Autor: Alcat, Enrique. 
 Campaña electoral 22-J. Perfiles electorales. 
 Rosa Miren, la matrícula de honor del PNV en Navarra     
 
 Diario 16.    13/06/1986.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Diario 16/13 de junio-86

NACIONAL

Rosa Miren, la matrícula de honor del PNV en Navarra

Pamplona

PAMPLONESA de nacimiento y profundamente euskaiduna, casada y con dos hijos, disimula muy bien

esos treinta y siete años que no parece tener. Encabeza la lista del PNV en Navarra, dándose la

circunstancia de que su posición en la candidatura supone la primera vez que en toda la historia del

Partido Nacionalista Vasco una mujer es presentada como cabeza de lista en unos comicios electorales.

Para Rosa Miren ser la número uno «supone un hito», pero para justificar tal posición «una tiene que

demostrar que es capaz de defender un programa y unas ideas».

Sobre el criterio un tanto restrictivo de que mujeres encabecen u ocupen cargos de responsabilidad

política, no culpa tanto a las formaciones políticas como «a nosotras mismas, que nos ponemos nuestros

límites».

Recuerda cómo alguien dijo alguna vez que la mujer no era suficientemente agresiva para la política y

que acceder a esos

Enrique Alcat

puestos «supone una superación por parte de una misma, lo que hace que a veces nos falte un poco de

empuje».

El PNV, según Miren, siempre ha sido respetuoso con la mujer y cita al Emakume Abertzale Batza de la

guerra (movimiento patriótico de mujeres), donde trabajaban codo a codo con los hombres.

Reconoce haber sentido cierto rubor y «vergüenza» al verse colgada en los carteles de propaganda

electoral, aunque su preocupación no está en ese plano: «Más me preocupa la responsabilidad de sacar

adelante Navarra dentro de unas cotas de libertad y progreso.»

Desde su juventud, Rosa Miren Pagóla siempre ha estado vinculada a la política vasca. Se crió en una

familia euskaldun donde se amaba profundamente al País Vasco y su lengua y desde entonces hasta la

actualidad se ha mantenido fiel a su concepción nacionalista.

De forma activa, participó en la gestora creada tras la expulsión de los militantes navarros del PNV hace

dos años, aunque se afilió a este partido en 1978.

La formación intelectual de la primera mujer que presenta el PNV en su historia como cabeza de lista se

inició en el colegio carmelitas de la capital navarra, para más tarde estudiar Magisterio en su ciudad natal.

Después de permanecer dos años en Eibar, estudió Filología Vasca en la Universidad de Deusto y

«aunque no se lo he dicho a ningún periodista, tengo que reconocer que fui la primera de la clase con

matrícula de honor...»

Actualmente imparte clases de Dialectología Vasca y de Lingüística Regional en Filología Vasca e

Hispánicas en la mencionada Universidad vizcaína.

Ha alternado su dedicación a la tarea docente con la realización de varios trabajos y libros, así como

artículos en revistas

Rosa Miren Pagóla.

especializadas sobre Dialectología Vasca.

También ha publicado, junto a su marido, libros de lectura en euskera para niños.

Se queja de que ahora «no puedo ni pasear por falta de tiempo»

 

< Volver