II Jornadas sobre función pública. 
 La Administración periférica acusa a la central     
 
 Informaciones.    12/02/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

II JORNADAS SOBRE FUNCIÓN PUBLICA

LA ADMINISTRACIÓN PERIFÉRICA ACUSA A LA CENTRAL

MADRID, 12. (INFORMACIONES.)

Dentro de las 11 Jornadas sobre Función Pública, organizadas por la Asociación Española de Administración Pública, se debatieron ayer tarde dos temas de indiscutible actualidad: el de la Administración periféríco y el de las retribuciones de los funcionarios, ambos reveladores de una situación conflicíiva dentro de la Administración española.

El funcionario «periférico» se encuentra capidisminuido respecto de los compañeros «centrales», y se acusa la necesidad de una remodelación de la Administración periférica que ponga fin a una injusta discriminación. Esta es la síntesis de la primera ponencia discutida ayer.

Por otra parte, en lo que al problema de las retribuciones se refiere, se puso de manifiesto la urgencia de fundamentar la retribución de la función pública bajo unos criterios que hoy están totalmente ausentes, y la conveniencia de una sindicación de funcionarios que dé unidad y solidaridad a las personas dedicadas a la actividad administrativa.

TBATO DISCRIMINATORIO

El trato discriminatorio en perjuicio de los funcionarios .«periféricos» —reflejado, entre otras cosas, en el sistema de retribuciones— y la necesidad de asistir en España a una sana descentralización en lo administrativa y a una desconcentra c i ó n funcional para conseguir una administración periférica eficaz en misión de cuerpo de choque, como obliga el despertar de lo social, han sido las principales ideas espuestas por don Luis Alvarez Bosa en su ponencia «La función pública en la administración periférica»,

El tema reviste indudablemente un importante aspecto político —advirtió el ponente—v pues está íntimamente conexionado con la dicotomía entre centralización y descentralización, cuya solución requiere opciones también poli-ticas. Al margen de éstas, el señor Alvarez Rosa intentó racionalizar la situación de la función pública en la periferia desde un punto de vista eminentemente objetivo y práctico, valiéndose de criterios jurídicos y sociológicos.

Siguiendo esta pauta, el ponente analizó una serie de hechos indicativos de una discriminación entre los funcionarios de Madrid y ios de provincias, tales como el acceso a la función pública, la provisión de puestos de trabajo, ¡as condiciones en q u e se presta el servicio, el nivel de función, las posibilidades de promoción, el prestigio social, las retribuciones, ete. Del examen de estos hechos se deduce la existencia de un injusto trato desigual para los funcionarios públicos destinados en la periferia

Leídas varias comunicaciones sobre el tema, se procedió a la discusión de la ponencia por los numerosos participantes en estas Jornadas, llegándose a las conclusiones siguientes;

1/ Se considera premisa indispensable de toda política de desarrollo una amplia descentralización de los servicios de la Administración Pública que confiera a los .órganos periferices la misión de acercar la Administración a los administrados.

2/ Existe una insuficiencia -orgánica de los servicios periféricos en relación con los centrales,, tanto en el número de unidades y órganos como en ¡os escasos niveles atribuidos a los puestos provinciales, lo que impide el cumplimiento de los objetivos que debe perseguir el sector público.

3/ Los órganos periféricos carecen de los medios humanos y materiales indispensables para una

prestación adecuada del servicio público que se debe a ios administrados.

4./ Supresión de toda d i s criminación en perjuicio de los servicios periféricos y de sus funcionarios, de forma que tengan idéntico «status» que los servicios centrales, con igualdad de expectativa de carrera y de oportunidades.

 

< Volver