Autor: Moreno, Pedro. 
 El futuro mapa de España. 
 La capitalidad de las regiones, una polémica a la vista     
 
 Informaciones.    12/12/1977.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 38. 

EL FUTURO MAPA DE ESPAÑA

La capitalidad de las regiones, una polémica a la vista

MADRID, 12 (INFORMACIONES, por Pedro Moreno}. DELIBERADAMENTE, un tema está siendo obviado en las conversaciones preautonómicas que mantienen entre sí las distintas asambleas de parlamentarios, e incluso las negociaciones que miembros delegados de los mismos celebran con representantes del Gobierno con vistas a la obtención de un régimen preautonómico. No es este tema otro que el de la capitalidad de los entes autonómicos, cuestión que, aunque simple, puede originar rivalidades interciudades que perjudiquen ostensiblemente el proceso autonómico

Bien es verdad que algunas de dichas sedes están claramente determinadas, bien por razones históricas, bien geográficas, bien por contar con una adecuada infraestructura de servicios. De todas formas, INFORMACIONES ha preguntado a parlamentarios de todas las regiones del Estado que aspiran a convertirse en ente autónomo, y las respuestas, imprecisas, han tenido como denominador" común en todos los casos la reserva de los encuestados.

Existen, sin embargo, ciudades claramente delimitadas como sede política y administrativa en la organización de las autonomías, ciudades a las que nadie discute la capitalidad, como pueden ser Barcelona para Cataluña, Bilbao para euskadi, Zaragoza para Aragón o Santiago de Compostela para Galicia, aunque con reservas en estos dos últimos casos. Con todos los datos recogidos,

INFORMACIONES ha elaborado un informe en el que se incluyen las localidades posibles centros de región o nacionalidad autónomas, ofreciendo al mismo tiempo el número de habitantes que, según el último censo, viven en cada una de ellas. También es preciso señalar la reserva ante la definitiva composición de algunas de estas regiones autónomas, con problemas en la actualidad, como son los casos de Navarra, castilla-León, Murcia o La Mancha, sin olvidar Madrid-provincia, cuya separación de Madrid-capital aun no está claramente determinada.

Como se sabe, el borrador constitucional, deshecho el error qué determinaba el mínimo de población de un territorio para acceder a la autonomía en millón y medio de habitantes, exige, sin embargo, un número aún no determinado, con la finalidad de no abrir caminos al cantonalismo. Un mapa regional, de acuerdo con las previsiones que pueden desprenderse de las actuales asambleas de parlamentarios, podría quedar diseñado de la siguiente forma:

ANDALUCÍA

Territorio compuesto por las actuales provincias de Almería, Granada, Málaga, Córdoba, Jaén, Sevilla, Cádiz y Huelva. Su población total actual es de 6.133.476 habitantes. Es esta una de las regiones cuya capitalidad autónoma ofrece mayor diversidad de opiniones. Por una parte, los seguidores del líder andalucista Blas Infante, muerto durante la guerra civil, se manifestaron repetidamente partidarios de sentar dicha capitalidad en Ronda, sede de la primera manifestación autonomista, o Antequera, ciudad próxima al centro geográfico de la región, lugares ambos de imposible ubicación, especialmente porque seria necesaria la construcción de toda una infraestructura de servicios y viviendas para el funcionamiento imposible de abordar no sólo para la casi nula economía regional, sino para la también poco boyante economía del Estado.

El partido U. C.D., único que se ha manifestado al respecto, ofrece la abstracta idea de establecer la capitalidad andaluza «en una ciudad de raigambre histórica, equidistante de las demás capitales andaluzas y que contase con buenos accesos y medios de comunicación». Otra tesis expuesta es la de una capitalidad rotativa, también desechada porque ocasionaría múltiples dificultades técnicas. Lo ideal, a juicio del presidente del Senado, don Antonio Fontán, sería una descentralización d e servicios, que contase en Sevilla y en Granada con sus principales centros, sin descartar por ello la ubicación de algunos servicios en otras capitales andaluzas.

Sevilla, sede arzobispal, Capitanía General de la II Región Militar, cuenta actualmente con 590.235 habitantes; Granada, por su parte, sede también religiosa y militar, tiene una población de 214.091 habitantes. Andalucía está formada por 765 municipios.

ARAGÓN

Aragón, región que comprende las provincias de Zaragoza, Huesca y Teruel, cuenta con poblaciones de raigambre, como Jaca o Caspe. Sin embargo, los tiempos actuales han dotado a una única ciudad como posible sede de la capitalidad de la región autónoma.´Dicha ciudad, Zaragoza, cuenta actualmente con 540.308 habitantes, y es la capital eclesiástica, militar y Judicial de la región aragonesa. Aragón cuenta con una población total de 1.173.825 habitantes, distribuidos entre 735 Ayuntamientos.

ASTURIAS

Curiosamente es esta una de las regiones más diferenciadas del Estado y casi la única cuyos parlamentarios no han "iniciado aún el debate • de la futura y posible autonomía. Cuenta con una población de 1.099.418 habitantes, y la histórica capital del Principado es Oviedo. Otra ciudad, Gijón, puede ser sede de diversas competencias autonómicas, especialmente de tipo económico. Su población respectiva es de 80.048 y 237.187 habitantes. El número de municipios asturianos asciende a 78.

BALEARES

Comprende el territorio insular de Mallorca, Menorca, Ibiza, Pormentera y Cabrera, además de otros ´pequeños islotes del archipiélago, la mayoría de ellos sin población. Palma de Mallorca, con 282.050 de los 633.016 habitantes totales del archipiélago, es la ciudad mejor dotada para sede de la capitalidad autónoma, aunque no se descarta la distribución de determinados servicios para las mayores ciudades de las restantes islas. El archipiélago balear cuenta con 65 municipios.

CANARIAS

Es vieja, de comienzos de siglo, la rivalidad de Las Palmas y de Santa Cruz de Tenerife para convertirse en él centro principal de este archipiélago. La cuestión está actualmente zanjada mediante

la distribución de competencias entre ambas —Santa Cruz es sede militar y universitaria, mientras Las Palmas es capital religiosa e industrial—. El futuro autonómico prevé el reparto de competencias, competencias que también estarán descentralizadas en algunas competencias a las respectivas capitales de las otras cinco islas Canarias —Lanzarote, Fuerteventura, La Palma, Hierro y Gomera—. La ´población de Las Palmas de Gran Canaria es de 348.776 habitantes; la de Santa Cruz de Tenerife, de 186.237, mientras que el total del archipiélago cuenta con 1.394.288 habitantes, que viven en las 87 localidades de las Islas.

CANTABRIA

El actual territorio dé la provincia de Santander, parte actualmente comprendida administrativamente en Castilla la Vieja, aspira, por diferentes condiciones naturales y económicas, a integrarse en el futuro español como región autónoma. Cuenta con una población de 490.249 habitantes, de los que 164.999 viven en Santander, principal núcleo urbano de la zona, que tiene todas las posibilidades de convertirse en la capitalidad de la Cantabria autónoma, formada por 102 municipios.

CASTILLA - LEÓN

Hasta nueve posibilidades lógicas pueden combinarse para el futuro autonómico de las tierras del centro de España. La que mayores posibilidades tiene, en cuanto a las tierras de la meseta Norte, es la constitución de un territorio autónomo, formado por las provincias de Avila; Madrid (sin contar la capital de España), Segovia, Salamanca, Valladolid, Zamora, León Soria, Falencia y Burgos. Razones naturales de recursos similares, que expresan una misma problemática, harán factible esta entidad territorial, que, caso de constituirse, contaría con una población de más tres millones de habitantes, que viven en 2.545 municipios. Valladolid, que fue capital del Reino antes de que Felipe II trasladara la corte a Madrid en 1562, es una de las ciudades de la región que cuenta con mejor infraestructura para ser capital autónoma, capitalidad que pudiera estar compartida con Burgos, Salamanca y León.

CATALUÑA

Barcelona es, sin discusión, la capital de Cataluña autónoma, una de las regiones del país en donde la necesidad y las aspiraciones autonómicas están más enraizadas, hasta el punto de haber sido la primera, y, hasta el momento, la única región dotada de Estatuto preautonómico. El futuro administrativo d e Cataluña como región autónoma hará desaparecer las actuales demarcaciones provinciales, sustituyéndolas por las históricas comarcas del país catalán, formado hoy por 938 municipios, en donde viven, desigualmente repartidos,, casi seis millones y medio de habitantes.

EXTREMADURA

Las dos provincias extremeñas, diferenciadas entre si en cuanto a idiosincrasia —Badajoz se aproxima a Andalucía y Cáceres a Castilla—, tienen como nota común su desesperada situación económica, y un gran contingente de recursos infrautilizados por falta de mano de obra y de política adecuada, fruto del abandono administrativo casi secular. Los 380 municipios de las dos provincias de mayor extensión de España cuentan con una población, disminuida por el fenómeno migratorio, de 1.081.219 habitantes. La asamblea de parlamentarios extremeños, que ha iniciado recientes contactos con la Administración con vistas a conseguir un Estatuto preautonómico, ha evitado hasta ahora, según manifestaba.

INFORMACIONES un senador cacereño, el tema de la capitalidad autónoma para que no surjan síntomas de malestar ni rivalidades provinciales. Aunque se ha barajado el tema de ubicar la capitalidad en ciudades del centro regional —Mérida y Trujillo han sido los lugares más repetidos—, lo más probable es que las competencias administrativas sean distribuidas entre Cáceres y Badajoz, las dos actuales capitales de provincia.

GALICIA

La. región gallega será, con seguridad, la tercera de España que inaugure autonomía provisional. Los trabajos para conseguirlo están avanzados y en la región se suceden los preparativos que hagan resucitar el Estatuto, que no llegó a aplicarse, concedido por la II República en los años treinta. Galicia cuenta con una población de casi tres millones de habitantes, muy diseminada por 312 municipios. a su vez divididos en parroquias y caseríos. Santiago de Compostela puede considerarse actualmente como centro político de la región y, posiblemente, acceder a. la capitalidad autonómica compartiendo competencias con las cuatro capitales de provincia actuales y, quizá, con Vigo y El Ferrol.

LA MANCHA

Las actuales provincias de Ciudad Real, Toledo, Cuenca, Guadalajara y Albacete podrían configurar la región (´astilla-Mancha, la cual, si bien no tiene entidad histórica reconocida, sí conformaría una región pareja en posibilidades socieconómicas. El conjunto de las cinco provincias, compuesto por 925 municipios y habitado por 1.652.749 habitantes, tendria también su capacidad descentralizada en las diferentes funcíones administrativas, políticas, culturales y militares, aunque quizá Ciudad Real, histórica capital de la zona manchega, figurase en los manuales cómo capital de esta hipotética región autónoma.

MURCIA

Murcia es una región en donde las reuniones autonomistas no han comenzado. Su actual conformación administrativa con Albacete caerá por el propio peso de la falta de idoneidad entre ambas provincias, totalmente diferentes en su configuración social y en sus recursos naturales. La región murciana es probable que sólo abarque el actual territorio de la provincia de Murcia —43 localidades en las que viven 881.340 personas—, con la capita1, Murcia, y la localidad de Cartagena como centros decisorios en la administración autónoma de la región.

NAVARRA

El futuro de Navarra es objeto en estos momentos de las mayores polémicas. Mientras existen partidarios de su acomodación autónoma dentro del País Vasco, existen otras fuerzas que intentan configurar a Navarra como región autónoma dentro del Estado La polémica dificulta el desarrollo de las negociaciones autonomistas de Euzkadi y origina con frecuencia movimientos de masas en favor de una u otra fórmula.

Navarra cuenta con tradición y personalidad propia, aunque son muchos los caracteres que la aproximan a la vecina Euzkadi. Cuenta con una población de casi medio millón de habitantes y está formada por 284 municipios. Pamplona, sede de la Diputación Foral que es invocada por los partidarios de su autonomía propia, podría ser la capital de esta región que, de conformarse, sería una de las menores de cuantas formasen el Estado español.

PAÍS VALENCIANO

Largas polémicas nacieron hace poco sobre la extensión de los denominados «paisós catalans», en los que se incluían Cataluña, Baleares y el País yalenciano. Los parlamentarios de la región, siguiendo el clamor popular, defendieron la autonomía propia del antiguo reino de Valencia, y actualmente negocian con el Gobierno la preautonomía de la región. Valencia será el centro político del País Valenciano, formado por las provincias de Alicante, Valencia y Castellón de la Plana, con una población de 3.397.314 habitantes, que viven desigualmente repartidos en 541 municipios.

PAÍS VASCO

Ea Pais Vasco, junto con Cataluña, es el lugar en donde más arraigados sentimientos nacionalistas existen. Lógicos sentimientos apoyados incluso en un idioma, el euskera, sin las raíces latinas que caracterizan a los restantes del país. La cuestión navarra está retrasando considerablemente la que parecía lograda preautonomía vasca, por cuya consecución tanto esfuerzo y ´ sangre han sido derramados. Bilbao es históricamente sede política de Euzkadi, que comprenderá las provincias actuales de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya. Los 236 municipios vascos están poblados hoy por más de tres millones de personas.

RIOJA

En el orden alfabético que hemos venido siguiendo a lo largo de este informe provisional sobre las autonomías, corresponde a la Rioja, que podría conformarse como una más de las regiones autónomas del Estado, el último apartado. Los parlamentarios riojanos han expresado sus deseos autonomistas separándose de la Asamblea de Castilla-León en cuyos trabajos originariamente participan. Logroño, capital de la provincia del mismo nombre, podría así convertirse en la decimosexta capital autónoma del país, que tendría a su cargo la administración de los 176 municipios existentes en la actual provincia, los cuales están poblados por un cuarto de millón de habitantes.

Queda, finalmente, hacer una breve alusión a las plazas españolas del norte de África, Ceuta y Melilla, cuyos casi 112.000 habitantes han expresado su voluntad de pertenencia al Estado español, y que, separados de las aspiraciones autonómicas de Andalucía, a dos de cuyas provincias pertenecen hoy administrativamente, han optado por encomendar a sus seis parlamentarios la redacción de sin dos Estatutos que garantice su expresión y dependencia d España.

 

< Volver