Autor: Quintero, Rafael. 
 Campaña electoral 22-J. Comida de los líderes de Izquierda Unida. Gerardo Iglesias arremetió contra los líderes socialistas. 
 "Guerra y González siguen pensando como si estuvieran en un lavadero de barrio"     
 
 Diario 16.    13/06/1986.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

8

NACIONAL

CAMPANA ELECTORAL

COLINA/ESPECIAL PARA DIARI0 16

Gerardo Iglesias, acompañado de los líderes de IU, respondió a los ataques de Guerra.

Gerardo Iglesias arremetió contra los líderes socialistas

«Guerra y González siguen pensando como si estuvieran en un lavadero de barrio))

Rafael Quintero/D-16

MADRID.—Gerardo Iglesias, secretario general del PCE y presidente de la coalición Izquierda Unida,

calificó ayer de «miserable» la estrategia seguida por el Partido Socialista contra su coalición y las

acusaciones vertidas ayer mismo contra él por el vicepresidente en funciones del Gobierno.

Alfonso Guerra afirmó ayer, durante una rueda de Prensa en la sede del PSOE, que «Gerardo Iglesias va

los mítines un poco cargado en demasía».

Iglesias dijo en este sentido que «los socialistas, a falta de argumentaciones descienden a las posturas más

miserables y me parece que ya hay algo que decir. El vicepresidente del Gobierno, y parece que el señor

González también quería decir oigo similar cuando afirmó que conmigo había que hablar cuando

estuviese tranquilo, parece que se han criado y que siguen pensando como si estuviesen en un lavadero de

barrio».

«Yo no me embriago de vino —añadió Iglesias—, porque no bebo, ni me embriago de poder, porque no

tengo mucho, ni va conmigo eso. Yo no consumo lo que probablemente consuman otros.»

Posteriormente añadió que «son unos auténticos miserables. No debaten los programas y descienden a la

calumnia y a la crítica de modas. La democracia exige la serenidad de los políticos y especialmente la de

los que gobiernan el país. Han emprendido una campaña soterrada contra Izquierda Unida, porque les

hace daño, en la persona de su presidente».

Por su parte, el secretario general del PASOC y miembro de la coalición, Alonso Puerta, antiguo dirigente

socialista, afirmó que «es intolerable la postura de Alfonso Guerra, que demuestra con este

comportamiento lo que es: un miserable».

«El PSOE —añadió Puerta— está demostrando una coherencia que no es socialista. No se atreven a que

haya luz y taquígrafo y defienden el oscurantismo. Ya no se atreven a discutir ni con Fraga. Me

avergüenzo de que un partido con las siglas socialistas tenga una conducta así, que nada tiene que ver con

el espíritu auténticamente socialista.»

El presidente de la Federación Progresista, Ramón Tamames, en una breve alocución, señaló que

Izquierda Unida «no quiere entrar en la zona barrio-bajera del vicepresidente del Gobierno, porque, si no,

listo iba a ir el señor Guerra».

Propuso Tamames que «si se habla del veintitrés efe, que se cuente todo. Que se cuente, por ejemplo, la

conversación con los militares en Lérida, entre los que luego estaban golpistas. Que se diga por qué desde

tos que entonces estaban en el Gobierno no se tomaron medidas para evitarlo».

El líder del PCPE, Ignacio Gallego,por su parte, acusó al Gobierno socialista de «haber humillado al

pueblo con el incumpliento de sus promesas y ahora tienen el sarcasmo de decir: "dennos el voto, que lo

que no hicimos antes lo vamos a hacer ahora"».

 

< Volver