Autor: Díez, Anabel. 
 El PSOE trata de convencer de que no tiene asegurada la mayoría absoluta. 
 Guerra dedica parte de su análisis electoral a ridiculizar a Suárez, Roca e Iglesias     
 
 El País.    13/06/1986.  Página: 17. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

POLÍTICA

El PSOE trata de convencer de que no tiene asegurada la mayoría absoluta

Guerra dedica parte de su análisis electoral a ridiculizar a Suárez, Roca e Iglesias

ANABEL DÍEZ, Madrid

El vicepresidente del Gobierno, Alfonso Guerra, arremetió ayer contra los adversarios políticos del

PSOE, con la excepción del presidente de AP, Manuel Fraga, a quien dedicó escasas y moderadas

críticas. "Suárez hace una campaña peronista y machista"; "el líder del PRD ya no es ni Miguel ni Miquel,

sólo Roca, como los saneamientos"; "Gerardo Iglesias es poco sólido y parece que llega cargado a los

mítines", comentó.

Guerra dijo mostrarse preocupado ante la posibilidad de que una parte del electorado se abstenga u

otorgue el voto a un partido minoritario. El número dos del PSOE convocó por segunda vez en esta

campaña un acto informativo para ofrecer su análisis de la respuesta del electorado ante las distintas

ofertas políticas.

Según Guerra, la sociedad, a estas alturas de campaña, ha percibido dos líneas generales: el PSOE va a

ganar las elecciones y, por otro lado, no existe una alternativa a los socialistas que pueda alzarse con la

mayoría.

Ante esto, Guerra teme que el electorado pueda relajarse y pensar que su voto no es importante. "La gente

puede irse al campo, a la playa o dar su voto a algún solitario", dijo Guerra.

En los próximos días de campaña los socialistas intensificarán este mensaje al objeto de mitigar "la

tranquilidad" que pueda embargar a sus votantes. A pesar de esta supuesta intranquilidad por la

abstención, lo cierto es que la máxima preocupación se dirige a la segunda parte expuesta por Guerra: que

el voto pueda ir a "algún solitario", ya que todos los sondeos indican que la participación va a ser muy

alta.

La estrategia dirigida a atacar sin tregua a Adolfo Suárez, presidente del CDS, no decrece sino que se

incrementa, según se observa en todas las intervenciones públicas de dirigentes socialistas.

Ayer, el vicepresidente introdujo nuevos adjetivos para describir la campaña de Suárez. "Es una campaña

de claro matiz peronista y exacerbadamente populista. Ahora excita a los parados para que se manifiesten,

cuando él creó dos millones", dijo Guerra.

"Está más radical que Enrique Líster y se observa que su campaña es machista, en el sentido de que

utiliza el valor personal más que los valores políticos o intelectuales". El ex presidente del Gobierno

utiliza "el pecho inflado, la cara al sol, yo tenía un camarada, y todo eso", según Guerra.

El número dos del PSOE destacó, en relación a Manuel Fraga, que dice cosas "menos burdas" que antes,

sin más referencias. Él vicepresidente se apoyó en una intervención en TVE del líder reformista Miquel

Roca para ironizar: "Ya no es Miguel ni Miquel, sólo Roca, como los saneamientos".

La candidatura Izquierda

Alfonso Guerra.

Unida, que encabeza Gerardo Iglesias, mereció la calificación de "antigualla", por las las personas que la

componen. Reconoció que el secretario general del PCE es joven, pero "poco sólido, y parece que Llega

cargado a los mítines".

Guerra ofreció la cifra de actos realizados por el PSOE hasta ahora, 2.755 políticos y 1.890 sectoriales,

muy superior a la de otros partidos. "Los demás suspenden actos, a veces porque no va gente y otras

porque no aparecen los oradores", dijo.

 

< Volver