Autor: Clemente Simón, Jeremías. 
   Jornaleros extremeños: Carecen hasta de pan     
 
 Diario 16.    30/07/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Jornaleros extremeños: Carecen hasta de pan

Jeremías Clemente Simón

CACERES, 30 (Corresponsal D16). - El problema del paro obrero alcanza proporciones alarmantes en

Extremadura, principalmente en la provincia de Badajoz, donde más de 18.000 hombres carecen de

empleo. En la comarca de Tierra de Barros, la situación es angustiosa. Muchos jornaleros, con sus

familias llevan varios días pasando hambre incluso carecer hasta de pan.

Los niveles de desempleo en la provincia de Badajoz se han duplicado en relación con estas mismas

fechas del pasado año. Por otro lado, a los 18.000 parados qué dan las cifras oficiales hay que añadir otros

miles que no figuran en ninguna estadística por su calidad de temporeros.

En 36 municipios de la comarca de Barres, el paro reviste proporciones gravísimas toda vez que los

jornaleros llevan más de un mes sin trabajo y, por tanto, sin recibir una sor pesdía ya que carecen del

seguro de desempleo.

El problema se agudizó en esta zona con las heladas de marzo, que arrasaron la cosecha de vid, quedando

sin empleo a miles de hombres.

Los aprovechados

La situación es aprovechada por algunos desaprensivos, que contratan a los jornaleros por cantidades

irrisorias y sin cotizar a la Seguridad Social.

La Delegación de Trabajo de Badajoz sólo da préstamos a los enfermos. Los trabajos comunitarios

apenas resuelven nada y los jornaleros protestan de que se da empleo a gente con mejor situación

económica que la suya.

El paro es una constante en la problemática del subdesarrollo extremeño que en ningún momento ha sido

abordado con coherencia por la Administración. El último intento fallido se remonta a 1975, cuando el

Gobierno del entonces presidente Arias Navarro aprobó un plan de acción coyuntural para Extremadura y

Andalucía con presupuesto de 12.000 millones de pesetas y destinado tanto a la realización de obras

prioritarias como a paliar parte del problema del desempleo. Con el tiempo se ha visto su inutilidad, ya

que el paro, lejos de disminuir, aumentó.

Ese plan, encauzado preferentemente hacia obras hidráulicas y viarias, presenta la paradoja de que obras

con presupuesto de varios cientos de millones de pesetas apenas dan trabajo a mano de obra por cuanto se

utiliza masivamente maquinaria.

Los jornaleros badajocenses preparan un informe que entregarán a los parlamentarios extremeños para,

que éstos hagan llegar al Gobierno su gravísima situación.

 

< Volver