Autor: Frechoso, Francisco. 
 Campaña electoral 22-J. Dice que Roca gasta ocho mil millones. 
 Guerra denuncia que el PRD ha contratado a algún candidato, como asesor, por 60 millones     
 
 Diario 16.    13/06/1986.  Página: 4. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

CAMPAÑA ELECTORAL

DICE QUE ROCA GASTA OCHO MIL MILLONES

Guerra denuncia que el PRD ha contratado a algún candidato, como asesor, por 60 millones

Francisco Frechoso/D-16

MADRID.—El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, denunció ayer que el Partido Reformista

Democrático (PRD) «ha contratado a algún candidato, como asesor, por sesenta millones de pesetas»,

durante una conversación informal mantenida con los periodistas al término de la rueda de Prensa

convocada para hacer balance de la campaña electoral.

Guerra aseguró también que «está comprobado» que los reformistas han recibido de la Banca una

cantidad aproximada de ocho mil millones de pesetas para gastos electorales.

Las denuncias del vicepresidente fueron acompañadas, una vez más, de descalificaciones —él sostiene

que son «análisis»— a algunos de sus adversarios políticos.

Sin duda, la más grave fue la dirigida contra el presidente de Izquierda Unida y secretario general del

PCE, Gerardo Iglesias, de quien dijo: «Llega demasiado cargado a los actos públicos, y asi no puede ser.»

El presidente del CDS, Adolfo Suárez, que durante la semana pasada mantuvo una dura confrontación

dialéctica con los socialistas, a propósito de la actuación de éstos antes y durante el 23-F, tampoco se fue

en esta ocasión de vacio.

Guerra le acusó de hacer una campaña de corte «peronista», con una concepción «típicamente machista»

y basada «en un esquema de pecho inflado, cara al sol, yo tenía un cama-rada y todo eso. Naturalmente

—apostilló—, algo le debe quedar de aquellas épocas».

El vicepresidente definió al duque «como un portero al que le meten un gol tremendo y dice: "Pero ¡ojo!,

no he pestañeado. Me han metido un golazo; pero oiga usted, ni me he movido".»

Criticó también el radicalismo verbal del ex presidente del Gobierno, «que pasa por la izquierda —dijo—

incluso a gente como Enrique Líster», y le acusó de lanzar unos mensajes difícilmente comprensibles para

sus propios seguidores.

Con Miguel Roca, denuncias al margen, fue breve. Recordó que en el espacio gratuito de televisión

emitido el miércoles no figuraba su nombre. «El señor Roberto Dorado, Helga Soto y Alfonso Guerra, en

la rueda de Prensa de ayer. DANIEL GLUCKMANN/D-16

que hablaba era sólo Roca, como los sanitarios. No era ni Miguel, ni Miquel. Parece que ha perdido el

nombre propio», concluyó.

Como ya es habitual en esta campaña, el vicepresidente dulcificó sus críticas al referirse al líder de la

derecha, Manuel Fraga. En su opinión, «dice cosas menos burdas que en 1982. Está bajando un poco el

listón. Yo supongo que esos grupos de estrategia y de maitines que tiene, se lo habrán recomendado.»

A preguntas de los periodistas, el vicepresidente valoró los últimos sucesos ocurridos en el País Vasco,

durante el entierro del etarra Joseba Asensio, fallecido en la prisión de Herrera de la Mancha.

Alfonso Guerra dio, en primer lugar, su opinión sobre las circunstancias de la muerte de Asensio. «Se

considera normal —dijo— que una persona muera en su casa por cualquier enfermedad, pero si es un

etarra el que fallece de muerte natural, ya es dudoso. Las enfermedades no distinguen —aclaró— entre

etarras y personas decentes.»

En cuanto a los disturbios ocurridos durante el entierro, opinó que Herri Batasuna hizo «su montaje

habitual» con intenciones claramente electora-listas.

 

< Volver