Autor: ALEXANDROS - LAMBDA. 
   Gracias, Consuegra     
 
 El Alcázar.    21/12/1976.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ALEXANDRO6

GRACIAS CONSUEGRA

LOS primeros resultados del reciente referéndum señalaban a Consuegra como el pueblo que dijo ¡NO! al proyecto de ley electoral. Frente a esa casi unanimidad del país que nos recuerda las votaciones de las Cortes "franquistas", el noble pueblo toledano, sin saber que iba a ser el único, voto no. Pero al llegar la hora de la verdad, cuando las computadoras y los computadores cuando la mano del hombre —primero— y la ruedecilla de la máquina —después— parieron el resultado, Consuegra, el noble pueblo toledano, se lanzó a la calle para, a gritos democráticos, decir que el no no era no sino sí; que se había manipulado el referendum, que se había falseado la voluntad popular.

El Gobernador Civil se personó en Consuegra; los periodistas y fotógrafos también; ¡Que emoción al ver llorar a las mujeres demócratas! ¡Que esperanza al ver a los niños abandonar las escuelas para luchar, ya de pequeñitos, por la libertad y contra la tiranía! ¡Que bien! Pero......

Si meditamos un poco en la cuestión, Consuegra nos ha proporcionado una prueba incontrovertible de que, al menos en Consuegra, el, referendum se ha manipulado. La Junta Provincial del Censo, ha aceptado la impugnación presentada, ha admitido la "manipulación", ha demostrado que, al menos en Consuegra, ha sido posible el fraude electoral, el "pucherazo", el método tradicional de las democracias inorgánicas.....

Si a eso añadimos el retraso de Correos en el reparto de las peticiones de voto por ese medio; si, como me decía mi amigo un porcentaje muy grande de soldados no han podido votar (¡qué descanso para los Jefes de Unidad!), si muchos españoles —incluyendo algún ministro— no estaban en las listas del censo, si la mesa aceptó elegir una de las tres papeletas que le presentaba un demócrata indeciso, si tenían derecho al voto hasta algún extranjero si la neutralidad anunciada por el gobierno ha sido como ha sido, podemos afirmar que la democracia ha entrado con buen pié en España, perdón, quiero decir en el país.

Por todo ello, meditaciones más profundas aparte, debo decir con toda formalidad: ¡Gracias, Consuegra!.

LAMBDA

 

< Volver