «noes». si bien fueron más numerosos «ue en otras provincias, no respondieron en nlnsrún caso a la machacona propaganda de ios grupos más conservadores En resumen una ciudad politizada que se vuelca tan mayoritariamente hacia la reforma del Gobierno constituye uno de los modelos más válidos del interes áel pueblo español cor la democracia sin riesgos

Córdoba: Sobre la media

Con un porcentaje de participación bastante elevado, la provincia andaluza ha apoyado el proyecto de ley en mayores proporciones que la media nacional. Han bajado los votos negativos y se han registrado bastantes votos en blanco.

Huelva: En los primeros lugares del "sí"

A juzgar por los primeros datos generales, la más occidental de las provincias andaluzas ocupa uno de los primeros lagares en la emisión de votos afirmativos.

Con una población agrícola y marinera, Huelva ha votado abrumadoramente por un proyecto de reforma que determine las condiciones en las que tengan posible solución los serios problemas socioeconómi-

cos que padece la provincia, en general toda la región andaluza.

Almería: El mayor número de votos afirmativos

Si nos atenemos a los datos provisionales, Almería ha ocupado el primer logar en cuanto a votos afirmativos se reitere, casi con an 97 por 100 Consiguientemente, el porcentaje de los votos es el más pequeño de toda España. La provincia andaluza, fundamentalmente agraria, y con uno de los mayores índices de pobreza, na sido contundente en su apoye a la reforma

Cádiz: Menos "noes"

Con una proporción de votos afirmativos sólo ligeramente superiores a la de otras provincias, en la provincia de Cádiz, sin embargo, se han regtotrado átenos «noes» que los que vienen a constituir la media nacional

Granada: Votos en blanco

En relación con la media nacional, ha sido bastante elevado el número de -votos en blanco que se ha registrado en la provincia de Granada. Al mismo tiempo, el porcentaje de votos negativos en el referéndum ha sido bajo. Granada ha dado uno de los «síes» más unánimes a la ley de Reforma

Málaga: "Sí" enmasa

En la Costa del Sol, donde el nivel 4* vida es de los más altos en comparación con otras regiones españolas, loe malagueños votaron afirmativamente per abroma-

ABC. VIERNES 17 DE DICIEMBRE DE 1976. PAG. 41.

BALANCE DEL REFERENDUM

dora mayoría, frente a un pequeño porcentaje de votos negativos y otro tanto de papeletas en blanco

Jaén: Pocas abstenciones

Más del 96 por 100 de los votos emitidos en Jaén han sido afirmativos. En el resto de las calificaciones el paso por las urnas de la provincia se adapta bastante a los porcentajes generales obtenidos. Las cifras de abstenciones producidas fueron bastante bajas, a pesar de ser una provincia de población muy disoersa

Sevilla: Andaluces volcados

Provincia con graves problemas agrarios y con índice alto de politización en la capital, ha dado porcentajes generales muy favorables a la reforma. Sin llegar al grado de participación de otras provincias, Sevilla ha registrado ana afluencia superior a la normal, y ha dado un porcentaje de votos negativos superior al de la media.

Albacete: Buena respuesta popular

Con un índi«e de votantes notablemente superior al promedio nacional, pero sin llegar a igualarse a otras provincias agrarias. Albacete ofreció unos resultados indiscutiblemente volcados a favor del cambio propuesto en la ley de Reforma Política. La similitud de los datos de la capital y las zonas rurales pone de manifiesto asimismo la homogeneidad en las resnues-tas a la consulta gubernamental

Lo único digno de mención as el porcentaje de Jos «noes», que coincide exactamente con la medí».

Murcia: Según la media nacional

Los murcianos han respondido conforme 3 los criterios que han reflejado los resultados globales de la nación. Quizá esta provincia haya mostrado más acusadamente que otras su apoyo a la ley de Reforma, siendo el porcentaje de «noes» ligeramente inferiór a la media nacional.

Cáceres: Más apoyo

En la región extremeña, la provincia de Cáceres ha sido la que más apoyo ha prestado a la ley, aunque su porcentaje de «síes» sea sólo muy levemente superior al de Bada´"?

Badajoz: Votos en blanco y nulos

En la provincia más extensa de España, junto a un porcentaje de «síes» superior a la media nacional, hay que resaltar las cifras algo elevadas de «noes» y de votos en blanco La explicación de estos datos puede buscarse, por el mismo orden, en las siguientes características generales: escaso nivel de educación en los estamentos populares que lleva al temor a contradecir una proposiciin superior; fuerte conservadurismo en los estamentos dirigentes v escaso deseo de definición política

Valencia: ¿Influyó la visita del Rey?

El Reino de Valencia aparece a la cabeza de la lista de regiones con mayor participación electoral. En concreto, la provincia de Valencia es la numen) vuno del país entre las de censo elevado (más de un millón de electores). Podría pensarle que la reciente visita de los Reyes at ba traducido en apoyo masivo a la iniciativa reformista del segundo Gobierno de la Monarquía.

Alicante: Algunos más votos en blanco

El comportamiento de Alicante ante las urnas ha sido muy similar al de la mayoría de las provincias españolas, siendo sus porcentajes muy similares a la media nacional

Quizá destaque un numero relativamente elevado de votos en blanco, que han. incidido sobre los votos negativos. La proporción de los últimos ha sido levemente inferior a la nacional.

Castellón: El mayor índice de votantes

Con un 89 por 100 de votantes sobre el censo, esta provincia valenciana se sitúa a la cabeza de las de mayor Índice de participantes y muy por encima de la media nacional. Los votos negativos dieron, asimismo, una Incidencia Inferior a la media, muy escasa. Perteneciente a una reglón con una problemática muy particular. Castellón se pronunció masivamente oor un futuro democrático.

Zaragoza: Masiva participación

Zaragoza ha sido una de las provincias que ha registrado una mayor afluencia de votantes y es ésta precisamente la característica que define la colaboración de los zaragozanos en el referéndum. Por lo que se refiere a su apoyo a la ley de Reforma Política, cabe destacar un porcentaje favorable elevado, aunque los grupos se muestran sin opinión, a través del voto en blanco, y en contra, mediante el «no», son suficientemente significativos por ñ mismos

Huesca: Censo al completo

En esta provincia aragonesa el censo escrutado ha sido mayor Ha rio a k hora de la votación. E] porcentaje de «síes» fue ligeramente superior a Zaragoza, al igual que los votos negativos.

Teruel: Atención candidatos

Ya son varios los políticos que han anunciado sus intenciones de presentarse a las elecciones por Teruel: el soelaldemócrata Lasuen, el líder de «Alianza Popular», Cruz Martínez Esteruelas. y la periodista Pilar Narvlón, entre otros También pudiera presentarse, si llega el caso, el actual ministro de Relaciones Sindicales, Enrique de la Mata, natural de la provincia. A todos ellos les interesa observar el comportamiento electoral de sus potenciales votantes». Un «sí» en torno al 95 por 100 es alentador.

Barcelona: Mayor participación en la provincia

Con una difícil orcblemátlca reglonalte-ta, abrumadora mayoría de población industrial y notorias suspicacias .históricas hacia el centralismo, la población barcelonesa registró un índice de participación, que si bien es inferior a la media nacional, puede catalogarse como muy favorable. Es de notar la diferencia de votantes entre la capital v las distintas poblaciones de la provincia, que resultó más acusada de lo que podrían hacer suponer unas condiciones objetivas similares. El número de votos en blanco fue también considerable

ABC. VIERNES 17 0E DICIEMBRE DE 1976. PAG, 43.

en relación con la tónica general, si bien Jos votos negativos dieron un índice Inferior a esa media

Tarragona: Cataluña votó

Los partidarios de la abstención pensaban que Cataluña sería uno de sus bastiones en los que podrían capitalizar espectaculares porcentajes. Nada más le.ios de lo sucedido: Regionalismo no quiere decir inhibición ante los problemas comunes. Cataluña votó, ni mas ni tríenos, como el resto del país. Y para muestra, Tarragona, con un índice de participación casi idéntico al de la media nacional: 77,9.

Lérida: La segunda provincia catalana en participación

Lérida ha sido la segunda provincia catalana en porcentaje de participantes en el referéndum.

También fue la provincia que, dentro de la región, puso menos reparos a la reforma.

Gerona: Alto nivel de votantes

Con una incidencia de votos negativos Inapreciable y un alto porcentaje de participación, superior al promedio nacional. Gerona es un exponerte más del extraordinario eco de la reforma en el país catalán, que ha considerado míe sus específicos problemas de autonomia regional pueden tener la mejor soludón en el proyecto de futuro ofrecido por el Gobierno. Los resultados así lo atestiguan

Baleares: Resuelta afirmación de las islas

La escasa Incidencia de los votos negativos muy por debajo del promedio general, y la resuelta afirmación, de la reforma, constituien los signos más osten-sibles del desarrollo de la consulta en las asías mediterráneas. Las inquietudes regionales y la problemática peculiar de ía provincia batear no han retraído a su población ante tes urnas, sino ftue, por el corarario, han constituido Impulso decidido de aipoyo a los nuevos presupuestos democráticos,

Santa Cruz de Tenerife: Entre las doce más abstencionistas

La provincia de Santa Cruz de Tenerife entra en la zona, compuesta por doce provincias, que se abstuvo en una proporción mayor a la media nacional.

Durante estos días, en Santa Cruz de Tenerife se han producido diversas anormalidades laborales que tal vez hayan contribuido a que la provincia alcanzara esta característica.

Las Palmas: Pocos votos en contra

En los islas Canarias se han registrado bastantes menos votos en contra de los registrados «n los datos medios a nivel nacional. El número de votos afirmativos ha sido ligeramente superior al de otras provincias,

Ceuta: Como el resto de España

La polémica entablada recientemente en torno a Ceuta y Meülla en determinados medios políticos, no ha tenido especial reflejo en los resultados allí obtenidos. Ceuta ha registrado un nivel de votantes ligeramente superior a, la media nacional, coincidiendo en su aquiescencia al-proyecto con Ja* mismas proporciones nuestr resto d« España.

Melilla: Más "noes"

La ciudad de Melltla, cerno en el caso anterior, ha respondido en buena proporción a la consulta. Entre las ciudades españolas, ha registrado uno de los porcentajes más elevados de «noes».

 

< Volver