Encuesta. La problemática de Canarias. 
 "Potenciación económica de la región y estatuto de autonomía económico-fiscal"  :   
 Alfonso García Ramos y Fernández del Castillo, director del diario tinerfeño "La Tarde". 
 ABC.    04/12/1975.  Página: 31. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

ABC.

JUEVES 4 DE DICIEMBRE DE 1975.

PAG. 34

LA PROBLEMÁTICA DE CANARIAS

«POTENCIACIÓN ECONÓMICA DE LA REGIÓN Y ESTATUTO DE AUTONOMÍA ECONÓMICO-FISCAL»

Alfonso García Ramos y Fernández del Castillo, director del diario tinerfeño

«La Tarde»

Contesta a nuestra encuesta el director del diario tinerfeño «La Tarde» don Alfonso Garcia Ramos y Fernández del Castillo.

—¿Cuáles son, a su juicio, en una exposición enunciativa, los principales problemas a que se enfrenta la región canaria?

—La principal preocupación es el posible desplazamiento del foco de tensión internacional desde Oriente Medio al Sahara. Un conflicto localizado en el que las grandes potencias jugarían mediante peones interpuestos. .U.S.A arropando a Marruecos y la U.R.S.S. a Argelia. De esta manera los soviéticos verían llegar su influencia al Atlántico africano, y Estados Unidos —y con él las naciones occidentales— lograrían romper la unidad de los países árabes productores de petróleo, alineándose con Marruecos, Arabia Saudí, los Emiratos y. posiblemente, Egipto, mientra» Siria y Líbano lo harían con Argelia, En este pasible nuevo foco de tensión la gran víctima sería Canarias, a sólo ciento trece kilómetros del Sahara y con una amenaza de infarto para su turismo, comercio y despegue industrial.

—¿Existe uva problemática peculiar de la provincia que no alianza el conjunto regional?

—Dentro del carácter general as Sos problemas que afectan a Canarias, el principal de ellos, el agua, presenta signos diferenciados en una y otra provincia. En las islas orientales el problema no es otro que la carencia de agua. En las islas occidentales, el suicida despilfarro de los caudales existentes. Se están agotando, arrojando al mar durante los inviernos, los caudales acumulados a lo largo de siglos. No se han construido embalses, no se han realizado obras que corrijan la fuerte escorrentía y favorezcan !a infiltración, no so ha pensado en la recarga de los depósitos subterráneos, y la vigente ley de A.gnas viene siendo la gran sombrilla protectora del despilfarro y la especulación.

La iniciativa privada ha tenido que afrontar la ingente tarea de !as perforaciones para el aprovechamiento de los veneros subterráneos así como los canales para su conducción hasta las tierras de regadío. El sector público, en vez de protagonista, ba jugado como segundón mezquino, remiso e irrelevante. Las cosas

necesariamente han de dar un completo giro.

—¿En qué medida repercute en el archipiélago la situación actual del Sahara y el futuro cambio en el equilibrio geo-político de la zona?

—Por un lado, tenemos los efectos perjudiciales inmediatos: pérdida de relaciones comerciales, retorno de la población asentada en el Sahara, con la consiguiente repercusión en el problema de una demografía excesiva para el territorio insular y sus fuentes de riqueza; previsible pérdida del banco pesquero y, a nivel estratégico, no contar ya con la tradicional, cobertura africana. Por otro, preocupan aún más las perspectivas a medio y largo plazo. La posible creación de un foco de tensión internacional y la existencia de un Sahara poco amigo o enemigo de España suponen una gravísima amenaza para Canarias. No debemos olvidar que el archipiélago canario puede convertirse en el último territorio europeo enclavado en coordenadas africanas y, por tanto, sometido a toda suerte de influencias v tentaciones.

—¿Qué soluciones podrían ser arbitradas regionalmente mediante la existencia de un régimen administrativo especia! canario?

—Potenciación económica de la región con fuertes inversiones públicas, hasta ahora escatimadas por el poder central, y un estatuto de autonomía político-económico-fiscal que, sin daño para la unidad sagrada de la Patria, permita responder a las evidentes singularidades de Canarias

 

< Volver