Autor: Barbero, David. 
 País Vasco. Tras las conversaciones informales de Marcelino Oreja. 
 Inminentes contactos entre el Gobierno Suárez y los autonomistas     
 
 Informaciones.    24/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

TRAS LAS CONVERSACIONES INFORMALES DE MARCELINO OREJA

INMINENTES CONTACTOS ENTRE EL GOBIERNO SUAREZ Y LOS AUTONOMISTAS

BILBAO, 24 (INFORMACIONES, por David Barbero).

ESTA misma semana podrían llevarse a cabo las primeras conversaciones entre representantes del Gobierno del Estado español y una comisión del Gobierno vasco en el exilio y de la, Asamblea de Parlamentarios de Euskadi, con el fin de estudiar el modo concreto de llevar a cabo el restablecimiento, aunque en principio de modo provisional, de las distintas instituciones del régimen autonómico para las provincias que integran el País Vasco.

Estas negociaciones se van a llevar a cabo por iniciativa realizada por el propio Gobierno de Madrid, ya que los representantes del Gobierno vasco en el exilio, y en concreto, su presidente, don Juan María de Leizaola, han asegurado repetidas veces que no tenían, todavía interés en negociar con el Gobierno hasta no haber concluido la preparación y la puesta a punto del tema autonómico en Euskadi. La petición-de negociaciones se llevó a cabo o al menos se sugirió a través del ministro de Asuntos Exteriores, don Marcelino Oreja, que ha permanecido en la provincia de Guipúzcoa durante las últimas semanas, primero en plan dé vacaciones y después llevando a -cabo diversas gestiones de su Departamento. El señor Oreja se entrevistó hace días con Mikel Isasi miembro del Partido Nacionalista Vasco e integrante del Gobierno vasco en el exilio, con el fin de proporcionarle el comienzo de estas negociaciones.

Todavía no se sabe quiénes participarán en las´ mismas, ni por parte de los grupos e instituciones autonómicas de Euskadi, ni por parte del Gobierno. Parece que los grupos vascos han pedido que el representante gubernamental sea el propio ministro don Marcelino Oreja, pero don Adolfo Suárez no- es partidario de encomendarle esta misión a pesar de su procedencia vasca, ya que con los catalanes ha negociado un consejero presidencial y encomendar la misión de negociar con los vascos a un ministro podría crear ciertas susceptibilidades. En este sentido, se piensa que el negociador gubernamental podría ser o bien el mismo Sánchez Terán u otro de los consejeros presidenciales.

Por su parte, los grupos autonómicos vascos y en concreto el Gobierno vasco en el exilio y la asamblea de parlamentarios se van a reunir de modo inmediato con el fin de designar a sus representantes para participar en estas conversaciones, que tratarían de modo inmediato de determinar el modo especifico de restaurar a título provisional el régimen autonómico en Euskadi. -Una vez que estas conversaciones hubieran llegado a una conclusión concreta se realizaría- la conversación o negociación final entre el propio Adolfo Suárez, presidente del Gobierno español, y don José María de Leizaola, presidente del Gobierno vasco en el exilio, en reunión para la que desde luego, todavía no hay una fecha fijada.

Mientras, los distintos partidos siguen ultimando sus proyectos, y borradores, tanto sobre el Estatuto de Autonomía definitivo coma sobre los planes para su implantación provisional. En este sentido, el Partido Nacionalista Vasco ha asegurado que tiene ya ambos proyectos preparados, pero que no los dará a, conocer a. la Prensa hasta haberlos discutido, primero can las otras agrupaciones políticas que con ellas integran la Asamblea de Parlamentarios. Esta actitud ha sido tomada por las críticas que el P.N.V. hizo en su momento al Partido Socialista de Euskadi-P.S.O.E. cuando antes de discutir con los otros partidos hizo público su proyecto de Estatuto de Autonomía.

VERSIÓN OFICIOSA

Fuentes gubernamentales insisten en calificar los contactos mantenidos por el ministro de Asuntos Exteriores, señor Oreja Aguirre. con diversas fuerzas políticas vascas, con el fin dé recabar información sobre los proyectos autonómicos para Euskadi, de «informales», señalando que el señor Oreja los ha realizado al margen de su calidad de miembro del Gobierno, «aunque con pleno conocimiento del presidente Suárez».

En lo referente a la .autonomía del País Vasco, «el Gobierno se encuentra a la espera de una unificación de criterios por parte de las distintas fuerzas políticas —dicen tales fuentes—. Además, las relaciones entre el País Vasco y Navarra aconsejan obrar con cautela mientras que no se clarifiquen las posiciones de las fuerzas representativas».

 

< Volver